Cuvac eslovaco: todo sobre esta raza

Conocido por sus grandes dotes como perro pastor, el cuvac eslovaco es mucho más que un simple can que guía rebaños en su país de origen. Descubre cómo es este perro y qué es lo que lo convierte en una mascota maravillosa.
Cuvac eslovaco: todo sobre esta raza

Última actualización: 16 abril, 2022

Lo que más se suele destacar del cuvac eslovaco es su marcado carácter protector, lo que hace de este perro un perfecto guardián y pastor. Sin embargo, esta no es la única característica remarcable de este can, el cual merece la pena conocer.

Es un perro de tamaño grande, pero se trata de un animal afable, leal y noble, por lo que muchas familias lo adoptan como mascota. Si quieres descubrir todo sobre él, te invitamos a hacerlo en las líneas que siguen.

Origen del cuvac eslovaco

Su origen no es complicado de determinar teniendo en cuenta su nombre. Eslovaquia es el país donde surge esta raza, concretamente de las regiones más montañosas. Se cree que pudo aparecer por el siglo XVII, aunque no existen datos concretos sobre esto y, por lo tanto, podría ser más antigua.

Desde su surgimiento fue un can adiestrado por los eslovacos como perro guardián, función que desarrollaba perfectamente por sus características físicas y su temperamento. Sin embargo, cuando los lobos dejaron de ser una amenaza para el ganado, el cuvac eslovaco casi llegó a extinguirse.

Características

Se trata de un perro de tamaño muy grande, con un cuerpo bien proporcionado, fuerte y armonioso. Su altura llega entre los 59 y 65 cm a la cruz en las hembras (pesando entre 31 y 37 kg) y entre los 62 y 70 cm en machos, con 36 a 44 kg de peso.

Su cabeza presenta un cráneo alargado y fuerte, al igual que su hocico. Este es amplio y se estrecha hacia la punta, con una mandíbula potente cuya mordida es en forma de tijera. Adicional a esto y siguiendo con la descripción de su cabeza, cabe mencionar que sus orejas son largas y caen hacia los lados.

Manto del cuvac eslovaco

En cuanto a su pelaje, este perro cuenta con un doble manto, el cual es bastante denso y largo, pudiendo llegar a los 10 cm de longitud. No es del todo liso y se suele mostrar más ondulado en la melena y en las patas que en el resto del cuerpo.

Además, hay que aclarar que posee una lanilla interna más fina, pero también densa. En verano esta capa es la que se cae, mientras la externa se hace menos espesa. Esto le ayuda a sobrellevar mejor las temperaturas cálidas, a las cuales no está muy acostumbrado.

Carácter y comportamiento

Como ya se ha dicho, el cuvac eslovaco es un perro guardián y pastor excelente, pues posee las cualidades perfectas para ello. Es valiente, inteligente, audaz y está en continua alerta. No duda en defender su territorio y a su familia ante la presencia de peligros. Eso sí, sin llegar a mostrarse demasiado agresivo.

Precisamente por su carácter protector, puede presentarse algo receloso con los desconocidos, a los que observará siendo bastante reservado. Sin embargo, una vez compruebe que no son un peligro para su familia, se acercará afectuosamente.

Además de esto, posee otras cualidades que le hacen una mascota ideal, incluso para las familias con niños. Son dóciles, obedientes, nobles y cariñosos, además de inteligentes. También son perros muy activos y vigorosos, por lo que necesitan de mucho ejercicio al día.

Cuidados del cuvac eslovaco

No se trata de un perro que requiera de grandes cuidados especiales. Aun así, necesita de las atenciones comunes de todos los canes, además de algunas específicas debido a sus características.

La alimentación del cuvac debe ser apropiada a su gran tamaño y al nivel de actividad que realiza. Por ello, se debe optar por un alimento de calidad, completo y equilibrado en nutrientes.

La dieta de este can debe contener la suficiente proteína para proporcionarle el correcto desarrollo muscular y esquelético, y también un nivel de grasas correcto para evitar la obesidad. Por supuesto, la hidratación es otro punto fundamental, así que siempre debe disponer de agua limpia y fresca.

Las visitas regulares al veterinario, así como las vacunas y los procesos de desparasitación, tampoco deben faltar. Por otro lado, hacer limpiezas dentales evitará que el perro padezca problemas periodontales, así como mal aliento.

Adiestramiento de la raza

Su inteligencia y docilidad favorecen su educación. Además, son canes muy curiosos que siempre se muestran muy dispuestos a aprender y a obedecer todo aquello que su cuidador le solicite.

Para el adiestramiento la mejor técnica a emplear es el refuerzo positivo. El cuvac eslovaco es un perro agradecido, por lo que los premios son la mejor forma de consolidar las enseñanzas, además de fortalecer el vínculo entre el animal y su tutor.

Salud y enfermedades

Como en la mayoría de los casos de perros de razas grandes, la esperanza de vida media del este animal ronda entre los 11 y 13 años. Se trata de un perro bastante resistente físicamente y no se podría decir que tienda a padecer enfermedades hereditarias, pero sí puede enfrentarse a algunas propias de las características físicas que posee. Entre esas enfermedades están:

  • Luxación patelar: se produce cuando la rótula se sale de la tróclea de la articulación de la rodilla. Suele ser más común la luxación de rótula lateral o bilateral.
  • Displasia de cadera: se produce porque hay una mala unión entre el área articular de la cadera (acetábulo) y el área articular del muslo (cabeza del fémur). Esto desemboca en un desgaste que acaba por causarle cojera al animal, además de artrosis, molestias y dolor.
  • Displasia de codo: suele aparecer durante la etapa de crecimiento del can y afecta a la articulación del codo, de manera unilateral o bilateral. Se da por un desarrollo anormal del tejido óseo, que provoca artritis, es decir una inflamación de la articulación.
  • Torsión de estómago: la torsión de estómago o torsión gástrica sucede cuando el estómago se dilata y rota sobre sí mismo. Suele darse cuando el perro come o bebe agua de manera exagerada e intensa, especialmente antes o después de haber realizado ejercicio.

Otros consejos y curiosidades sobre la raza

Además de lo ya comentado, aquí se muestran otras consideraciones a tomar sobre el cuvac eslovaco, así como más datos de la raza.

  • Adicionalmente de la estimulación física, este perro requiere de una buena estimulación mental. Es importante que tenga cerca juguetes adecuados para su fuerza, así como la interacción con personas y otros perros.
  • Aunque tiene un buen carácter, necesita de un tutor que lo guíe y eduque correctamente. Por ello, no es apropiado para personas que no tienen experiencia en el trato con perros de gran tamaño.
  • Tampoco es aconsejable, por su propia salud, que sea el animal de compañía de personas que no pueden cumplir con sus rutinas de paseos diarios y ejercicio.
  • Otros nombres por los que se conoce a este perro son slovensky cuvac, slovakian chuvac, slowakischer tsciu atsch y tchouvatch slovaque.
Te podría interesar...
Pastor de Bérgamo: un perro que conduce y cuida los rebaños
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Pastor de Bérgamo: un perro que conduce y cuida los rebaños

El pastor de Bérgamo o bergamasco en un raza de perro cuyo origen se sitúa en los alpes italianos... ¡Es uno de los animmales más usados para el pa...