Diez motivos para tener un gato en casa

Irene Peláez · 22 diciembre, 2014

Cuando algún miembro de la familia sugiere introducir un animal en casa, lo primero que aparece son los inconvenientes. Sin embargo, hay muchas ventajas de tener mascotas. Aquí presentamos diez motivos para tener un gato en casa.

Compañía

Cualquier persona que tenga un gato podrá manifestar lo acompañado que está con esta mascota, sobre todo cuando acude a saludarte, se acurruca contra ti o ronronea frotándose contra tu pierna. Sobre todo si vives solo, el tener a un gato contigo te ayudará a no sentirte tan solo y sentirte necesitado por alguien que valora tus cuidados.

Diversión

Los gatos son los animales más divertidos y entretenidos, porque son tan raros como los humanos y hacen travesuras que nos resultan graciosas y divertidas. Prueba de ello es que los videos de travesuras orquestadas por gatos, son los más buscados en YouTube…

Se portan bien

Los gatos en general se portan muy bien, son silenciosos respetuosos y cariñosos, aunque también son muy independientes y a veces solo hay que dejarlos en paz un rato. Esto hace que sean cómodos, puesto que no necesitan atención continua y se les puede dejar solos durante el día.

Son inteligentes

Los gatos son extremadamente inteligentes y no hace falta insistir mucho para que aprendan a hacer sus necesidades en su caja, comer en su plato o dormir en su cojín; aunque por supuesto si se les deja se instalarán en tu mejor sofá…

Beneficiosos para la salud

gatos en casa 3

Los gatos se utilizan en medicina preventiva y se ha comprobado que ayudan a reducir la tensión arterial, combatir el estrés y prevenir enfermedades cardíacas. Son especialmente favorables en niños y ancianos y se ha comprobado que ayudan a los pacientes en casos de Alzheimer y autismo.

Necesitan pocos cuidados

Los gatos son tan independientes que no necesitan grandes cuidados. Sólo las necesidades básicas y algo de caso durante el día, pero no hay que sacarlos a pasear ni bañarlos con asiduidad, aunque si sería conveniente que pudiesen salir de casa de vez en cuando y vagabundear por ahí. No hay peligro de que no vuelva porque los gatos tienen un gran sentido de la orientación. Además los gatos son muy cómodos y no despreciarán la oportunidad de volver a un lugar donde pueden dormir calentitos y les dan de comer sin necesidad de cazar.

Son limpios

Los gatos son animales muy higiénicos, normalmente se asean ellos solos y sólo hay que bañarlos de vez en cuando. Además, no producen malos olores ni pegan su olor a los muebles.

Fácilmente adaptables

Los gatos se adaptan a cualquier tipo de hogar no importa el tamaño. Les da igual vivir en un chalet en la costa que en un piso en Madrid. Mientras tengan su sitio en la casa, ellos vivirán cómodos y felices.

No discriminan

Los gatos no discriminan respecto de las personas a las que quieren. Se adaptan a cualquier persona tenga la edad que tenga, aunque son especialmente cariñosos con ancianos y con la gente joven.

Se adaptan a otras mascotas

gatos en casa 2

Normalmente no tienen problemas con otras mascotas, aunque hay que introducirles poco a poco. Sin embargo una vez que están acostumbrados, los querrán mucho y los protegerán de todo lo que se les venga encima.

Así que ahí lo tenemos. Una lista de ventajas de tener un gato en casa que seguramente superarán los prejuicios y nos permitirán disfrutar enormemente de estas mascotas tan cariñosas y estupendas.