El sueño y tu gato

Irene Peláez · 25 marzo, 2015

Un gato duerme entre 12 y 16 horas al día, y aunque parezca raro, no lo hacen para conservar su belleza felina. Dependiendo de la edad del gato, el sueño sirve para unas cosas o para otras. En el caso de un minino bebé, dormir 20 horas diarias ayuda al cachorro a fortalecer sus huesos y músculos hasta que se desarrollen completamente. Si el gato es adulto, las horas de sueño actúan como sueño reparador. Aquí te contamos algunos detalles sobre el sueño y tu gato.

Los hábitos del gato cazador

Los gatos duermen para descansar su cuerpo y conservar energía. Los hábitos de sueño de estos animales les vienen de sus antepasados salvajes, que cazaban para sobrevivir. Para los felinos, las mejores horas para cazar son el amanecer y el anochecer, por lo que dedicaban el resto del día a descansar entre comidas.

¿Por qué tiene que dormir tanto?

gatos durmiendo

Al contrario que los animales herbívoros, que necesitan muchas horas para comer y satisfacer su hambre, los carnívoros tienen una dieta alta en proteínas y no necesitan pasar largas horas comiendo para mantener su cuerpo en óptimas condiciones. Los gatos domésticos ya no tienen necesidad de dormir para recuperar energía y luego cazar, pero de todas maneras, conservan los patrones de sueño propios de su raza.

¿Cuáles son los patrones de sueño de los gatos?

Que esté con los ojos cerrados no significa que tu minino duerma siempre de la misma manera. Los patrones de sueño de los gatos son muy parecidos a los de los humanos, pueden dormir una siesta ligera o descansar profundamente.

Sueño liviano: El gato sigue teniendo los ojos cerrados y se relaja, pero sus sentidos están en alerta y se despierta al sentir el más mínimo ruido

Sueño profundo: A los 30 minutos de sueño liviano, el gato entra en una fase de sueño profundo. Su cuerpo está relajado, aunque puede tener movimientos oculares rápidos y mover sus patas, boca, orejas y hasta sus bigotes. Esta es la fase en la que los expertos creen que el gato sueña. En este sueño también tiene sus sentidos en alerta y si nota una sombra o movimiento a su alrededor, abre un ojo e investiga. Si no hay problema, vuelve a dormirse, pero si es una emergencia o una amenaza, se levantará rápidamente y pasará a la acción.

Diferencias entre el sueño de los humanos y el felino

gato y mujer

El mayor problema que ocasionan los patrones de sueño de los gatos domésticos es que no duermen por la noche, dado que normalmente lo hacen durante el día porque está solo en casa. Por lo tanto, cuando llega el dueño, el gato quiere jugar con él. Para ayudarle a que se ejercite cuando tú no estás en casa y que se entretenga durante el día, puedes ponerle juguetes para gatos y así se sentirá cansado por la noche. Y si además le creas un área cerca de una ventana donde pueda mirar lo que pasa fuera, mantendrá su curiosidad activa.

También se puede esconder pequeñas raciones de comida por la casa, para que el gato tenga que utilizar su ingenio para conseguirla y se entretenga. Además, se debe dedicar un buen rato al juego interactivo cuando llegues a casa. Es especialmente conveniente hacerle correr. La comida principal debe ser la cena y se le debe dar antes de dormir. Una buena ración de comida hará que al gato le entre sueño para conservar la energía que la comida le proporciona.