Cómo entender que tu perro está envejeciendo

Francisco María García · 26 noviembre, 2016

Los efectos del tiempo se hacen notar sobre personas y sobre animales. La vejez llega deprisa y hay muchas señales, en el caso de que tu perro está envejeciendo, sobre la llegada de la “tercera edad”.

Tu perro está envejeciendo, el momento de la vejez

La etapa de envejecimiento en nuestras mascotas llega y es necesario tener en cuenta algunas señales que indicarán el momento en que ellas podrían haber iniciado ese momento.

También es importante considerar determinados cuidados para llevar mejor esta etapa. La vejez no es una enfermedad, sino la evidencia de la degeneración normal y progresiva del animal. Lo mismo que ocurre en los humanos, el envejecimiento promueve la aparición de algunas enfermedades.

Las dos fases que indican que el perro está envejeciendo

perro-sufre-artritis

En una primera fase el animal comienza a envejecer a nivel celular. Veremos como su pelaje empieza a cambiar tornándose gris en algunas zonas como las patas y el hocico. Sobre todo se debe a poca movilidad y una baja actividad.

En una segunda fase se acelera el proceso con el que el perro está envejeciendo. Se pierde el sentido del olfato y el pelo se torna blanco. El brillo del pelo va pasando a un tono mate, e incluso comienzan a apreciarse cambios de comportamiento.

Esta segunda fase es la más proclive a riesgo de padecer de enfermedades renales y cardíacas.

Signos de que el perro está envejeciendo, según el tamaño

Los perros muy pequeños y pequeños menores de 5-10kg pueden considerarse en una edad madura cuando entran los 7-8 años y viejos con más de  12 años.

Los canes que pesan menos de 25 kilos entran en la madurez a los 6-7 años, y son viejos al superar los 10 años.

Los perros grandes, entre 30 y 45 kilos, se consideran maduros sobre los 5 años y viejos los que superan los 8 años.

Los perros muy grandes, al pasar los 5 años, envejecen muy rápido y no suelen superar los 10 años.

La raza también importa

La raza del perro es otro factor fundamental que incide en su media de edad. De esta forma, a modo de ejemplo, un bóxer suele vivir menos que un pastor alemán.

Es conocida la larga longevidad de los caniches enanos. El record de longevidad lo tiene Bluey, un perro pastor australiano que llegó a vivir nada menos que 29 años.

Señales que indican que el perro está envejeciendo

  • Las canas. Lo mismo que pasa con las personas, los perros viejos van cambiando el color de su pelaje y comienzan a aparecer canas, sobre todo en su rostro.
  • Cada vez menos actividad física. Iremos viendo como el animal ya no corre ni se mueve de una forma tan activa como lo hacía antes.
  • Incluso hay movimientos que evitará. Las articulaciones y musculatura de nuestra mascota ya no son las mismas que cuando era joven. Por ello, algunos movimientos como subir a la cama pueden ser incómodos y nuestro perro puede negarse a realizarlas.
  • Necesidad de más descanso. El perro está envejeciendo y tendrá una disminución de su energía, por lo cual dormirá o descansará en tiempos más prolongados a lo habitual.
  • Algunas disfunciones cognitivas. La memoria fallará y nuestra mascota olvidará donde está la comida y los horarios y sitios de deposición.
  • A la hora de contener el pis, el animal ya no podrá hacerlo e iremos encontrando pequeños charquitos por la casa.

Consejos para asimilar mejor el envejecimiento del perro

veterinario y perro

  • Es preciso tener mucha paciencia con el animal. Seguir con los paseos diarios, aunque más cortos y continuos, y entender que nuestro amigo ya no es tan vital como antes.
  • Debemos revisar bien su dentadura. En el caso de que se hayan perdido muchas piezas, hay que buscar comida especial para perros mayores.
  • En el cepillado activamos la circulación y eliminamos toda la capa de pelo muerta. Durante el cepillado podemos ver si tiene bultos por la piel, calvas, etc.
  • Tocando los ganglios veremos si hay alguno hinchado, ya que el cáncer puede afectar en forma de tumores.
  • En el caso de tener largo el pelo, recortaremos bien la zona de los ojos para que el exceso de pelo no reste visión.
  • Las revisiones veterinarias deben ser más frecuentes en el perro anciano.