Cuidados de un gato esterilizado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el biólogo Samuel Sanchez el 27 julio, 2021
De los cuidados de los gatos recién esterilizados depende su pronta recuperación. Como tutor, debes vigilarlos y evitarles actividades que representen esfuerzos de más.

Los cuidados de los gatos recién esterilizados son simples, aunque dependen del estado general de salud de cada felino. En todo caso, los profesionales en veterinaria recomiendan llevar a cabo una serie de cuidados específicos y generales para hacerse cargo de ellos en el posoperatorio. ¡Nosotros te contamos cuáles son!

Recordemos que la esterilización felina es un procedimiento simple, cotidiano y común, así que son muy bajas las probabilidades de que la vida de tu mascota esté en riesgo. De hecho, pasa todo lo contrario: al esterilizar, tu gato y tú os veréis beneficiados, pues dejarás de contribuir a la sobrepoblación (al evitar camadas no deseadas) y que este contraiga enfermedades o se exponga a otros peligros.

¿Cómo son los primeros días después de esterilizar a un gato?

Tras esterilizar a un gato, es normal notarlo con debilidad, mareo y hasta náuseas. Lo más recomendable es dejar que el animal descanse y supere los síntomas asociados al efecto de la anestesia. Aún así, es necesario supervisarlo y tenerlo siempre a la vista. Así identificarás si presenta sangrados, dificultad para respirar, encías pálidas o fiebre. En ese caso, es indispensable acudir a urgencias.

Ahora bien, dentro de lo normal, según una publicación de la Sociedad Estadounidense para la Prevención de la Crueldad contra los Animales (ASPCA), se encuentran síntomas como sangrado leve en la zona de la herida, depresión o “malgenio”, pérdida del apetito, vómito, inestabilidad al caminar y escalofríos. Estos son transitorios y empezarán a desaparecer con los días.

Es probable que tu gato —o sus compañeros, si los tiene— tienda a lamer la herida que queda tras la operación. En estos casos, lo mejor será poner el collar isabelino al félido y separarlo del resto de mascotas de la casa.

El derrame pleural en gatos puede ser muy serio.

Cuidados generales de un gato esterilizado

Además de considerar esos síntomas normales y de alarma, hay otra serie de cuidados de un gato esterilizado que debes conocer. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Reposo del gato: el reposo que debe tener el gato tras ser esterilizado consiste en evitar que realice actividades que requieran esfuerzos de más, como saltar desde o hacia lugares muy altos o el juego brusco con otras mascotas. El objetivo es evitar sangrados internos o que se suelten los puntos de sutura externos, si los tiene.
  • Baño: lo adecuado y recomendable es no bañar al gato mientras pasa el proceso de recuperación, así se evitarán posibles infecciones. Hay que tener mucho cuidado con esta actividad, más si tenemos en cuenta que los gatos se mueven demasiado durante ella y podemos lastimar su herida.
  • Curaciones: el veterinario o especialista te dará una guía específica para saber cómo hacer las curaciones. También te dará indicaciones sobre el desinfectante o producto adecuado para hacerlo sin lastimar la piel del felino.
  • Salidas al exterior: las aventuras de nuestros gatos en entornos abiertos deben quedar canceladas hasta que el veterinario lo apruebe. Lo mejor es que se visite al profesional unos 10 a 15 días después de la intervención, para evaluar la evolución del felino y concretar este tipo de inquietudes.
  • Convivencia con otros animales: durante los dos primeros días, la anestesia puede hacer que el gato esté inquieto o de mal humor, causando malestar en sus compañeros. Si notas una actitud negativa, es mejor que lo dejes tranquilo en una habitación para él solo.

Alimentación de gatos recién esterilizados

Entre los cuidados de un gato esterilizado también se encuentra el manejo de la alimentación. Durante el primer y segundo día después de la cirugía, es normal que el felino esté inapetente, o incluso, que vomite después de ingerir su comida habitual. En caso de que el gato pase muchos días sin comer y no responda a su plato favorito, es mejor que consultes con el veterinario.

Expertos señalan que los gatos esterilizados aumentan voluntariamente la ingesta de alimento en un 20 %. Es por esto que resulta conveniente hacer un seguimiento de su dieta y ofrecer siempre la opción más balanceada a partir de este momento. Este aumento genera, en algunos casos, sobrepeso u obesidad.

Para evitar esto, hay algunas recomendaciones que puedes solicitar al veterinario. Aunque lo común es disminuir la ración que se daba antes del procedimiento, es algo que no se recomienda. La razón es que se puede presentar un desbalance en el metabolismo y desencadenar problemas o carencias de vitaminas, minerales o proteínas.

El profesional podrá recomendar un cambio de pienso por uno más completo y especializado en gatos esterilizados. También podría sugerirte la compra de un plato interactivo que lleve a la mascota a comer más despacio, entre otras opciones.

Tranquilidad de los gatos recién esterilizados

La tranquilidad que le proporciones a tu gato recién esterilizado también forma parte de esos cuidados que son indispensables. La mascota debe encontrar un entorno que le permita recuperarse físicamente y que se adapte a los cambios que empezará a tener.

Los primeros días es mejor que acondiciones un guacal o espacio oscuro, pues sus pupilas quedan muy sensibles a causa de la anestesia. También se recomienda evitar exponerlo a ruidos o sonidos fuertes que puedan impedirle descansar. Poco a poco, el gato irá saliendo de este espacio y recuperando su cotidianidad.

Un gato con ascitis en el veterinario.

Ten presente que desde el primer momento en que un gato es esterilizado se empiezan a notar cambios hormonales, y por ende, comportamentales. Este es el mayor beneficio que adquieren los felinos al ser esterilizados e incluso muchos dejan atrás prácticas como el marcaje inadecuado. De hecho, algunos dueños aseguran que sus peludos se vuelven más cariños y calmados. Si es tu caso, disfruta mucho sus ronroneos.

  • Uribe Sarmiento, F. F., Prada Delgado, Y. F., Rodríguez Barajas, B. S., & Bayona Sánchez, J. A. (2018). Métodos de esterilización en caninos y felinos; revisión de literatura (Doctoral dissertation, Universidad Cooperativa de Colombia, Facultad de Ciencias de la Salud, Medicina Veterinaría y Zootecnia, Bucaramanga).
  • Baciero, G. (2015). La alimentación después de la esterilización.
  • Jeusette, I., & Romano, V. (2000). Gatos esterilizados. Research reports, 1-4.
  • Aisabucha Baldeón, G. D. R., & Muñoz Delgado, P. M. (2011). Campaña de esterilización para erradicar la sobrepoblación canina y felina en barrios marginales del sur de Guayaquil a través de la fundación FADA (Bachelor's thesis, Guayaquil: ULVR, 2011.).
  • Post, C., Para, O., & Perro, S. (2021). Cuidados Post Operatorios Para Su Perro. American Society for the Prevention of Cruelty to Animals (ASPCA).