Curly Coated Retriever

Los perros de caza tienen su versión inglesa en los llamados cobradores rizados. Largo, activo y versátil, este canino perfectamente puede cazar o ser un animal de compañía. Estas son algunas de las características que definen al Curly Coated Retriever.

Los perros cobradores ingleses se popularizaron en 1800 y hoy en día pertenecen a una raza muy rara de conseguir y son una de las pocas oficializadas como autóctonas de Inglaterra. Su rareza y pelaje les ha reportado mucha popularidad, sobre todo en Europa.

A continuación revisaremos algunos aspectos y peculiaridades del Curly Coated Retriever:

Características morfológicas básicas

El Curly Coated Retriever es un perro cuyo rasgo característico es su pelaje en forma de rulos poco apretados. Los machos miden un tope de 69 centímetros de altura y las hembras llegan a los 62. Sus piernas son largas y su constitución le permite estar en la categoría de razas de tamaño grande.

Teniendo pedigrí, sus ejemplares pueden tener el pelaje de color negro o marrón oscuro. Sus ojos son grandes y otra de sus características particulares está en la firmeza y lo tonificado que está su pecho.

Pero quienes elijan adoptar esta raza deben informarse sobre aspectos más importantes que su apariencia. Dinámica, temperamento y salud son aspectos esenciales para poder ofrecerle una buena calidad de vida a este can.

Alta actividad física y estado de ánimo dócil

Esta variante de retriever se caracteriza por ser muy enérgica y necesitar altas dosis de actividad física. Por ello, puede ser utilizado para la caza o la compañía, y sus dueños deben estar preparados de antemano para el ejercicio.

Desde el punto de vista conductual, el ‘curly’ es un perro obediente, dócil y presto para cumplir órdenes. Probablemente se muestre algo desconfiado frente a extraños y demasiado dinámico, precisamente por su pasado como perro cazador y cobrador.

Lo recomendable es mantenerlo en casas con patio, realizar largas caminatas y adoptarlo para jóvenes o adultos activos. Responder a sus demandas de actividad física incrementa la esperanza de vida, que en promedio es de 10 u 11 años aproximadamente.

Alimentación y pelaje

En Inglaterra se le suele dar a esta raza una mezcla de carne y vegetales. El hecho es que su alimentación es demandante debido a su alto nivel de desempeño físico. Con seguridad, la comida para perros no será suficiente y puede ser utilizada más bien como complemento dietético.

Con respecto a su pelaje, debemos recordar cepillarlo al menos dos veces por semana. Es decir, que no necesitaremos tantos cuidados especiales y los baños tendrán que ser esporádicos.

Lo fundamental será retirar el pelo muerto, hacer revisiones constantes para prevenir las garrapatas y cepillar de forma circular. De esta manera, procuraremos darle forma a sus característicos rizos.

Sin embargo, más trabajo nos dará el proceso de socialización y enseñanza:

Curly coated retriever: perros inteligentes de adiestramiento complejo

El Curly coated retriever es un perro considerablemente inteligente. Esta raza ocupa el puesto número 41 (de 131) en la clasificación de canes inteligentes elaborada por Stanley Coren. No obstante, su adiestramiento puede ser un reto por muchas variables, y una de ellas es su carácter.

Dos cachorros de coated retriever

Su animosidad y energía representarán un reto en la educación de este animal. Lo más probable es que se aburran de las rutinas de adiestramiento repetitivas y monótonas, así que la estrategia debe ser cambiante y sus dueños deberán tener paciencia.

Por todo lo antes mencionado, se recomienda que el proceso de socialización comience a los tres meses de nacimiento, pues en edades avanzadas presentarán una personalidad y hábitos demasiado marcados.

Perros sanos, pero con propensión a ciertas enfermedades características

El ‘Curly’ es un perro muy sano a nivel general. No obstante, tres enfermedades son bastante repetitivas en esta raza. La primera es la displasia de cadera, una condición que se debe a su morfología y su alto nivel de actividad.

En segundo lugar, debemos saber que estos caninos tienen cierta vulnerabilidad a experimentar cuadros epilépticos. Por último, tenemos que cuidarlos con respecto al tema de las garrapatas y las enfermedades asociadas a este arácnido.

Por último y no menos importante, según una encuesta hecha en Inglaterra en el 2004, la mayor causa de muertes de esta raza fue por cáncer con un 30%. Muerte natural y enfermedades del sistema digestivo figuraban en el segundo puesto, mientras que las enfermedades del corazón solo ocupaban un 5%. Así las cosas, mantener activos a estos perros les asegura un sistema cardiovascular fuerte.

Te puede gustar