¿Por qué los gorilas lavan la fruta?

29 diciembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
Este y otros comportamientos en grandes primates aún generan muchas dudas a los investigadores

Muchos son los factores que influyen en la etología de los gorilas: el hábitat, su filogenia, la historia de vida, la demografía, el acceso a los alimentos, la presión depredatoria, las relaciones sociales, etc. Un aspecto tan básico como que los gorilas lavan la fruta puede estar íntimamente relacionado con algunos aspectos anteriormente mencionados, o no.

Una buena cantidad de científicos han dedicado parte de su vida a estudiar a estos primates, cómo se relacionan socialmente, si poseen o no cultura propia… La complejidad de la etología del gorila es tal que, después de décadas de investigación, aún quedan muchas dudas por resolver.

¿Todos los gorilas comen fruta?

Las distintas poblaciones de gorilas y, por tanto, sus subespecies, se alimentan de los distintos recursos disponibles en el área donde viven, al este u oeste de la República Democrática del Congo.

En general, los gorilas son animales herbívoros, aunque en sus distintas vertientes. Existen poblaciones de gorilas folívoras, es decir, que se alimentan principalmente de hojas, sobre todo de hojas de plantas suculentas. Estos vegetales forman casi un 70 % de la dieta de estos gorilas. Por otro lado, otras poblaciones de gorilas son frugívoras y se alimentan principalmente de frutas.

A pesar de esto, la dieta de los gorilas también cambia según la época del año, pues con las horas de luz, la lluvia y la temperatura, la disponibilidad de alimentos varía, aunque podemos resumir que estos animales se alimentan de:

  • Hojas
  • Frutas
  • Semillas
  • Raíces
  • Cortezas
Gorila comiendo con su cría

Los gorilas aprenden qué comer y qué no cuando son jóvenes, antes de producirse el destete. Los individuos juveniles aprenden qué pueden comer jugando con las plantas que tienen a su alrededor, siempre bajo la atenta mirada del resto del grupo. Además, a través de la observación imitan el comportamiento de sus mayores.

Lavar la fruta, ¿comportamiento innato o aprendido?

No solo los gorilas lavan la fruta. Todos los primates lo hacen, incluso otros animales que no pertenecen a este orden de mamíferos. Lavar la fruta no implica, necesariamente, el uso de agua. Sobra con quitarle la suciedad que esta tenga por encima.

En un principio se pensaba que el hecho de que los gorilas lavan la fruta formaba parte de la cultura de estos homínidos, es decir, que se enseñaba de padres a hijos.

Gorila comiendo bajo la cascada

Sin embargo, se ha comprobado que la mayor parte de gorilas en cautividad, que nunca habían estado con sus parientes silvestres, lavaban la fruta, a pesar de que nunca, ningún pariente, los había enseñado. Cierto es que cada animal lavaba la fruta de una forma distinta e intentaba enseñar al resto cuál era la mejor manera.

¿Cómo beneficia a los gorilas lavar la fruta?

Todos los animales sociales, e incluso los no sociales, se acicalan. Eliminar la suciedad del cuerpo y los posibles parásitos es esencial para mantenerse sanos y tener buen aspecto. Los animales cuya apariencia se ve descuidada tendrán menor posibilidad de encontrar pareja y, por tanto, de reproducirse. Para lucir bien en el exterior es importante cuidar el interior, y los animales lo saben.

Algunas especies de osos saben qué plantas ingerir cuando se sienten mal de la barriga. Los chimpancés toman una serie de vegetales para ayudar a la eliminación de parásitos internos, al igual que otros monos.

Ingerir alimentos sucios puede hacer que enfermemos, por lo que limpiarlos hace que se eliminen bacterias y parásitos. El hecho de que los gorilas laven la fruta de forma innata puede significar que esto está grabado en su genoma y que aquellos antepasados que realizaban esta acción pudieron reproducirse con mayor éxito.

  • Doran, D. M., & McNeilage, A. (1998). Gorilla ecology and behavior. Evolutionary Anthropology: Issues, News, and Reviews: Issues, News, and Reviews, 6(4), 120-131.
  • Neadle, D., Allritz, M., & Tennie, C. (2017). Food cleaning in gorillas: Social learning is a possibility but not a necessity. PloS one, 12(12), e0188866.
  • Nowell, A. A., & Fletcher, A. W. (2008). The development of feeding behaviour in wild western lowland gorillas (Gorilla gorilla gorilla). Behaviour, 171-193.
  • Remis, M. J. (1995). Feeding ecology and positional behavior of western lowland gorillas (Gorilla gorilla gorilla) in the Central African Republic.
  • Remis, M. J. (1997). Western lowland gorillas (Gorilla gorilla gorilla) as seasonal frugivores: use of variable resources. American Journal of Primatology, 43(2), 87-109.
  • Stoinski, T. S., Wrate, J. L., Ure, N., & Whiten, A. (2001). Imitative learning by captive western lowland gorillas (Gorilla gorilla gorilla) in a simulated food-processing task. Journal of Comparative Psychology, 115(3), 272.
  • Watts, D. P. (1985). Observations on the ontogeny of feeding behavior in mountain gorillas (Gorilla gorilla beringei). American Journal of Primatology, 8(1), 1-10.