La diminuta tortuga albina

En un zoológico de Suiza ha nacido una tortuga albina, un evento de lo más raro en todos los sentidos. Infórmate aquí de todo lo que necesitas saber al respecto.
La diminuta tortuga albina
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 13 julio, 2022

Si nunca has visto una tortuga albina, no temas, es muy probable que no seas la única persona. Es extremadamente raro encontrarlas en la naturaleza, ya que se trata de una mutación mucho menos frecuente que en humanos y que, además, dificulta la supervivencia.

No obstante, en un zoológico de Suiza ha nacido, en mayo de 2022, la primera tortuga gigante de las Galápagos albina de la que se tiene constancia. Aquí te contamos todos los detalles de este increíble suceso, así que no te pierdas nada de lo que viene a continuación.

El complejo Chelonoidis nigra

Las islas Galápagos fueron descubiertas en 1535 y, desde entonces, su increíble diversidad biológica ha sido objeto de estudio para multitud de biólogos y científicos de otras áreas. Y no es de extrañar, pues este archipiélago alberga más de 2000 especies endémicas.

Es por ello por lo que las Galápagos se designaron Patrimonio Natural de la Humanidad en 1976, Reserva de la Biosfera de la UNESCO en 1984 y Sitio Ramsar en 2001.

El nombre que recibieron las Galápagos no es casual, pues su especie más representativa son las gigantescas tortugas terrestres que pueblan las islas. El grueso de las especies de quelonios que viven en este lugar recibe el nombre de “complejo Chelonoidis nigray consta de 10 especies, 2 de ellas extintas.

Es por ello por lo que es necesario matizar que, aunque se denomine Chelonoidis nigra a la especie de la que ha nacido la tortuga albina, no se trata de la subespecie homónima (la tortuga gigante Floreana), pues esta lleva extinta desde 1996. En realidad, el nombre científico de esta especie es Chelonoidis niger.

Biología de la tortuga gigante de las Galápagos

Estos testudos, que viven más de 100 años y llegan casi hasta los 200 kilogramos de peso, son animales terrestres que solo pisan el agua para refrescarse en las horas más calurosas del día. Sus patas poseen dedos cortos, similares a los de un elefante, y su caparazón tiene una hendidura en su parte superior para permitir a la tortuga estirar el cuello y alcanzar ramas y hojas altas.

Y es que se trata de un complejo de especies cuya alimentación es estrictamente herbívora. Su dieta consiste en hierbas, hojas de arbustos y los frutos del árbol manzanillo. Cada día, las tortugas de las Galápagos recorren el mismo camino para llegar a sus lugares de alimentación, tanto es así que las rutas que tallan se han convertido en parte del paisaje.

De hecho, se trata de reptiles con una rutina muy marcada en su día a día y que se regula por las estaciones y las horas de luz. Los mismos senderos que los llevan a su comida también les transportan hacia tierras altas volcánicas, donde tienen acceso a agua potable y gran cantidad de plantas. Allí pasarán la mayor parte del día y después regresarán a sus lugares de descanso.

La pequeña tortuga albina de las Galápagos

Ahora que conoces mejor a la especie, vamos al quid de la cuestión. En el zoológico de Servion, en Suiza, se estaba llevando a cabo un programa de reproducción en cautividad de la tortuga gigante de las Galápagos. De la pareja reproductora que se tenía para dicho efecto han nacido 2 crías, una negra, como el padre, y otra albina.

Esta casualidad es muy rara de encontrar. Puesto en cifras, si nace un humano albino cada 20 000 personas, en el caso de la especie que nos ocupa esta probabilidad es de uno entre 100 000. De hecho, esta pequeña tortuga albina es la primera de la que se tiene registro por parte de la comunidad científica.

Sin embargo, lo que para los humanos supone limitaciones posibles de sobrellevar es un problema para la supervivencia de los quelonios. Al tratarse de un animal ectotermo, la sensibilidad al sol que supone su albinismo le causará problemas en la termorregulación.

También es posible que sufra de problemas de vista y oído, además de que sería mucho más visible para los depredadores si viviese en libertad.

Toda la atención está centrada en la pequeña tortuga

A pesar de que la tortuga albina nació el 1 de mayo, no se publicó su existencia hasta junio, ya que no estaban seguros de que fuese a sobrevivir y la tenían en la incubadora. Ahora sigue bajo supervisión, pero no se puede dar una cifra exacta sobre su esperanza de vida.

La importancia de los programas de cría y, sobre todo, de liberación en la naturaleza son más que necesarios cuando se trata de estos reptiles. El número total de ejemplares del complejo Chelonoidis nigra, que otrora fuera de más de 250 000 individuos, en la actualidad no cuenta con más de 15 000

La caza intensiva que se lleva a cabo desde el siglo XVI, la prospección petrolífera, la fragmentación del hábitat o la introducción de especies foráneas por parte del hombre son solo algunas de las amenazas que merma sus poblaciones. Se está estudiando la reintroducción de muchas de ellas, pero queda camino por recorrer.

Te podría interesar...
La tortuga gigante de las islas Galápagos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La tortuga gigante de las islas Galápagos

¿Te gustaría aprender sobre la tortuga gigante? Se trata de un reptil que vive más de 100 años y es una especie endémica de las islas Galápagos.




Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.