¿Qué debe tener el botiquín para el perro?

Alba Muñiz · 13 julio, 2016

Aunque anhelamos que nunca le pase nada a nuestra mascota, siempre es mejor estar prevenidos y poder actuar con rapidez ante situaciones que puedan poner en riesgo la salud o la vida de los peludos. Por eso hoy te contamos qué cosas no deben faltar en el botiquín para el perro.

Importancia del botiquín para nuestras mascotas

Ten presente que tener bien equipado el botiquín para el perro te permitirá no solo resolver alguna cuestión menor que no necesite de la intervención de un veterinario, sino actuar rápidamente ante alguna emergencia mientras llega la atención profesional.

Y es que nuestro peludo, además de presentar señales repentinas de enfermedades que deben ser tratadas con urgencia, puede estar expuesto a distintas situaciones que lo lastimen tanto dentro como fuera de la casa. Por ejemplo:

  • Mordeduras
  • Envenenamientos con distintas sustancias
  • Atragantamientos
  • Quemaduras
  • Cortaduras
  • Accidentes de tránsito
perro enfermo

Como siempre es mejor estar prevenidos y poder actuar con rapidez ante situaciones que puedan poner en riesgo la salud o la vida de los peludos, te contamos qué cosas no deben faltar en el botiquín para el perro.

Cosas que no deben faltar en un botiquín para el perro

Antes de ponerte a armar el botiquín para el perro, ten en cuenta que todos los elementos que lo integren deben estar aprobados para uso veterinario. Recuerda que tu mascota es un can y no una persona. Además, tiene un pH y un metabolismo distinto. Por lo tanto, los desinfectantes y medicamentos deben ser aprobados para perros. Así que realiza las consultas necesarias con un profesional para no incluir opciones que puedan dañar a tu peludo.

Hecha esta aclaración, te contamos que en un botiquín para canes no deberían faltar:

  • Gasas, torundas, vendas y esparadrapo
  • Desinfectantes
  • Analgésicos y antiinflamatorios
  • Medicamentos para la diarrea
  • Un termómetro de lectura rápida e irrompible (se coloca vía rectal)
  • Suero fisiológico (para la limpieza de los ojos)
  • Tijeras que sirvan para cortar los vendajes
  • Guantes de látex o plástico
  • Inductor del vómito (puede ser agua oxigenada)

Otros elementos para incluir en el botiquín de tu can

También un botiquín bien completo para tu amigo de cuatro patas tendría que estar equipado con:

  • Pinzas específicas para quitar garrapatas
  • Una jeringuilla para darle medicamentos líquidos
  • Cortauñas
  • Antiparasitarios

Además, el botiquín para el perro debería estar armado pensando en las características del animal y anticipándonos a los inconvenientes de salud que pudiera llegar a padecer. Por ejemplo:

  • Una solución para limpiar los oídos, sobre todo si tu peludo tiene orejas largas o caídas.
  • Una pomada o sustancia similar para aliviar distintas irritaciones dermatológicas.
  • Antihistamínicos para animales alérgicos a picaduras de insectos, sobre todo de avispas.

Consejos adicionales en relación al botiquín para el perro

Ten en cuenta estos temas en relación al botiquín de tu mascota:

  • Mantenlo siempre ordenado para encontrar las cosas con rapidez si ocurre una emergencia.
  • Controla de manera periódica que los remedios y demás elementos con vencimientos estén vigentes.
  • Ubícalo en un sitio seguro pero de fácil acceso.

Además, es conveniente que armes un segundo botiquín para cuando te tengas que trasladar con tu peludo, sobre todo en viajes largos o vacaciones.

Y, sobre todo, no dejes de incluir en un sitio visible los números de teléfono del veterinario de confianza y de emergencias.

Instrúyete en primeros auxilios para mascotas

veterinario perro

Tan importante como tener bien equipado un botiquín para el perro es saber qué hacer con esos elementos en caso de que tu peludo necesite de tu ayuda.

Por eso es importante que tomes un curso de primeros auxilios para mascotas que te instruirá, entre otros temas, en:

  • Revisar signos vitales
  • Resucitación cardiovascular
  • Ayudar a un animal que se ahoga, sobre todo por atragantamiento
  • Identificar y responder a las señales de shock
  • Limpiar y vendar heridas
  • Entablillar fracturas
  • Curar mordeduras
  • Forma de proceder en caso de torsión gástrica
  • Cómo controlar la temperatura del animal

Ten presente que hay muchos hospitales veterinarios que brindan este tipo de capacitación.