El gran danés: un gran compañero

Virginia Duque 24 octubre, 2015
El gran danés es un gigante fiel y cariñoso que, apoyado en sus patas traseras, puede alcanzar los 2.10 metros de altura. A continuación te contamos más sobre esta raza.

A pesar de que Scooby-Doo es el referente más conocido de esta raza, no le hace mucha justicia en cuanto a carácter se refiere. Lejos de ser torpe y atolondrado, el gran danés es un perro que se comporta de una manera muy grácil para sus medidas. Se trata de un animal gentil que consigue encantar a todos a su alrededor.

Esta raza fue, en algún momento del pasado, utilizada como cazadora. Sin embargo, hace más de cien años que el gran danés es mas bien un perro familiar o de exhibición canina. Su constitución tanto robusta como armoniosa resulta muy llamativa y, en vista de que puede tener un pelaje de diversos colores y patrones, no pasa desapercibido por los jueces de belleza.

Una raza de gigantes

Tal y como comentábamos, antiguamente, este tipo de perros eran utilizados para cazar jabalíes, mucho antes del siglo XX. De hecho, la raza surge a partir del cruce realizado entre perros alemanes de gran tamaño y la raza Bullenbeisser (ya extinta). El resultado de este cruce fueron varios tipos de ‘dogos’.

Para finales del siglo XVII, el gran danés fue comenzado a ser llamado el ‘Apolo’ (el dios griego de la belleza) de los canes, debido a su elegante aire aristocrático, aún cuando sus medidas fuesen de gran tamaño.

Dogo alemán de perfil

A pesar de que el nombre de la raza hace referencia a Dinamarca -en honor al Conde de Buffon, un naturalista convencido de que estos perros provenían del país nórdico- no hay que confundirse. En realidad, esta raza es de origen alemana. Por eso también se los conoce por los siguientes nombres:

  • Dogo alemán.
  • Mastín alemán.
  • Alano alemán.

Características

Sin duda alguna, la altura es lo que destaca en esta raza de perros. De allí que se les considere como ‘gigantes’. Cuando están de pie, apoyados sobre las patas traseras, pueden llegar a los 2.10 metros. Los machos miden a la cruz entre 80 y 90 centímetros aproximadamente.

Por su parte, las hembras alcanzan entre 72 y 84 centímetros. Son animales muy bellos porque su fisonomía es muy armoniosa. Tienen un porte muy atlético que resulta digno de admirar, en especial, la musculatura. Entre otras características físicas se destacan:

  • Nariz: ancha.
  • Orejas: medianas, caídas y de inserción alta.
  • Ojos: medianos y, por lo general, oscuros. Con mirada viva e inteligente.
  • Cuello: musculoso y largo. Le da un porte erguido.
  • Mandíbulas: anchas y bien desarrolladas.
  • Lomo: ligeramente arqueado.
  • Cola: ancha, de inserción alta y que estrechahacia la punta.
  • Peso: entre 75 y 100 kilogramos los machos y entre 50 y 90 las hembras.
  • Pelo: corto, brillante y de colores variados (negro, blanco, azul metálico, arlequín, blanco con manchas negras o amarillas).

El gran danés: un perro equilibrado

Gran Danés mirando a la cámara

A pesar de que su tamaño puede resultar intimidante, nos encontramos ante una raza de perros amigables, fieles y cariñosos. El gran danés se relaciona muy bien tanto con otros canes como con los humanos, niños incluidos.

Como a todo perro, se le debe enseñar a socializar desde temprana edad para que se sienta cómodo y aprenda buenos modales. Este es un perro más bien, de tendencia tímida, que necesita aprender a socializar para que no se asuste ante situaciones que le resulten extrañas.

Cabe destacar que, aunque el carácter de estos perros sea bastante dócil y tranquilo, es necesario ejercitarlos a diario para que puedan ser felices y estar en forma. De lo contrario, podrían tener una gran tendencia a la destrucción de objetos y a otras travesuras.

Por otra parte, hay que decir que estos perros no suelen aceptar fácilmente a los extraños. Este detalle, sumado a que por su gran tamaño resultan de por sí atemorizantes, y a que poseen un ladrido alto y feroz, hace de estos peludos unos buenos guardianes.

Salud y cuidados del gran danés

Por lo demás, un cepillado semanal y un baño cuando amerite, bastarán para mantener bello su pelaje. Debes saber también que las razas gigantes no viven tanto tiempo en relación a perros más pequeños. Su esperanza de vida ronda entre los 7 y los 10 años. Y a pesar de que es una raza sana y fuerte, hay que prestar atención a temas como:

  • Cataratas.
  • Sobrepeso.
  • Displasia de cadera.
  • Torsión gástrica.
  • Osteosarcoma.
  • Miocardiopatía dilatada.

Para que un gran danés forme parte de la familia es necesario tener en cuenta que este animal necesita una buena alimentación, cuidados y atención veterinaria regular para así garantizarle una buena calidad de vida. Recordemos que, mientras más grande es el perro, más responsabilidades conlleva, como en este caso.

Te puede gustar