Descubre por qué los perros comen pasto

Antonia Tapia 28 agosto, 2015
¿Qué tan seguido ves a tu perro comiendo césped? Si notas que esto puede deberse a una enfermedad, será mejor que tomes medidas. Sin embargo, considera que hay otros motivos para esta conducta tan particular.

Seguramente más de una vez observaste que los perros comen pasto, sobre todo cuando sales de paseo o está en el jardín. Suele pasar que los canes corren por el parque o jardín, muy entretenidos y, de repente, se quedan detenidos en algún lugar y comienzan a masticar desesperadamente el césped que se encuentra a su alrededor.

Claro que tu pequeño amigo no es una vaca, y menos aún un gato, pero, ¿por qué los perros comen pasto? ¿Es normal? ¿No le hace daño?

No cabe duda de que esa afición de pastorear que tiene tu mascota te puede llegar a inquietar. Es entonces cuando comienzas a hacerte una serie de preguntas. ¿Tiene hambre? ¿Estará aburrido o enfermo? Para despejar algunas dudas sobre por qué los perros comen pasto, a continuación compartimos algunos datos.

¿Por qué los perros comen pasto?

Picar es el término técnico que se utiliza para identificar el trastorno por el que los perros suelen comer cosas que no son alimentos. A veces, picar indica que tu perro tiene algún tipo de deficiencia nutricional, aunque a menudo no es más que un signo de aburrimiento, sobre todo cuando se observa en cachorros y perros jóvenes.

Es bastante común que los perros coman pasto; los animales salvajes también lo hacen. De hecho, la mayoría de los veterinarios consideran que es un comportamiento normal. La gran mayoría de los perros tienen acceso regular, en algún momento, al pasto y otras plantas.

Razones por las que los perros comen pasto

mastin rascandose

Existe una variedad de razones por las que un perro podría estar pastando en el césped. Algunas personas explican que los perros suelen comer pasto cuando no se sienten bien. Al ingerirlo, les resulta más sencillo vomitar y de esa forma pueden llegar a estar mejor.

Otros, en cambio, cuestionan la idea anterior; afirman que los canes no han demostrado ser lo suficientemente inteligentes como para decidir cómo se debe tratar un dolor de estómago.

La evidencia sugiere que la mayoría de los perros que se alimentan de hierba no se sienten mal de antemano, o al menos no lo parece. De hecho, según sus propietarios, menos del 10% de los perros parece estar enfermo antes de comer pasto.

Por otro lado, el pasto no induce al vómito. Solo el 25% de los perros que se alimentan con césped vomita luego de ingerirlo.

“Es bastante común que los perros coman pasto; los animales salvajes también lo hacen. De hecho, la mayoría de los veterinarios consideran que es un comportamiento normal”

Otras razones explican que los canes suelen comer pasto porque mejora la digestión, favorece el tratamiento contra parásitos intestinales o cumple con alguna necesidad nutricional insatisfecha. Entre estas, se incluye la falta de fibra.

Además, por supuesto, también existe la posibilidad de que los perros lo coman simplemente porque les gusta el sabor o la textura. Estos animales parecen disfrutar de su hábito y no sufren ninguna repercusión por ingerirlo. El césped no parece hacerles daño, claro, siempre que no contenga herbicidas u otras toxinas.

Sin embargo, muchos opinan que los perros no tienen los medios para digerir el pasto, ya que carecen de las enzimas necesarias para romper las fibras. Por lo tanto, existe poco valor nutricional en él para ellos.

Finalmente, algunos animales también pueden desarrollar una forma de trastorno obsesivo compulsivo y se obsesionan con mascar el pasto. Sin embargo, esto es relativamente raro.

¿Debo dejar que coma césped?

ejercicio perro

“A veces, picar indica que tu perro tiene algún tipo de deficiencia nutricional, aunque a menudo no es más que un signo de aburrimiento”

Si sospechas que tu perro está comiendo césped porque está aburrido, presta atención; eso significa que no está realizando suficiente ejercicioPara corregir esa conducta, promueve algunas actividades divertidas. Trata de lanzar un disco volador, realiza algún juego interactivo o cómprale un juguete resistente, como para mantenerlo ocupado.

Sobre la posibilidad de que ese tipo de comportamiento esté causado por una deficiencia nutricional, el cambio por un mejor pienso, especialmente una variedad rica en fibra, podría ayudar a aliviar el problema.

Finalmente, aunque la mayoría de los expertos coinciden en que ingerir césped en sí no es perjudicial, hay que tener muy en cuenta si las plantas han sido rociadas con herbicidas o pesticidas. Si es así, pueden ser muy tóxicas, por lo que es mejor estar alertas.

Te puede gustar