9 curiosidades sobre el gato nocturno

El comportamiento de los gatos nocturnos se originó principalmente por su instinto de caza. Sin embargo, debido a que en la actualidad ya no les es necesario cazar, se percibe como una conducta extraña y molesta para algunos tutores.
9 curiosidades sobre el gato nocturno
Cesar Paul Gonzalez Gonzalez

Escrito y verificado por el biólogo Cesar Paul Gonzalez Gonzalez.

Última actualización: 06 mayo, 2022

Si tienes gatos, es probable que en alguna ocasión hayas tenido problemas para lograr que concilien el sueño por la noche. Esto está ligado con su predilección por la vida nocturna, la cual los hace preferir llevar a cabo sus actividades en la oscuridad y no durante el día.

Dicho comportamiento está muy relacionado con su naturaleza salvaje, de manera que a veces es difícil tratar de solucionarlo. Claro está, el proceso de domesticación les ha proporcionado la capacidad para adaptarse al horario de los humanos, aunque esto también depende mucho de cada ejemplar. Si quieres conocer algunas curiosidades sobre la conducta de un gato nocturno, sigue leyendo este espacio.

Datos peculiares del gato nocturno

A pesar de que durante mucho tiempo los gatos han formado parte de la vida de los humanos, aún conservan ciertos instintos y características que recuerdan a sus ancestros salvajes. Por ello, no es de extrañar que sus patrones de sueño puedan tener ciertos conflictos. Conoce las curiosidades más peculiares de un gato nocturno.

1. No son tan nocturnos como parece

Los felinos domésticos provienen de un linaje que se caracterizaba por ser crepuscular. Es decir, se mantenían activos principalmente en las horas previas al amanecer y al anochecer. Esta versatilidad es lo que les permite estar despiertos parte del día y convivir con sus tutores, aunque también es lo que facilita que se vuelva activo durante la noche.

2. Aprovechaban la oscuridad para cazar a sus presas

Una de las razones por las que los ancestros de los gatos eran crepusculares, es porque la oscuridad les permitía atrapar a sus presas con facilidad. De esta forma, usaban la escasa iluminación a su favor y mejoraban la tasa de éxito de su cacería.

3. Son capaces de modificar sus horarios

Como se mencionaba más arriba, no todos los gatos tienden a presentar conductas nocturnas, pues algunos se han adaptado a vivir con los horarios de sus tutores. Esto solo es posible porque en la naturaleza, los felinos domésticos también se adaptaban al patrón de actividad de sus presas. Gracias a esto, un gato nocturno aún puede ser educado para mejorar sus hábitos y evitar las noches en vela.

4. Los gatos están adaptados para la noche

A pesar de que pueden adaptar su patrón de actividad a casi cualquier horario, la biología de los gatos posee grandes adaptaciones para una vida nocturna. Por ejemplo, sus ojos presentan una serie de células (tapetum lucidum) que reflejan la luz y les permiten observar mejor en la oscuridad. De hecho, esta es la razón por la que sus ojos brillan si se les apunta un haz de luz directo a los ojos.

Por qué brillan en la oscuridad los ojos de los gatos

5. Existen gatos ferales que son nocturnos

Debido a la irresponsabilidad de algunos tutores, en varias partes del mundo se han conformado poblaciones de gatos ferales nocturnos que viven por sí mismos en la naturaleza. Estos ejemplares provienen de felinos domésticos abandonados, por lo que no son completamente salvajes. Sin embargo, son lo más cercano que se puede tener a un linaje de vida “salvaje”.

6. Los gatos duermen 16 horas al día

Uno de los aspectos más importantes del ciclo de sueño felino es que duermen en promedio alrededor de 16 horas al día. Claro está, no concilian el sueño de manera continua como lo hace el humano, sino en pequeños lapsos de alrededor de 4 horas, distribuidas a lo largo del día. De hecho, gracias a este patrón de sueño, los gatos pueden cambiar sus horarios con facilidad.

7. Su conducta nocturna no siempre es debida a sus hábitos

Algo que es fundamental conocer, es que los hábitos de un gato nocturno no siempre son provocados por un problema de conducta. En algunos casos, los dolores, las molestias y varias enfermedades pueden propiciar que el felino no concilie bien su sueño. Así que antes de intentar modificar su comportamiento, acude con un veterinario para que descarte cualquier problema de salud.

Ejemplo de las 6 enfermedades hereditarias en gatos.

8. Mantendrá sus hábitos siempre que le proporcionen beneficios

Es posible que un gato nocturno encuentre ciertos beneficios si mantiene sus hábitos. Por ejemplo, si cada vez que se levanta, sus tutores lo miman o le dan algún premio para que no haga ruido, el felino comenzará a repetir la acción para seguir obteniendo los beneficios. Esto significa que si quieres eliminar su conducta, tendrás que comenzar a ignorar sus acciones para que entienda que no consigue nada al hacerlo.

9. Pueden llegar a ser muy quisquillosos

Si has tenido gatos antes, seguro que te has dado cuenta de que algunos pueden llegar a ser bastante quisquillosos. Así que podrían evitar dormir durante la noche porque su cama es incómoda o porque está demasiado caliente (o fría). Es más, si la zona en donde suelen descansar no les gusta, es probable que la eviten y no cambiarán de parecer hasta que lo modifiques.

Los gatos son una de las mascotas más peculiares que se pueden tener en casa, pues su temperamento y su carácter los hacen únicos en toda la extensión de la palabra. Sin embargo, si no se cuidan todos los aspectos de su bienestar, es probable que se convierta en un gato nocturno y cause estragos en tu hogar.

Te podría interesar...
4 razones del comportamiento nocturno de los gatos
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
4 razones del comportamiento nocturno de los gatos

El carácter misterioso y curioso de los gatos ha causado muchas preguntas a lo largo de los años. Un ejemplo de ello es su comportamiento nocturno.



  • CATS PROTECTION (2015). Essential Guide: Understanding your cat’s behaviour. Recuperado el 3 de mayo de 2022, disponible en: https://www.cats.org.uk/media/1020/eg09_understanding_your_cats_behaviour.pdf
  • Ursin, R., Moses, J., Paul, N., & Johnson, L. C. (1983). REM-NREM cycle in the cat may be sleep-dependent. Sleep, 6(1), 1-9.
  • Díaz, A. (2018) Gatos Ferales: ¿Qué son y cómo ayudarlos?. (Tesis de Grado, Universidad Autónoma Metropolintana).
  • Cruz-Reyes, A. (2009). Fauna feral, fauna nociva y zoonosis. Biodiversidad del ecosistema del Pedregal de San Angel. Sección: restauración, conservación y manejo, 453-461.