¿Es realmente posible adiestrar a un gato?

Por su complicada personalidad, los felinos no se 'someten' con facilidad a las órdenes de sus amos; ahora bien, pese a su carácter independiente, se les puede educar si se sabe interpretar su estado de ánimo a través de las señales que comunican mediante su comportamiento

Los gatos son animales muy independientes. Su personalidad curiosa y voluble puede poner a prueba la paciencia del dueño primerizo, que puede llegar a pensar que adiestrar a un gato es una tarea imposible. Despejamos las dudas que puedan surgir al respecto.

Aprende a reconocer los estados de ánimo de tu gato

Los gatos se comunican de una forma muy distinta a la de las personas. Los perros, por ejemplo, no tendrán ningún problema a la hora de comunicarnos qué quieren y cómo lo quieren, mientras que los gatos, criaturas mucho más reservadas y orgullosas, esperarán de ti una serie de atenciones que tienes que aprender a reconocer.

Ciertos comportamientos pueden darnos a entender que algo no marcha bien. Antes de intentar enseñarle nada a tu gato, lo primordial es procurar que esté sano y feliz. Entre las conductas más alarmantes, podemos encontrar las siguientes:

  • Los gatos no son criaturas especialmente cariñosas, pero puede que se sienta especialmente incómodo o irritado por algún tipo de problema médico aún por diagnosticar. Si tu mascota está de mal humor durante mucho tiempo, rehuye el contacto humano o exhibe comportamientos especialmente agresivos, puede que tengas que llevarle al veterinario.
  • El entorno del gato puede llegar a afectarle mucho más de lo que pensamos. Los gatos son criaturas amantes del control y el orden, por lo que un cambio muy drástico, como una mudanza o una remodelación pueden provocarles estrés. Notarás que tu mascota tenderá a exhibir comportamientos autodestructivos o que hará trizas gran parte del mobiliario.
Educar a un gato para que sea cariñoso

Un gato feliz es también fácilmente reconocible. Si se restriega contra tus piernasondea la cola y la levanta, y ronronea ante tu presencia es señal de que el vínculo que compartís es estrecho y sano.

Recomendaciones a la hora de adiestrar a un gato

Las distintas tácticas de adiestramiento que existen hoy en día están especialmente diseñadas para canalizar la energía y el potencial de nuestra mascota.

Estas tácticas tienen su base en estímulos y refuerzos positivos encaminados a hacer que el animal se sienta lo más motivado posible.

Aprendizaje de gatos

Para que tu felino logre asociar una determinada acción a una orden o reacción por parte de su dueño, podemos recurrir a ciertos trucos para adiestrar a un gato, a saber:

  • Refuerzos positivos. Los premios y regalos pueden ser útiles para enseñar a tu gato a comportarse de una manera determinada: podemos premiarle cada vez que decida utilizar su caja de arena, cada vez que se porte bien con niños o cuando utilice un rascador para afilarse las uñas, en vez del sofá.
  • Para facilitar el proceso de aprendizaje y evitar confundir al animal, intenta utilizar la misma orden o el mismo estímulo cada vez. Es importante ser coherente, de lo contrario, tu gato nunca llegará a asociar una acción con un estímulo positivo y, por lo tanto, no te hará caso.
  • Con un adiestramiento temprano facilitarás una mejor impronta en tu animal, ya que tendrá más grabadas tus órdenes y estará más acostumbrado a convivir con seres humanos. Los gatos que reciben un adiestramiento más tardío suelen tener ciertos hábitos y manías difíciles de olvidar.
  • Los refuerzos negativos pueden ser útiles con gatos testarudos o problemáticos que arañan sistemáticamente nuestros muebles, e incluso personas. Recuerda que la meta es educar, no asustar ni hacer daño, así que evita los castigos físicos. Ciertas subidas de tono o sonidos estridentes pueden ser suficientes para llamar su atención.

Por otra parte, podemos recurrir al adiestramiento con clicker, un pequeño dispositivo que emite un ‘clic’ cada vez que tu gato cumple con lo que se le dice.

Te puede gustar