Estudio afirma que los perros necesitan que los dejen olfatear cuando salen a caminar

Expertos revelaron las ventajas de dejar que un perro pueda olfatear los terrenos con tranquilidad. ¡Descúbrelo!
Estudio afirma que los perros necesitan que los dejen olfatear cuando salen a caminar

Escrito por Support MContigo

Última actualización: 14 agosto, 2022

El olfato es el sentido que los perros tienen más desarrollado, tanto así que es mejor que el de los seres humanos.  Por tal razón, lo usan para conocer el entorno en el que están, detectar el sexo de los animales con los que interactúan y saber en qué partes han estado ellos.

Además, también les permite encontrar elementos que están ocultos en los territorios. Debido a ello, se han convertido en seres indispensables para facilitar las labores de rastreo, rescate y detección de explosivos o narcóticos.

En consecuencia, una gran cantidad de científicos se han dedicado a analizar de manera detallada el olfato de los perros con la intención de poder entenderlos más y descubrir qué les ocurre a nivel fisiológico cuando lo utilizan de manera activa.

Fue así como unos entrenadores caninos pudieron revelar que es fundamental que los caninos puedan olfatear una buena cantidad de tiempo siempre que salen a caminar. Pues, esa acción tiene un impacto positivo en su salud y bienestar.

Por lo tanto, en este artículo te compartimos todos los detalles para que puedas tenerlo bien en cuenta y no cometas el error de llevar a pasear a tu perro con afán.



Un estudio sobre la importancia de dejar olfatear a los perros sin prisas

Cristina y Aurélien Budzinski, dos entrenadores caninos certificados en Francia, se interesaron en analizar si el hecho de que los perros olfateen al caminar tiene alguna incidencia en su estado físico y mental. A causa de ello, realizaron un proyecto al que titularon “en el corazón de la caminata”.

Para llevarlo a cabo reclutaron a un total de 61 perros de todas las edades. Entre ellos, 37 eran machos y 24 eran hembras.

Así mismo, 14 eran pequeños, 17 medianos y los 30 restantes eran grandes. De igual manera, había múltiples razas presentes para mirar si los efectos eran los mismos en la gran mayoría que hacían parte del estudio o solo se presenciaban algunos casos aislados.

Las pruebas consistieron en pasear a cada uno de los caninos durante un período de 5 minutos exactos con una correa corta, luego con una larga y, posteriormente, dejándolos libres. Esto para monitorear cómo se comportaba su pulso en cada una de las caminatas.

De ese modo, hallaron que mientras que todos los perros, sin importar edad, raza, sexo o tamaño, estaban libres, podían olfatear durante más tiempo y con mayor intensidad. Además, que cuando eso ocurría, la frecuencia de su pulso se regulaba.

Por ende, esa respuesta fisiológica indicó que el acto de poder olfatear de una manera frecuente los hace sentir llenos de una tranquilidad única. Y, no es para menos, pues al brindarles esa libertad pueden corroborar que el terreno en el que se encuentran es seguro.

Adicional a ello, se reveló que esa acción protege su salud. Esto debido a que, al tener un pulso regulado, se evitan alteraciones agresivas que puedan llegar a afectar el funcionamiento de un órgano primordial como lo es el corazón.

Un perro con la necesidad de olfatear.

Un análisis complementario

Tras ese interesante hallazgo, a los entrenadores caninos también les surgió el interés de analizar el comportamiento del pulso de los perros mientras se sacuden. Pues, esa es otra acción que los peludos realizan con frecuencia.

Por tal motivo, querían comprobar si la respuesta fisiológica era parecida a la que se percataron que ocurre cuando ellos pueden olfatear a su gusto.

De esa manera, mojaron un poco a cada uno de los perritos y los sacaron a pasear usando la misma técnica del análisis anterior. Es decir, haciéndolos caminar durante 5 minutos con una correa corta, después con una larga y, finalmente, libres.

Fue así como se encontraron con que alrededor del 80 % de los caninos se detuvieran al menos durante un momento para sacudirse. Además, que siempre lo hacían en los instantes en los que su pulso estaba bastante acelerado.

Debido a ello, pudieron concluir que esta acción también es saludable porque permite que los perritos puedan regular su pulso. Pues, el balance estadístico arrojó que, tras sacudirse, la disminución alcanzaba hasta en 12 %.

Así mismo, se evidenció que, por lo general, los peludos comenzaban a sacudirse cuando estaban caminando con la correa larga. Por tal razón, es importante que las personas lo tengan muy en cuenta para que no vayan a interrumpir esa acción.

Perro sacudiéndose.


Reflexión final

Esta relevante investigación demostró que al momento de pasear, los perritos deciden olfatear o sacudirse para cuidarse y sentirse mucho mejor. A raíz de esa situación, es indispensable que los dueños no los obliguen a caminar sin parar para retornar más pronto a casa.

¡El bienestar de tu mejor amigo peludo está en tus manos!

Te podría interesar...
Los perros y el olfato: otra forma de ver el mundo
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Los perros y el olfato: otra forma de ver el mundo

La relación entre los perros y el olfato es bastante grande, haciendo que vea el mundo de otra forma. En este artículo queremos hablarles de las ve...



  • SENASA. Manual de Bienestar Animal [Internet]. Argentina: SENASA; (S.F). [citado 18 de julio de 2022].

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.