La cría de palomas en casa

La clave para la correcta tenencia en cautividad de estas aves son los cuidados en lo relativo a la alimentación, la higiene y los continuos chequeos para revisar su estado físico

Muchos las consideran una plaga por su proliferación en los centros urbanos, y algunos desarrollan verdadera fobia con su presencia. No obstante, la cría de palomas en casa sigue conquistando adeptos alrededor del mundo.

Al contrario de lo que pueda parecer, estas aves son higiénicas y pueden ser criadas con total seguridad. Además, son animales inteligentes y sociables que pueden ser fácilmente entrenados.

Orígenes y características de las palomas

Utilizamos popularmente el término ‘paloma’ para denominar numerosas aves que componen la familia Columbiformes. En la actualidad, se conocen más de 300 razas diferentes de palomas distribuidas por todos los continentes. Como hemos visto, en muchos sitios se las considera una plaga.

Si observamos nuestras calles, por ejemplo, encontraremos numerosos ejemplares de palomas bravías, la raza más popular en todo el mundo. Estas palomas fueron utilizadas como mensajeras durante muchos siglos, y han contribuido de forma significativa a la evolución de la comunicación humana.

Originalmente, las palomas mantenían una alimentación omnívora, compuesta mayormente por granos, semillas y algunas frutas. Sin embargo, la adaptación a las grandes ciudades y los cambios alimentarios han ido transformando radicalmente el organismo de las palomas.

Palomas: una plaga

Actualmente, estas aves son muy vulnerables a la diseminación de parásitos internos y externos, y son muy propensas a este tipo de infecciones.

El organismo de las palomas es semejante al de otras aves, como es el caso de los loros. Si son criadas en un ambiente limpio y positivo, se conservan activas y saludables. Pero cuando viven en lugares insalubres, se vuelven una posible fuente de contaminación y transmisora de diversas zoonosis.

La cría de palomas: una pasión histórica

Más allá de un hobby, la cría de palomas es una actividad histórica. Su diversidad estética, carácter sociable y facilidad de aprendizaje han hecho posible una domesticación exitosa, sencilla y apasionante. A continuación, resumimos los cuidados esenciales para una exitosa cría de palomas en casa.

Palomas

Higiene adecuada para tus palomas

Las palomas son animales naturalmente limpios. Pero como cualquier ave, pueden entrar en contacto con numerosos microorganismos y alojar ciertos parásitos en su organismo. Por ello, es esencial adoptar hábitos de higiene adecuados para que la cría de palomas en casa sea segura.

Las jaulas, los objetos y accesorios de tus palomas deben ser higienizados de dos a tres veces por semana. También es fundamental lavar diariamente el comedero, el bebedero y la bandeja de excrementos de tus palomas. De esta manera, es posible evitar la proliferación de microorganismos en su cuerpo y en nuestro hogar.

Otro buen hábito es impedir la acumulación de restos de comida o de excrementos en cualquier accesorio o en el fondo de la jaula. Debemos ofrecer porciones equilibradas de alimento a las aves y así evitamos el exceso o el desperdicio al retirar los residuos al final del día.

Revisión semanal de tus palomas

Una buena práctica en la cría de palomas es revisar una a dos veces por semana el cuerpo de tus aves. Es importante poner especial atención a las plumas y patas donde suelen alojarse los parásitos. Y al observar cualquier herida o alteración de aspecto hay que recurrir al veterinario especializado.

Cuidar a tus palomas

Alimentación equilibrada para un organismo sano

Todos los animales necesitan recibir una alimentación equilibrada para mantenerse sanos, activos y felices. Una adecuada nutrición permite que las palomas fortalezcan su sistema inmunológico y desarrollen una mejor resistencia física.

La dieta de una paloma debe contener gran variedad de granos para aportar grasas, carbohidratos y proteínas al organismo. En las tiendas de animales hay mezclas balanceadas para estos animales. También toman comidas caseras que contengan maíz, sorgo, avena, trigo, cebada, arroz, lenteja, algarroba, lino, habas y girasol.

Se recomienda ofrecerles pequeños trozos de frutas y verduras mezclados con los granos y semillas una a dos veces por semana. Debemos recordar también que los polluelos deben recibir papillas con mayor índice de proteínas obtenidas principalmente de pequeños insectos.

Preparando el ambiente perfecto para la cría de palomas

La cría de palomas debe contar con jaulas o palomares adecuados al tamaño de la raza preferida por el criador. Es fundamental evitar la sobrepoblación de los palomares; lo ideal sería tener entre dos y tres aves por jaula.

Palomas como mascotas

Se recomienda revestir el fondo de los palomares con grava o periódicos para facilitar su higiene. Además, debemos ofrecerles algo de paja para que puedan hacer sus nidos y poner sus huevos después de la época reproductiva.

Los comederos y bebederos deben ser elegidos según el tamaño y la morfología de la raza elegida para la cría. De esa forma impedimos constantes derrames y futuras contaminaciones.

Debemos poner mucha atención para elegir la ubicación de sus jaulas. Las palomas jamás deben quedar expuestas a la intemperie. Y como son autóctonas de climas templados o cálidos, debemos mantener la temperatura ambiental cerca de los 24ºC.

Te puede gustar