Cuidado con la venta de cachorros

Francisco María García · 24 diciembre, 2017
Tenemos que ser responsables a la hora de adoptar un joven ejemplar de perro, pues no solo hay implicaciones propias por la vulnerabilidad del animal en ese periodo de su vida, sino por requerimientos legales

Si es ética o no la compra y venta de cachorros es una discusión que quizá durará mucho tiempo más. Por un lado, están quienes defienden a ultranza la adopción y, por otro, quienes quieren comprar una raza determinada.

Lo que sí es indiscutible acerca de esta polémica, es que el tema es importancia capital. No solo porque se refiere a una actividad comercial que tiene ciertas reglas, sino porque implica la comercialización de seres vivos.

La decisión de tener un cachorro es algo muy delicado. No importa que optemos por adoptar un perro abandonado o decidamos comprar uno. En ambos casos, se trata de un ser vivo que requiere un compromiso serio de nuestra parte. Y muy serio.

Al decidir la compra de un cachorro, debemos asegurarnos de pensarlo bien antes de hacerlo. No se trata de la compra de un objeto que podamos cambiar si no nos satisface, y es que nos llevamos una vida que nos comprometemos a cuidar para siempre.

Cachorro comiendo

La cantidad de perros abandonados aumenta cada día. Es un asunto que va más allá de un problema de sanidad pública, es una cuestión de moral y responsabilidad personal. Por eso, tanto si vamos a adoptar como si vamos a pagar por él es necesario estar plenamente convencidos del paso a dar.

La parte legal de la venta de cachorros

La compra-venta de animales es un negocio. Como tal, existen normativas que deben ser respetadas a la hora de realizarla,tanto para proteger a los compradores,como para garantizar el derecho de los animales. Cabe señalar que en España no es legal la venta de animales por parte de particulares.

Entonces, la venta de cachorros debe realizarla una tienda o un criador con licencia. Ambos deben cumplir con las normativas que regulen la actividad en cada comunidad autónoma, así que las leyes sobre protección animal son las que contemplan las pautas a seguir por estos negocios.

Requisitos que deben cumplir las ventas de animales

Los criadores o tiendas que se dediquen a la venta de cachorros deben tener algunos requisitos básicos:

  • Estar registrados como negocios de compra-venta de animales.
  • Contar con las condiciones sanitarias básicas que garanticen el bienestar de los animales que allí se encuentren. Cumplir este requisito convierte al establecimiento en un núcleo zoológico.
  • Deben contar con el personal idóneo que esté capacitado para cuidar y atender las necesidades de los animales.
  • Tener la licencia y permisos necesarios del ayuntamiento que corresponda.

La venta de animales sin los permisos correspondientes es castigada con multas, que pueden llegar hasta los 20 000 euros. Las sanciones dependen de la legislación de cada región.

Qué cuidados hay que tener al comprar un cachorro

Si vamos a comprar un cachorro, debemos hacerlo a un criador o establecimiento que sea confiable. Es recomendable investigar los antecedentes antes de realizar la compra y asegurarnos de que el local donde tengan a los cachorros cumpla con las condiciones sanitarias correspondientes. Por lo tanto, hay que dudar de aquellos lugares que no permitan ver sus instalaciones.

Persona acariciando a un cachorro

También es recomendable conservar la factura y la garantía legal que nos cubrirá en caso de que el cachorro esté enfermo. Deben aparecer los datos del vendedor, la cantidad abonada, descripción y raza del perro.

En este sentido, debemos exigir el certificado veterinario donde deben estar registradas las vacunas y desparasitaciones del cachorro. En ella se debe señalar el estado de salud en el que se recibe el animal. Adicionalmente, hay que requerir el certificado de pedigrí o el compromiso de la tienda de obtención del mismo.

Otro aspecto muy importante es llevar al cachorro al veterinario lo más pronto posible, así podremos hacer valer nuestros derechos en caso de alguna irregularidad. Si el cachorro está enfermo, la tienda debe correr con los gastos que eso implique.

Es preciso reseñar que en algunas comunidades se exige al vendedor que entregue algún tipo de elemento de identificación del animal. Estos pueden ser elementos como microchips, tatuajes, etc.

Qué hacer si se sospecha que una venta de cachorros es ilegal

Comprar un cachorro a gente que no está legalmente autorizada representa un alto riesgo. Si en la búsqueda de opciones para adquirir un cachorro conocemos algún caso, es nuestro deber denunciarlo.

Puede ser que algún establecimiento esté autorizado para la venta de cachorros, pero que no cumpla con algunas normas. En ese caso también debe ponerse a las autoridades en conocimiento de la situación. En definitiva, al denunciar la venta ilegal de cachorros podríamos estar salvándolos de posibles maltratos.