El amigo de cuatro patas

Francisco María García 13 marzo, 2016

Entre los aspectos en los que España está a la cola de Europa está en la integración en la vida social diaria de los perros. En otros países es habitual entrar en algunos locales y ver como las personas disfrutan de una comida o una cena, o unas bebida, en compañía de su amigo de cuatro patas. Igual en el transporte público, donde autobuses y metro no son exclusivos del uso de los humanos.

Europa y el amigo de cuatro patas

Buenos ejemplos de la integración en la vida social de los perros son Francia, Suecia, Bélgica o Alemania, donde se puede viajar con el animal en transporte público sin importar el tamaño. En España lo normal es que haya muchas restricciones, sobre todo cuando el animal pasa de los 10 kg.

Poco a poco se van observando algunos pasos en la dirección de la incorporación de nuestras mascotas a la vida diaria. Hay un movimiento denominado “dog friendly”, llamado así porque cada vez es mayor el número de hoteles, restaurantes, bares, peluquerías y otros establecimientos que están a favor de una vida compartida con nuestros fieles amigos sin poner muchos impedimentos.

Limitaciones a nuestra vida diaria

perros-callejeros-metro-moscu

Cuando nos disponemos a realizar alguna actividad habitualmente hemos de elegir entre salir con nuestras amistades, pareja, etc., o ir con nuestra mascota al parque, al campo, etc. Son dos tipos de actividades diferentes. Afortunadamente, cada vez es mayor el número de lugares que se suman a la lista de establecimientos donde que son bienvenidos responsables y perros, incluso ofreciendo a los canes un buen cuenco de agua fresca como bienvenida.

Búsqueda en las redes

En Internet ya hay varias páginas Web donde puede encontrarse información de los lugares a los que acudir con nuestro amigo de cuatro patas, que admiten y tratan bien a nuestros perros, y los consejos sobre usuarios y especialistas para elegir el establecimiento correcto.

La cifra de las personas que deciden tener a un amigo de cuatro patas en casa es cada vez mayor, y aunque todavía en España se restringe mucho el número de lugares donde podemos dejar a nuestros amigos libres para corretear, existen muchas personas que cada vez reman más para ir consiguiendo avances en este sentido.

El ejemplo de Málaga

En el Ayuntamiento de Málaga se ha publicado una Ordenanza de Bienestar y Protección Animal, que actualizará la normativa municipal en el ámbito de la integración de los perros en la vida diaria de la ciudad, y hará posible la puesta en marcha de los nuevos proyectos en los que está trabajando el Consistorio, especialmente relacionados con perros y gatos.

Entre las novedades más importantes que incluye este proyecto y esta modificación normativa, se abre el acceso con mascota a los locales si éstos no hacen una prohibición expresa, así como a los autobuses urbanos y al metro.

Cuando se supere esta fase de borrador, la ordenanza seguirá los trámites necesarios para su entrada en vigor. Se espera que esté disponible ya a partir de enero. Esta normativa está recogiendo los criterios con los que el Ayuntamiento trabaja últimamente, para que Málaga sea una ciudad amiga de los animales, protegidos por los ciudadanos, y también por una legislación de recoja todos sus derechos.

Otra medida importante es el llamadocenso genético”, que constituirá un soporte importante para proteger mejor a nuestros perros, así como educar en las buenas prácticas a los dueños a la hora de retirar los excrementos de la vía pública, la modificación de las condiciones para el acceso de los animales de compañía a los establecimientos públicos, locales de hostelería, incluidos hoteles, restaurantes, bares, tabernas y aquellos otros establecimientos en los que se consuman bebidas y comidas.

Autor: Daisyree Bakker
Autor: Daisyree Bakker

Algunas excepciones

Entre las excepciones a estos avances del Ayuntamiento malagueño está el caso de aquellos negocios y establecimientos dedicados a la elaboración, venta, almacenamiento, transporte o manipulación de alimentos o bebidas, en los cuales se prohíbe la entrada con animales de compañía en todos los supuestos.

En los casos del transporte público, los animales de compañía podrán acceder junto con sus dueños a la Empresa Malagueña de Transportes (EMT) o al metro, según las normas y procedimientos que se decidan por dichas sociedades. Para los taxis en Málaga, sus titulares podrán aceptar de forma individualizada la presencia de las mascotas.

Te puede gustar