Cómo elegir el mejor entrenamiento de mascotas

Yamila · 14 agosto, 2017

Cuando llevamos un perro a casa desde cachorro, podemos enviarle a una academia para que aprenda “cuestiones básicas” como sentarse, caminar a nuestro lado en el parque y obedecer todas nuestras instrucciones. Si quieres saber cómo elegir el mejor entrenamiento de mascotas, no dudes en leer el siguiente artículo.

¿Es necesario que lleve a mi perro a una escuela de entrenamiento?

Si bien es cierto que las mascotas pueden ser más o menos obedientes dependiendo de la enseñanza que le brinden sus dueños, una escuela de entrenamiento puede acelerar el proceso. Los expertos pueden ayudar a tu perro. Por supuesto, también te ayudan a ti, porque tu relación con el can será más armoniosa.

Debes tener en cuenta que no todos los peludos se adaptan al entrenamiento grupal y quizás necesiten clases privadas (incluso pueden ser en tu casa). La selección de la escuela de adiestramiento es muy importante. También es fundamental que el animal se lleve bien con su instructor. Él sabrá cuál es el mejor entrenamiento de mascotas que puede servir a cada ejemplar.

¿Cuándo se recomienda entrenar a un perro? Básicamente son tres los grupos de canes que deberían ser enseñados:

1. Los cachorros

Cuanto antes comience el entrenamiento, mejor. A temprana edad, las clases están enfocadas en la socialización y en la prevención de ciertos problemas de conducta. Durante el desarrollo, el animal precisa interactuar con otros de su edad. Además, aprenderá a no ladrar por cualquier cosa, a no morder objetos que no sean sus juguetes, etc. Un perro entrenado de cachorro será menos agresivo y más obediente toda su vida.

2. Los desobedientes

Aunque es mejor que los perros sean enseñados a temprana edad, lo cierto es que en cualquier momento pueden recibir educación. Quizás tarden más en verse los resultados, pero merece la pena intentarlo. Los canes que presentan problemas de comportamiento tales como agresividad, reactividad o miedo extremo, pueden verse muy beneficiados recibiendo clases con un instructor… incluso grupales.

3. Los que padecen trastornos de ansiedad

Este problema es habitual en los peludos que se quedan mucho tiempo solos, ya que sus dueños salen para el trabajo temprano y regresan bastante tarde por las noches. Durante todo el día el animal puede sentir el abandono y demostrarlo de diferentes maneras: rompiendo cosas, orinando por doquier, ladrando, llorando, etc. El entrenamiento les puede ayudar para hacerle frente a la ansiedad.

¿Cómo hallar el mejor entrenamiento de mascotas?

Merece la pena tomarse un rato cada día hasta encontrar al mejor entrenador para nuestro perro. Por ejemplo, puedes ir a parques donde haya áreas reservadas para mascotas, buscar los que mejor se comportan y consultar a sus dueños dónde han sido entrenados. Ellos pueden ofrecerte datos fehacientes de instructores.

Consulta también al veterinario. Él podrá recomendarte algunas opciones, y también indicarte si considera necesario el entrenamiento para tu mascota. Ya que existen muchas escuelas para perros al momento de elegir, debemos tener en cuenta:

1. La reputación

Esto quiere decir averiguar sobre la experiencia de la academia, si garantiza buenos resultados, si tratan bien a los animales, si tiene muchos alumnos, si hay buenas opiniones sobre los instructores, etc. Teniendo toda esta información podrás decidir cuál es el mejor entrenamiento de mascotas donde enviar a tu peludo.

2. Los métodos de enseñanza

Así como sucede en las escuelas para niños, las de perros se pueden basar en diferentes doctrinas o métodos. Algunos afirman que es mejor entrenarlos solos, otros optan por las clases grupales. También pueden estar los que dividen a las mascotas por edad o por situación particular. En cualquier caso, debes estar bien seguro de que no maltratan a los animales (ya sea verbal o físicamente).

3. La experiencia de los instructores

Otro aspecto para tener en cuenta al momento de elegir el mejor entrenamiento de mascotas es saber si los profesores están cualificados. Esto se puede consultar directamente en la academia o bien analizar los perfiles de cada instructor (por ejemplo si detallan los cursos o perfeccionamientos que hayan hecho).

No olvides que en muchos casos las escuelas para perros no están reguladas, por lo cual, cualquier persona sin estudios o experiencia podría publicar en las redes sociales ofreciendo sus servicios.

Fuente de la imagen principal: Brian George