Dos perros o uno: ¿qué es mejor? 

Mariela Ibarra Piedrahita · 5 septiembre, 2015

Tener un perro es una decisión importante, pues es un animal que dependerá enteramente de ti. Más importante aún es decidir si introducir otro perro en tu hogar, lo que te llevará a cuestionarte ¿qué es mejor: tener dos perros o uno?  No podemos darte una respuesta exacta a esa pregunta, pero sí podemos hablarte de las situaciones que podrías enfrentar en ambos casos.

Antes de pensar en introducir un animal en tu casa debes preguntarte tres cosas básicas:

  • ¿Cuánto tiempo dispones para dedicarte a su cuidado?
  • ¿Cuentas con un espacio amplio o reducido?
  • ¿Cuentas con los recursos necesarios para mantener a la mascota?

De la sinceridad con la que respondas a estas preguntas dependerá tu futura felicidad y la de tus mascotas, así que ten presente:

perros sarna

El factor tiempo

Un perro necesita que le dediques tiempo para que pueda aprender las normas básicas de tu hogar, pero más importante aún, aprenderá que es algo importante y generará una estrecha relación contigo.

Los mimos, juegos, paseos, o el simple hecho de pasar contigo un par de horas al día, será sumamente saludable para él. Igualmente, si estás poco tiempo en casa, pero convives con personas que pueden acompañar a tu mascota, hará que tu ausencia sea menos difícil para él.

Sin embargo, si tu perro debe pasar mucho tiempo solo en casa terminará por aburrirse, y podría desarrollar problemas de conducta relacionadas con el estrés y la ansiedad. Si esta es la situación real en tu hogar, lo mejor es que tengas dos perros.

Los perros, cuando están bien socializados, son excelentes compañeros de juego y de esta manera no sólo evadirán el aburrimiento, sino también la soledad.

Igualmente, cuando entrenas a un cachorro, su educación será más fácil si tiene un perro adulto guía, en especial porque aprende a conocer límites imitando las conductas de este. Por parte del adulto también es positivo, pues se siente animado a permanecer activo y se estimula su intelecto.

El espacio es importante

Con espacio no nos referimos únicamente a si vives en una casa con patio o en un piso. Para una sana convivencia entre los perros ambos deben tener su propio espacio y cosas.

Esto quiere decir que, si bien pasarán mucho tiempo juntos, cada perro debe poder contar con un lugar al cual acudir cuando quiera estar solo. De esta manera, reducirás enormemente las posibilidades de que se generen tensiones entre ellos, en especial cuando no estás.

Los animales tienden a estresarse en lugares donde no pueden desarrollar las actividades que les gustan, por lo que en esto influye enormemente, más que el tamaño del perro, las características de la raza a la que pertenezca.

Hay perros grandes que son perfectos para espacios reducidos porque no requieren de mucha actividad física, por lo que tendrán más que suficiente con un poco de mimos y un paseo diario.

Por el contrario, hay razas de perros pequeño, como los terrier, que rebozan energía y pueden llegar a enloquecer si no cuentan con el ejercicio y estimulación apropiados.

De modo que si quieres adquirir un nuevo perro debes tomar en consideración la cantidad de actividad física que podrá tener en casa y el espacio que le correspondería a cada perro.

perros rascan el suelo

Recursos económicos

Aunque no lo parezca, tener un perro puede llegar a ser costoso. En especial, si requiere alguna clase de cuidados especiales. Debes tomar en consideración la alimentación, los accesorios que deberás comprarle y los gastos médicos. Teniendo dos perros deberás, obviamente, contar con menos del doble de lo que inviertes en un solo animal.

Además, debes reservar algo de dinero en caso de que uno de tus perros enferme (o los dos), pues estos pueden presentar situaciones que requieran de una atención inmediata, y contar con recursos monetarios suficientes te ahorrarán, además de un mal momento, el poder garantizar la calidad de vida de tu mascota.

Así que ya lo sabes, evalúa tu situación actual real, sé sincero contigo mismo y, de ser posible, recuerda que tener dos perros implicará el doble de cuidados y costos, pero también el doble de amor, y esto es incalculable.