Educar a un perro, ¿cómo hacer que acuda a tu llamada?

Enseñarle a un perro a que acuda a tu llamada puede ser una tarea un poco complicada. Sin embargo, es necesario adiestrarlo en lo básico para poder tener control sobre sus acciones y evitar conflictos o peleas con otras mascotas.
Educar a un perro, ¿cómo hacer que acuda a tu llamada?

Escrito por Equipo Editorial

Última actualización: 21 octubre, 2022

¿Cuántas veces has llamado a tu perro hasta hacerte daño en la garganta y sin conseguir nada? El buen comportamiento de nuestro perro adulto será el resultado de educar bien a nuestro compañero. Como dice el refrán “el arbolito desde chiquito”, esa es la clave para que nuestro perro nos haga caso cuando sea adulto, un buen adiestramiento desde cachorro.

Enseñarle a un cachorro es una experiencia gratificante que genera muchos beneficios para su convivencia. Pero si tu mascota ya es mayor y estás cansado de que no venga cuando le llamas, te vamos a dar algunos consejos para que tu perro acuda a tu llamado.

Consejos de cómo educar a un perro

perro acude llamada 2

Antes de comenzar nuestro proceso de cómo hacer para que acuda a tu llamada, te queremos dar algunos consejos básicos que sirven para educar a un perro en casa. Tienes que hacerle entender que en casa hay unas normas y que él debe cumplirlas.



Desde los cuatro meses de edad puedes comenzar a educar a tu perro, a partir de este momento debes ser constante y tener mucha paciencia. La primera orden que tiene que obedecer siempre es la de acudir a tu llamada. Puedes usar palabras cortas, claras y concisas como “ven”, pero recuerda usar siempre la misma palabra para la misma orden.

Esta orden debe ir acompañada siempre por un lenguaje corporal, algún gesto que al perro le quede claro lo que quieres conseguir. No debes olvidar premiarle cuando te ha obedecido, es muy importante que él sepa que lo ha hecho bien y que lo recompensas por ello.

Debes ser firme con las normas, si por ejemplo no quieres que tu perro te pida comida mientras estás en la mesa, siempre debes mantener la misma postura de no acceder a su chantaje. Si él nota debilidad por tu parte, será poco probable que siga cualquier otra orden.

Todas las personas que viven en la misma casa deben actuar de la misma manera y tener claras las órdenes para las distintas situaciones. Cualquier malentendido o confusión afectará de manera negativa a su educación, así que la familia debe cooperar en conjunto para adiestrarlo.

Educar a un perro para que acuda a tu llamada

choque manos

Lo primero que tiene que aprender un perro es acudir a tu llamada. Esto es fundamental para su educación y para evitar posibles peligros, como que se escape y lo atropelle un coche o que se pierda cuando está de paseo. Para ello, puedes guiarte con los siguientes pasos:

  1. Ubica a tu perro y sin decirle nada ubícate a una distancia corta de él (2-4 metros).
  2. Establece contacto visual y procede a darle la orden “ven” con voz fuerte y amable. Al mismo tiempo, realiza gestos con la mano para que la mascota asocie tu lenguaje corporal.
  3. En caso de que no acuda o no entienda la orden, repítela con los mismos gestos y el tono de voz hasta que logre cumplirla.
  4. Premia a tu perro solo cuando se acerque lo suficiente a ti.
  5. Repite el proceso por sesiones corta de entre 5 y 10 minutos para no cansar a la mascota. También considera cambiar de ubicación y ampliar la distancia de manera progresiva.

Adicional a esto, si quieres lograr que tu can aprenda a obedecer esta orden, tendrás que considerar los siguientes puntos:

1. El lugar para el adiestramiento

El adiestramiento debe comenzar en casa, en un lugar donde no tenga distracciones. Enséñale a tu perro el premio, puede ser una golosina o su juguete favorito, aléjate de él y llámalo con la palabra “ven”, en cuanto él esté acudiendo, dile que “sí”, cuando llegue dale el premio. Debes repetir este proceso varias veces, hasta que consigas que acuda a tu llamada sin enseñarle el premio.

2. La mirada

Es muy importante que tu perro se acostumbre a mirarte, esto es para que te puedas ganar su confianza. Cada vez que le hables a tu perro o le des una orden, tiene que mirarte, pues así te aseguras de que te pone atención.

Puedes jugar a un juego muy sencillo para conseguir que te mire, consiste en poner su juguete favorito justo delante de él y no permitir que lo toque. Él solo va a mirar el juguete, pero después te va a mirar a los ojos para pedírtelo. Este ejercicio debe ser a diario y no olvides premiarlo cada vez que te mire.

