La depresión en los gatos

Antonia Tapia 19 diciembre, 2014

En el mundo moderno no son sólo los seres humanos los que sufren este mal, como es el de la depresión. Los gatos también pueden padecerla. Los gatos son muy sensibles al bienestar de sus propietarios y si sus propietarios están estresados, estas macotas son propensas a replicar ese estado. Sin embargo por tratarse de un animal que duerme habitualmente hasta 18 horas al día, como sucede con los felinos, puede ser difícil de detectar los síntomas.

 

Los gatos a menudo sufren de depresión como consecuencia de grandes cambios en sus rutinas. La muerte de un miembro de la familia o de los animales de compañía, la soledad, cambio en su entorno, una nueva casa o la ausencia de sus dueños puede llegar a afectarles. En este artículo compartimos algunos puntos para que los tengas en cuenta y puedas prevenirla o detectarla.

 

Depresión en los gatos, el diagnóstico

depresion en los gatos 2

Estar deprimido es estar triste o abatido por un período prolongado de tiempo. Los gatos también pueden  sentirse deprimidos. Tienes que estar atento si tu felino no maúlla tan a menudo como antes, no te da la bienvenida con su entusiasmo habitual cuando regresas a casa, desprecia su comida o pierde el apetito por completo, todo indica que tu mascota está sufriendo un cambio de ánimo y podría estar exhibiendo síntomas de depresión.

Otros signos de depresión felina también incluyen falta de aseo, signos de letargo o cambios en la personalidad, agresión, dormir más horas de lo habitual o aislarse durante largos períodos de tiempo.

En algunos casos, los gatos deprimidos suelen presentar una vocalización excesiva. También pueden llegar a tener un comportamiento agresivo e irritable. Si tu gato gruñe cada vez que cualquier individuo se acerca, tu gato puede llegar a atacar, así que ten mucho cuidado cuando estés cerca de él.

Otra señal de depresión en los felinos es que su caja de arena esté desordenada y sucia.

Cuando un gato normalmente de buen comportamiento y de la nada comienza a realizar sus necesidades sobre el piso, algo está definitivamente mal. Los gatos, si sienten ansiedad o frustración,  también pueden orinar fuera de su caja.

Finalmente, en caso de que tu gato tenga algunos de estos signos lo mejor es que acudas de inmediato con tu veterinario para descartar cualquier problema de salud.  Él te ayudará a tratar de averiguar lo que está causando la depresión y la manera de tratarla. A veces la medicación por períodos cortos o largos puede ser de ayuda. De cualquier manera, un plan que implique la entrada de tu veterinario será la forma más rápida de curar la depresión de tu gato.

 ¿Qué puedes hacer?

depresion en los gatos 3

Asegúrate de  llamar de diferentes maneras la atención de tu amigo felino. Si es posible, juega con él durante unos 30 minutos al día. Para ello compra un par de juguetes para gatos. Sirven para  distraerlo y animarlos, además que hacen ejercicio y alivian su depresión.

Otra forma de levantar su ánimo es cepillarlo. Asear a tu gatito puede mejor la conexión contigo. También puedes añadir unas gotas de esencia de flor natural en su comida o agua. Estos remedios a base de hierbas se venden en tiendas de mascotas y pueden ayudar a mejorar el estado de ánimo de tu gato.

En caso de que utilices hierba gatera, hazlo con precaución ya que el comportamiento de los gatos es un poco impredecible. Algunos gatos se  pueden volver demasiado agresivos y excitados.

Si notas que durante el día no caza, deja las persianas o cortinas abierta para tu gato pueda tener una visión de lo que está sucediendo afuera y pueda observar aves.

Durante meses fríos, oscuros, puedes proporcionar a tu gatito un poco de luz adicional. Dejar una lámpara encendida o abre las persianas.

También puedes considerar traer una nueva mascota. Quizás una nueva compañía levante un poco de ánimo.

Es un hecho que los gatos son maestros en ocultar la enfermedad. Por lo tanto toda enfermedad debe ser descartada mediante un exámen veterinario completo.

La mejor manera para prevenir la depresión en tu gato es proporcionar un ambiente de rutina, libre de estrés para ayudar a evitar la aparición de la depresión. Además, programar para tu amigo felino exámenes de rutina con tu veterinario, que permitan  descartar cualquier condición médica, de manera que tu mascota se mantenga sana y feliz.

Te puede gustar