El spaniel bretón: un perro versátil sumamente cariñoso

Laura Huelin · 7 diciembre, 2017

El spaniel bretón es una de las razas de perros de caza más extendidas. Su carácter dulce y cariñoso lo hace un can de compañía ideal, y es que son inteligentes, activos y no desperdician la oportunidad de recibir una caricia. Si quieres compartir tu vida con este perro tan magnífico, te lo contamos todo sobre esta raza:

Historia

El nombre de la raza nos da las claves del origen de los spaniel bretón. ‘Spaniel’ hace referencia a un tipo de razas que surgieron con los cazadores españoles, y ‘bretón’ a que esta variedad concreta fue desarrollada en la Bretraña francesa.

Cabe señalar que el cocker spaniel o el clumber spaniel comparten origen con los bretones, aunque luego cada uno se especializó y terminó de desarrollarse por separado.

Perro breton en el campo
Fuente: Craig Pemberton

El bretón spaniel es un perro de muestra, concretamente, la raza más extendida en Francia para esta función. Se cree que es una de las razas spaniel más antiguas, pues a principios del siglo XX ya estaba definido el estándar, y por aquel entonces se programaban los cruces para potenciar sus características de caza.

Morfología

Es un perro de tamaño mediano, para el que no existen diferencias en cuanto a dimensiones entre macho y hembras, ya que miden y pesan lo mismo: entre 47 y 50 centímetros hasta la cruz, y entre 15 y 18 kilos. Es por tanto, la raza de perros de muestra más pequeña.

De aspecto, es un perro compacto y de proporciones armoniosas. Y es que es robusto, pero no tiene apariencia de pesado; es activo, ligero y ágil. Asimismo, tiene una mirada inteligente y con apariencia de estar en alerta. En cuanto a su paso y carrera, se le considera ágil y decidido; lo combina con sus patas largas y estilizadas.

La cabeza es parecida a la de un braco, así que el cráneo es ligeramente más largo que el morro. En cuanto al cuerpo, tiene una proporción cuadrada, pues no tiene las patas largas ni cortas, ni su cuerpo es alargado. Por otra parte, la trufa es ancha y su color depende del color del pelo del perro.

Si nos fijamos en las orejas, estas son triangulares, anchas y más bien cortas. Las lleva caídas sobre la cabeza y no deja de moverlas mientras el can está trabajando.

Algunos spaniels nacen con la cola corta, si bien los que la tienen larga debe ser de inserción baja. Ya es ilegal en muchos países amputar la cola de los perros que nacen con ella larga: antiguamente se les cortaba a unos tres centímetros de la base.

Con respecto a su pelaje, se caracteriza por ser muy fino y puede ser liso o ligeramente ondulado. Es raso y corto por la cabeza y el lomo, pero tienen un abundante flequillo en la parte interior de la cola, las patas y el vientre.

Además, los spaniel bretón tienen muchas variedades de color. Las más frecuentes son la blanca y naranja, blanca y negra, blanca y marrón; estas combinaciones pueden aparecer a grandes manchas, de manera moteada o a franjas.

Es posible que aparezcan tres colores mezclados o incluso la variedad fuego. Es decir, en colores son muy parecidos al setter inglés y a otros perros de caza.

Carácter del spaniel bretón

El spaniel bretón es un perro extremadamente versátil. Es muy buen can de muestra, ya que de hecho es una de las razas más empleadas en la caza. Sin embargo, cuando los cazadores se dieron cuenta del gran carácter que acompaña a cada uno de los perros, empezó a convertirse también en un perro casero.

Los perros de esta raza se caracterizan por su inteligencia. Es muy fácil de adiestrar porque es un perro atento y deseoso de atender, pero conviene recalcar que su aprendizaje se acelera si se abandona el uso de castigos y se basa en un método de refuerzo positivo únicamente. Es un perro que puede desempeñar casi cualquier trabajo que se le proponga.

El spaniel bretón es una raza cargada de energía y, como tal, necesita largos paseos y, sobre todo, como cualquier raza de caza, usar el olfato. Disfrutará los juegos de inteligencia o de nariz más que cualquier otra clase de juego.

Perro spaniel breton
Fuente: Ron Armstrong

Son perros tremendamente dóciles y dulces, cariñosos y apegados a los humanos; por lo que no perderán la oportunidad de recibir alguna caricia o atención. Por este motivo, se trata de  una gran raza para compartir familia con niños o ancianos, ya que además son cuidadosos y poco efusivos.

Si bien, cabe reseñar que debemos tener en cuenta que son perros extrovertidos que disfrutan de la atención de cualquier humano, así que no son los mejores perros guardianes de terrenos y se harán amigos de cualquier persona que se crucen en la calle. Por lo tanto, guarda un vínculo especial con su familia, pero no recela de los extraños.

Cuidados

El spaniel bretón es una raza bastante sana que no padece enfermedades hereditarias. Sin embargo, es necesario hacer las revisiones de salud general que aconseje el veterinario, así como preocuparse por tener actualizado el calendario de vacunas y de desparasitación.

Como cualquier raza que pasee habitualmente por el monte, hay que vigilar con especial atención la salud de sus almohadillas y orejas. Entonces, se debe tener especial cuidado con las garrapatas u otros parásitos que pudieran atacar al perro, y las astillas o plantas que pudieran clavársele y provocarle infecciones.

Como el pelo del spaniel bretón es especialmente fino y ligero, debe cepillarse con buenos cepillos y casi a diario para retirar todo el pelo caído y prevenir problemas de piel.

Fuente de las imágenes: Pharaoh Hound, Craig Pemberton y Ron Armstrong.