Educar a un perro celoso

Caridad Torcuato · 1 enero, 2015

Es asombroso como los perros se pueden parecer a los humanos, ellos necesitan de nuestro cariño, atención, que les dediquemos tiempo y también tienen sentimientos. Los que tenemos perros en casa lo sabemos muy bien.

En esta ocasión vamos a hablar de los celos en los perros, un sentimiento muy común que aflora cuando llega un nuevo miembro a la familia o una nueva mascota. Es por eso que tenemos que reflexionar muy bien a la hora de adoptar un perro si ya tenemos otro. Pero si ya la has adoptado y han brotado los celos, te vamos a enseñar a educar a un perro celoso.

Celos en los perros

perros celosos 2

El que un perro sienta celos puede depender en gran medida de la educación que le hayas dado. Se puede mostrar celoso ante distintas situaciones, sobre todo ante cualquier persona o animal que le pueda robar protagonismo.

Tu perro puede comenzar a sentir celos cuando acontece un cambio de roles, esto ocurre cuando llega un nuevo miembro a la familia. Es por eso la importancia de la actitud de los dueños ante esta nueva situación que se presenta.

Los celos pueden estar causados por un motivo sexual, disputas por las perritas en celo, pero esto es algo instintivo de ellos, que lo sufren para perpetuar la especie.

También nuestro perro puede sufrir celos por querer más atención, en el momento que llega una persona nueva a casa o ante una situación en la que los dueños prestan más tiempo. Ellos perciben que no se les presta la misma atención, por lo que se sienten inseguros y seguramente le van a reclamar al dueño.

Indicios de celos en los perros

Una cuestión que se nos plantea a los dueños de los perros es saber a ciencia cierta que nuestro perro está sufriendo por este motivo. Para ello puedes advertir ciertos síntomas o señales en tu mascota:

  • Cambios en su comportamiento diario. Puede ser que de repente comience a gruñir sin motivo aparente y después calmarse solo.
  • Si aparece una persona o mascota nueva a casa y tu perro se muestra irritante, posiblemente esta actitud sea por motivos de celos.
  • Posesivo y acaparador con el animal o la persona a la que cela, persiguiéndola a cada paso que da e incluso se puede obsesionar.
  • Puede llegar incluso a morder objetos, algo que no hacía y esto ocurre para llamar la atención de la persona a la que cela.
  • Hay casos extremos en los que puede ocurrir que se convierta en celos patológicos y que la convivencia se haga insostenible. Esto es algo que tiene una difícil solución.

Controlar los celos en los perros

perros celosos 3

La educación

La educación juega un papel primordial para que nuestro perro no sienta celos en un futuro. Desde que es un cachorro debes acostumbrarlo a que se relacione con otros perros y mascotas, además de distintos seres humanos. Si se acostumbran a compartir sus juguetes, salir a pasear con otra mascota e incluso relacionarse con niños, ten por seguro que al final no verá a las nuevas personas o perros como una amenaza.

Un nuevo perro en casa

Si ya tienes un perro en casa y decides adoptar otro, tienes que estar convencido que la mascota que ya vive en casa no va a mostrar problema alguno. Si decides que convivan juntos tienes que presentarlos, dejar que se huelan y que se relacionen, pero los primeros días evita que se queden solos.

Tu comportamiento

Es muy importante que no pierdas los nervios ni utilices castigo físico con tu perro, ya que será peor. Pero sí debes mostrar tu autoridad y dejarle las cosas claras. Además tienes que dedicarle tiempo a él y compartir juegos, paseos y ponerle su comida.

Misma atención para los dos perros

Es muy importante evitar la competencia entre ambos perros, para ello debes dedicarle el mismo tiempo a ambos, jugar con ellos y tenerles el mismo trato, aunque nuestra nueva mascota sea un cachorro. Así evitarás problemas de celos porque tu antiguo perro se sienta desplazado.

Para evitar que haya problemas con la comida, los dos tienen que comer en distintos platos y lugares separados, así no habrá problemas por la disputa de los alimentos.

Otros consejos

  • Debes ser tú quien marque las reglas y que no sea tu perro el que te maneje a ti.
  • Es muy importante que le marques la jerarquía, donde tú ocupas el primer puesto y él el último.
  • Si tu perro siente celos, debe ser la persona a la que cela quien debe corregirlo.