Dormir con la mascota, ¿qué tan seguro es?

Dormir con las mascotas es una práctica muy común entre algunas personas. Sin embargo, ¿tiene consecuencias este hábito?
Dormir con la mascota, ¿qué tan seguro es?
Luz Eduviges Thomas-Romero

Escrito y verificado por la bioquímica Luz Eduviges Thomas-Romero.

Última actualización: 21 agosto, 2022

Las prácticas del sueño humano han sido altamente divergentes a través de la cultura y el tiempo. En la vida moderna los espacios para dormir se categorizan constantemente con habitaciones para adultos y niños, hembras y varones, personas y mascotas.

La convivencia a la hora de dormir se asocia a menudo con el hacinamiento. Sin embargo, existe evidencia que asocia los trastornos del sueño con las prácticas de dormir solo. De allí que la práctica de dormir con tu mascota, tendrá seguidores y detractores.

En España, se estima que el 14 % de los dueños de perros les permite subir a su cama. Mientras que la cifra sube hasta el 33 % en el caso de los gatos.

Dormir con la mascota ¿una costumbre antigua?

La práctica de tener mascotas se remonta a los cazadores del Paleolítico y los primeros agricultores. Aunque los arreglos para dormir de las mascotas no fueron el foco de los primeros estudios antropológicos, compartir el lecho humano sí ha sido registrado.

Es el caso de los estudios etnográficos sobre poblaciones indígenas australianas. Durante las noches frías, se informaba que dormían junto a sus perros por calor. Esta es la base de la expresión popular australiana “noche de tres perros”. Cuanto más fría es la noche, más perros se necesitan para mantenerse calientes.

Beagle dispuesto a dormir

Principales objeciones para dormir con la mascota

A pesar de los beneficios experimentados por los dueños de mascota, existen varias consecuencias de tener mascotas en las habitaciones.

Entre ellas se incluyen los peligros para la salud, el efecto sobre la calidad del sueño y los problemas de comportamiento mostrados por la mascota. También se argumenta el impacto en las relaciones interpersonales de los seres humanos en el dormitorio.

Peligros para la salud

Entre los peligros a la salud están respuestas inmunológicas que resultan en enfermedades alérgicas, asma y/o neumonitis por hipersensibilidad. Además, las mordeduras y rasguños de las mascotas que causan daños en los tejidos e inducen infecciones asociadas.

Sin embargo, los riesgos generales para la salud son relativamente bajos, especialmente si los animales se mantienen limpios y se realiza la atención veterinaria de rutina.

Efecto sobre la calidad del sueño

La Clínica Mayo del Sueño en los Estados Unidos. encuestó a 300 pacientes con un trastorno del sueño existente. El estudio encontró que el sueño del 53 % de los dueños de mascotas eran perturbados todas las noches por el animal. Sin embargo, la interrupción fue significativa solo para el 1 % de los pacientes (más de 20 minutos).

Los expertos en este estudio han inferido que la práctica continuada de dormir con las mascotas beneficia el sueño. Se cree que las causas sean el mayor apoyo, la interacción social y el aumento de los sentimientos de seguridad personal.

Problemas de comportamiento de las mascotas

Diversos estudios han encontrado que los perros que duermen en las camas o habitaciones de sus dueños pueden experimentar problemas de comportamiento. Entre los problemas se cuenta un aumento de la agresión y estrés por la separación.

Se cree que dormir con la mascota pueda afectar la percepción de la mascota de su lugar en la jerarquía de su manada.

Efecto en las relaciones interpersonales

Las mascotas que duermen en la cama de sus dueños pueden ser una fuente de conflicto para las parejas, lo que a veces conlleva problemas de intimidad. Aunque no es una circunstancia general, algunos humanos establecen un apego a sus mascotas que les motiva a dormir con ellas para sentirse cómodos.

Los beneficios de compartir y dormir con la mascota

Dormir al lado del perro

Los beneficios de la posesión de mascotas han sido exaltados por los investigadores durante varias décadas. Actualmente, existen pocas dudas de que las mascotas enriquecen las experiencias cotidianas de los seres humanos.

Diversas investigaciones científicas han establecido entre los beneficios de poseer una mascota:

  • Reducción del riesgo de morir por una enfermedad cardíaca.
  • Mejor calidad de vida en adultos mayores: mayor capacidad de atención, memoria y manejo del dolor.
  • Disminución de niveles de la hormona del estrés, el cortisol.

Solamente en el tópico de dormir con la mascota, no hay suficientes estudios. Más bien, en la literatura científica existe un sesgo centrado en el riesgo que enfatiza las desventajas de que los humanos duerman con su mascota.

Este sesgo ha contribuido a que los beneficios psicológicos, sociales y culturales de las prácticas para dormir junto a nuestras mascotas se pasen por alto y sean poco investigados.

Te podría interesar...
¿Quieres dormir mejor? Adopta a un perro
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Quieres dormir mejor? Adopta a un perro

Aunque no lo creas tener a tu mascota cerca de ti mientras duermes te ayudará a dormir mejor. Hay un estudio que lo demuestra y te lo contamos.



  • Thompson, K., & Smith, B. (2014). Should we let sleeping dogs lie… with us? Synthesizing the literature and setting the agenda for research on human-animal co-sleeping practices. Humanimalia, 6(1), 114-127.
  • Holmberg, T. (2019). Walking, Eating, Sleeping: Rhythm Analysis of Human/Dog Intimacy. Emotion, Space and Society, 31, 26-31.
  • Charles, N. (2016). Post-human families? Dog-human relations in the domestic sphere. Sociological Research Online, 21(3), 1-12.
  • Brown, C., Wang, Y., & Carr, E. (2018). Undercover Dogs: Pet Dogs in the Sleep Environment of Patients with Chronic Pain. Social Sciences, 7(9), 157.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.