¿Es verdad que los gatos son más inteligentes que los perros?

Yamila · 28 junio, 2017

Desde siempre existe esta discusión: ¿quién es más inteligente? ¿El minino o el perro? Por supuesto que los amantes de cada mascota hablan a favor de quienes prefieren… E incluso los científicos se encargan de determinar cuál es el ganador de la contienda. En este artículo trataremos de llegar a una conclusión al respecto. ¿Los gatos son más inteligentes?

¿Pruebas de que los gatos son más inteligentes? ¿O los perros?

Aquellos que adoran a los felinos dicen que se trata de un animal superior al resto. Por otra parte, los amantes de los perros afirman que es el ser con más habilidades de aprendizaje e inteligencia. Mientras los gatos son más independientes y autosuficientes, los canes son más dispuestos a aprender nuevos trucos.

El Instituto Cancog Technologies ubicado en Toronto, Canadá, ha realizado un estudio para demostrar quien es más inteligente. El resultado es que los gatunos cometen más errores y que los perros pueden aprender más tareas. En el área de memoria, los primeros pueden recordar 2 elementos y los últimos 3.

El cerebro de los canes es más grande por una cuestión de proporciones, y por ello no es un factor que determine la inteligencia. La cantidad de neuronas presentes pueden ayudarnos a determinar quién posee más inteligencia: los gatos cuentan con 300 millones y los perros con 160 millones.

Para continuar con la investigación, debemos decir por ejemplo que los animales sociales suelen ser más inteligentes porque deben resolver problemas relacionados con la comunicación y la convivencia. En este punto los perros son claros ganadores.

Pero aún hay más: cuando las mascotas conviven con las personas se crean nuevas demandas. Los perros pueden responder mejor a ellas y son más capaces de seguir órdenes. Mientras tanto, los gatos demandan atención con sus maullidos.

¿Los gatos son más inteligentes que los perros, o distintos para comparar?

Si bien en algunas asignaturas los felinos parecen ser más inteligentes que los caninos, no se pueden hacer comparaciones certeras, ya que se trata de dos especies diferentes. En cada categoría hay un ganador:

1. Cerebro (neuronas)

En este sentido, los gatos son más inteligentes. Tienen casi el doble de neuronas que el perro.

2. Domesticación

El perro. Los estudios comparativos de ADN entre el perro y el lobo indican que la domesticación comenzó hace 16.000 años. En el caso de los gatos, ingresaron a los hogares hace 9.500 años.

3. Lazos afectivos

El perro. El vínculo entre el can y su dueño puede ser tan cercano como el de un padre y un hijo. Los perros son animales de grupo y su instinto los lleva a afiliarse. Los propietarios de gatos saben que a sus mascotas les gusta tener su espacio y su independencia ya que se trata de un ser solitario.

4. Popularidad

El gato. Esto en realidad es discutible, pero se mide en relación a cuánta gente tiene gatunos y cuánta perrunos. En la vida actual de las ciudades cada vez más personas eligen tener un gato en casa porque son más fáciles de mantener.

5. Entendimiento

El perro. Tiene la habilidad de mirar a su dueño a los ojos y comprender ciertos gestos. También conocen sobre las emociones de sus propietarios con sólo observarlos.

6. Resolución de problemas

El perro. Es capaz de seguir rastros humanos, encontrar algo que se apunta con el dedo o buscar un objeto que se le ha lanzado.

7. Vocalización

El gato. Aunque los canes tienen más flexibilidad vocal, los felinos son más capaces de generar “tonos”, ser más sutiles y conseguir lo que desean cuando intentan comunicarse. No es lo mismo un maullido porque tiene hambre, otro porque quiere jugar, y un tercero cuando está enojado.

8. Adaptabilidad

El perro. Se dice que el perro es de las personas y el gato de las casas. Por eso cuando nos mudamos es más fácil que un can se adapte. No sucede lo mismo con un gatuno.

9. Supersentidos

El gato. Sus bigotes, nariz y orejas le permiten captar todo lo que sucede a su alrededor. Incluso, se cree, pueden detectar los espíritus y las energías de las personas.

10. Más ecológico

El gato. Por ser más higiénico y cuidadoso con sus desechos, en esta categoría ganan los felinos.

11. Utilidad

El perro. Se emplea a los caninos para cuidar el hogar, proteger el ganado, cazar y hasta de niñera. Los gatos no suelen tener “empleos” más que eliminar ratones.