El maravilloso proceso de oruga a mariposa

Entre la oruga y la mariposa que revolotea entre las flores hay un proceso complejo, largo y maravilloso. Aquí te lo contamos.
El maravilloso proceso de oruga a mariposa
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 03 marzo, 2022

La metamorfosis, como se llama al proceso de oruga a mariposa, ha fascinado a los humanos desde tiempos inmemoriales. ¿Cómo es posible que un ser se transforme en otro? ¿Qué utilidad tiene esto para la especie? Las preguntas, aunque se van respondiendo a cada nueva investigación, no hacen más que dar lugar a otros interrogantes.

Por eso, en este espacio podrás encontrar algunas de las respuestas que ha encontrado la ciencia a todo este respecto, tanto para las mariposas como para otros insectos que se metamorfosean. No dejes de leer.

¿Qué es la metamorfosis?

El proceso de metamorfosis se define como la transformación que sufren determinados animales en su desarrollo biológico, dentro del cual cambia su estructura, su fisiología y comportamiento. Aunque se conoce, sobre todo, por los insectos como las mariposas o las abejas, también otros animales la sufren, como algunos crustáceos y los anfibios.

En la actualidad se conocen 2 tipos de metamorfosis según el número de etapas que atraviesa el animal. Son las siguientes:

  • Holometabolismo o metamorfosis completa: consta de 4 etapas llamadas huevo, larva, pupa y adulto. El 75 % de los insectos conocidos se desarrollan según esta clase de metamorfosis, incluidas las mariposas que nos ocupan.
  • Metamorfosis incompleta o hemimetabolismo: consta solo de 3 etapas, que son el huevo, la ninfa y el imago. Las ninfas, a diferencia de las larvas holometabólicas, tienen el aspecto de pequeños adultos o imagos y alcanzan la madurez a través de un número determinado de mudas.

Puesto que el holometabolismo es un proceso complejo, en el siguiente apartado tienes cada fase explicada de forma individual. No te pierdas nada, pues es fascinante de cabo a rabo.

Orugas en un árbol.

El proceso de oruga a mariposa: paso a paso

Las mariposas son posiblemente el ejemplo más admirado de metamorfosis por los humanos. Para nosotros resulta llamativo cómo un pequeño gusano (que a muchos les causa aversión) se convierte en un ser capaz de volar y decorado como las mejores obras de arte. Vamos a ver el proceso paso a paso.

De huevo a larva

Las mariposas son ovíparas y, por tanto, su vida comienza cuando sale del huevo. De estos nacen las larvas u orugas, como se las conoce en el lenguaje coloquial. Tienen un aspecto alargado y, por lo general, una fisionomía blanda y delicada.

Durante esta etapa, la función de la larva consiste en comer y crecer. No será hasta que alcance un tamaño determinado y se activen procesos hormonales que se iniciará el siguiente proceso.

Pupa

Una vez la larva se aproxima al momento de la metamorfosis, en su cuerpo se activan complejos procesos hormonales. En concreto, son 2 las hormonas que regulan todo el cambio: la ecdisona y la hormona juvenil (JH).

A grandes rasgos, el proceso hormonal de la metamorfosis es el siguiente: 

  1. El proceso de creación de la pupa se inicia en el cerebro: allí, se segrega la hormona protoracicotrópica o PTTH, que es la que estimula la glándula protorácica.
  2. La glándula protorácica produce ecdisona: esta hormona, mencionada anteriormente, es la que se encarga de estimular las células que deben operar la metamorfosis.
  3. Las células epidérmicas comienzan a digerir la cutícula, creando la pupa. En este momento, la metamorfosis ya es independiente del cerebro de la larva.
  4. La edicsona se mantiene en niveles altos hasta el momento de la eclosión, variando en cada momento de la metamorfosis según las necesidades del proceso.

Cabe destacar que, en el caso de las mariposas y las polillas, son ellas las que elaboran su crisálida con la seda antes de que su epidermis se endurezca.

Adultez

El momento de la eclosión del adulto está sujeto a la influencia del ritmo circadiano de cada especie de mariposa. Estos ciclos, a su vez, están controlados por la hormona de eclosión (EH), encargada de influir en el sistema nervioso del invertebrado para que comience a realizar los movimientos que le permitirán salir de la pupa.

Al emerger, la mariposa tendrá las alas arrugadas, pues aún están húmedas. Al cabo de unas horas, las habrá expandido y podrá volar lejos de la crisálida.

La función principal de este estadio, la adultez, es la de la reproducción. Los ejemplares suelen vivir poco y algunas especies ni siquiera comen. La mariposa luna (Actias luna), por ejemplo, carece de boca y sistema digestivo.

¿Por qué pasar por el proceso de oruga a mariposa?

Una mariposa interrogación

La comunidad científica se ha preguntado a menudo el por qué de un ciclo vital tan elaborado y en el que el individuo expone su fragilidad de esa manera. Parece ser que, en última instancia, la metamorfosis permite que insectos en diferentes estadios cohabiten sin competir.

Dicho de otra manera, larvas y adultos se alimentan de cosas diferentes. Mientras que las orugas comen hojas ricas en nutrientes, las mariposas adultas acuden a las flores en busca de néctar. De esta forma, diferentes especies con diferentes momentos para su metamorfosis son capaces de vivir en el mismo lugar sin que nadie se quede sin recursos para la supervivencia.

Como ves, todo en la naturaleza tiene una razón de ser. Desde el carnívoro más armado hasta la fragilidad en las alas de una mariposa, la vida se coordina y se regula a través de cada uno de sus individuos.

Te podría interesar...
La mariposa monarca está en peligro de extinción
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
La mariposa monarca está en peligro de extinción

La mariposa monarca, un insecto con una gran importancia ecológica, ha perdido la mayor parte de sus poblaciones por la acción humana.



  • Blackiston, D. J., Silva Casey, E., & Weiss, M. R. (2008). Retention of memory through metamorphosis: can a moth remember what it learned as a caterpillar?. PLoS One3(3), e1736.
  • Rolff, J., Johnston, P. R., & Reynolds, S. (2019). Complete metamorphosis of insects. Philosophical Transactions of the Royal Society B374(1783), 20190063.
  • Gilbert, S. F. (2000). Metamorphosis: The hormonal reactivation of development. In Developmental Biology. 6th edition. Sinauer Associates.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.