3. Las golosinas

Al igual que a los humanos, a los perros les encantan las golosinas, es por eso que son una buena técnica para el adiestramiento. Utiliza lo que más le guste a él, como las galletas, salchichas, etc., ya que serán un buen estímulo para que nos haga caso. Habla a tu perro para conseguir que te mire, dale la orden con la palabra “ven” y si acude, le das el premio.

Recuerda, tampoco te excedas con estos premios y trata de darle pedazos pequeños. De lo contrario, podrías provocarle problemas nutricionales o incluso sobrepeso. Considera usar las caricias o los mimos como un sustituto habitual de las golosinas, ya que así mantendrás su salud sin afectar su entrenamiento.

4. Constancia y paciencia

Estas dos palabras son clave para que el perro acuda a nuestra llamada. Si realizas los ejercicios un día y al otro no, tu perro se olvidará. Tienes que adiestrarlo todos los días y también sé consciente que posiblemente no obtendrás resultados enseguida, pero debes de tener paciencia e ir intentándolo a diario. Tampoco olvides acariciarlo y demostrarle tu cariño, él te lo agradecerá.

5. Actitud positiva

Tienes que crear un buen ambiente de trabajo entre tú y tu perro, no están permitidos los gritos o enfadarse, ni mucho menos pegarle. Si tu perro no acude a tu llamada, no debes perder los nervios. Este entrenamiento debe estar basado en el cariño y tu perro debe sentirse relajado para que lo vea como un juego, no como un castigo.



6. Incluye el adiestramiento en su vida diaria

Una vez que has logrado los primeros avances con su entrenamiento, lo mejor es comenzar a utilizar esta nueva orden en su vida diaria para que se acostumbre. Por ejemplo, antes de que lo saques a pasear, toma su correa y llámalo para que acuda a ti. Usa esta misma táctica cuando le des de comer, quieras jugar con él o solo acariciarlo un poco. Mientras más emplees la orden, más la asimilará.

7. Conforme lo entienda, haz más compleja la situación

El objetivo del entrenamiento no es solo que la mascota aprenda a seguir la orden dentro de casa, sino que la acate en cualquier lugar o situación. Por ello, conforme progrese, lo mejor es que compliques el entorno y practiques en parques u otros sitios con varios distractores. Esto le ayudará a enfocarse y a ponerte atención en todo momento.

8. Haz que conviva con perros que ya conozcan la orden

Los canes tienden a imitar el comportamiento de sus compañeros, por lo que entrenar junto con un perro que ya entiende la orden podría facilitar el proceso. Claro está, tienes que asegurarte que ambos ejemplares se llevan bien y no existe ningún conflicto previo. De lo contrario, podrías perjudicar el proceso.

9. Ten una actitud de líder

Aunque no lo parezca, la personalidad y la presencia de los tutores también afectan el entrenamiento de los perros. Esto se debe a que, de manera instintiva, los canes buscan seguir las órdenes de un líder. Así que si no te percibe como uno, es poco probable que atienda tu llamado y el adiestramiento no será productivo.

Para que el perro te perciba como un líder, debes comportarte sereno, tranquilo y firme. Esto significa que debes volverte un poco duro con tu mascota y recompensar solo los comportamientos adecuados. Si crees que no puedes hacerlo o te cuesta mucho mantener esta actitud, será mejor que acudas con un profesional para que lleve a cabo el adiestramiento.

Educar a un perro no siempre es tan sencillo como parece, pues tan solo lograr que acuda a tu llamada es algo complejo y tardado. Sin embargo, con paciencia y constancia, lograrás que te obedezca y tendrás mejor control sobre sus acciones. Recuerda que si no te sientes listo para asumir el mando de su adiestramiento, también es bueno optar por buscar ayuda con un etólogo canino o un veterinario.

Te podría interesar...
Psicología aplicada en el adiestramiento para perros
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Psicología aplicada en el adiestramiento para perros

Te contamos todo lo que debes saber sobre la psicología aplicada en el adiestramiento para perros... ¡Identifica sus pensamientos y emociones para ...



  • Ballabrigo, D. & Godia, M. (2019) Guía para entender al perro. FAADA.
  • International Association of Animal Behavior Consultants. (2019). Manual de entrenamiento canino. IAABC.
  • Huber, L., Range, F., & Virányi, Z. (2014). Dog imitation and its possible origins. In Domestic dog cognition and behavior (pp. 79-100). Springer, Berlin, Heidelberg.
  • Miller, H. C., Rayburn-Reeves, R., & Zentall, T. R. (2009). Imitation and emulation by dogs using a bidirectional control procedure. Behavioural Processes, 80(2), 109-114.
  • Hiby, E. F., Rooney, N. J., & Bradshaw, J. W. S. (2004). Dog training methods: their use, effectiveness and interaction with behaviour and welfare. ANIMAL WELFARE-POTTERS BAR THEN WHEATHAMPSTEAD-, 13(1), 63-70.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.