En Chile puede llegar a ser un delito si alguien no cuida de su mascota

31 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Paloma de los Milagros
A partir de ahora, el adiestramiento para fomentar conductas agresivas será considerado maltrato animal

En algunos países como Chile, garantizar el bienestar animal se considera una prioridad. Así, si alguien no cuida de su mascota, puede enfrentarse a importantes multas, además de otras penalizaciones.

A partir del 12 de febrero de 2019 entró en vigor la renovada Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía de Chile. Conocida como ‘Ley Cholito’, esta nueva normativa establece una serie de principios de obligado cumplimiento para las personas poseedoras de animales domésticos. Hasta el momento, esta ley es aplicable únicamente para perros y gatos, pero el propio Gobierno chileno no descarta ampliar el rango de mascotas protegidas.

¿Cómo garantiza la ley si alguien no cuida de su mascota?

La ‘Ley Cholito’ recoge una serie de exigencias para los propietarios de animales, entre las que destacan:

  • La implantación y el registro del microchip con datos que vinculen a la mascota con su dueño en caso de extravío o abandono.
  • Garantizar el bienestar alimentario y sanitario del animal.
  • Responsabilizarse civilmente de los posibles perjuicios ocasionados por la mascota.
Mujer cuida de su mascota

Esta normativa delega en los ministerios del Interior y Seguridad Pública, Salud y Educación, así como en las denominadas municipalidades locales, la función de vigilar si alguien no cuida de su mascota. Además, propone a las diversas asociaciones animales para la concienciación ciudadana.

La principal novedad de esta ley es la que afecta al concepto de maltrato animal. Hasta ahora, dicho término aludía a toda aquella acción u omisión capaz de causar daño, dolor o sufrimiento de forma injustificada. Esta definición excluía el abandono, las peleas animales, el adiestramiento con fines agresivos o el sacrificio como método de control poblacional, prácticas sancionadas en la actualidad.

El incumplimiento de los de los deberes recogidos en esta ley por parte de los propietarios o la ejecución de algún tipo de maltrato están sujetas a una serie de sanciones:

  • Pena de cárcel menor en su grado mínimo o medio y multa de entre 10 y 30 UTM para los causantes de cualquier tipo de daño animal.
  • Pena de cárcel menor en su grado medio y multa de entre 20 y 30 UTM para los responsables de lesionar la integridad física o sacrificar a un animal.
  • Inhabilitación absoluta y perpetua para la tenencia de cualquier animal.

Opiniones de los expertos en bienestar animal

Diversas organizaciones chilenas, entre las que se encuentra la ONG ProAnimal, manifiestan su satisfacción con el carácter integral de la nueva ley. Para ellas, igual que para otros organismos animalistas a nivel internacional, los animales son seres vivos sintientes que merecen ser respetados, garantía ahora recogida por el Estado.

Asimismo, integrantes del Colegio Médico Veterinario comparten que el microchip debe ser el único método para la identificación del animal. Su fiabilidad hace que solo los animales con patologías que impidan su inserción deban excluirlos. De hecho, para evitar que prácticas como el abandono estival acaben sin la penalización correspondiente, algunos veterinarios se niegan a firmar los papeles para el registro animal.

Los expertos, y en general la mayor parte de la población chilena, han mostrado su conformidad con la nueva ley. Cuando alguien no solo no cuida de su mascota, sino que además le provoca sufrimiento, la ciudadanía y ahora el Estado entienden que es un comportamiento que no debe ser ignorado.

  • ChileAtiende. (2019). Ley de Tenencia Responsable de Mascotas y Animales de Compañía (Ley Cholito). Recuperado de https://www.chileatiende.gob.cl/fichas/51436-ley-de-tenencia-responsable-de-mascotas-y-animales-de-compania-ley-cholito
  • Pérez Díaz, V. (2019). Pauta. Los cambios que impone la "Ley Cholito". Recuperado de https://www.pauta.cl/calidad-de-vida/los-cambios-que-impone-la-ley-cholito