¿Cuándo hay que dar el biberón a un cachorro?

Cuando las circunstancias no son favorables para que las crías sean amamantadas por su madre, existe una leche maternizada específica para ellos, así como un tipo de biberón que se ajusta a sus pequeñas bocas

Si tu perra ha tenido cachorros, pueden darse varias circunstancias por las que se haga necesario que los alimentemos con biberón. Esto no suele ser la regla general, pero, como podría darse la excepción, es necesario que estés informado por lo que pueda ocurrir.

¿En qué casos hay que dar el biberón a un cachorro?

Ya sabes que para un buen imprinting, lo ideal es que los cachorros se críen con su madre y sus hermanos hasta los dos meses y medio, pero esto no siempre es posible por diversas circunstancias. Estas son algunas de ellas:

Puede ser huérfano

No sería la primera vez que una perrita muere durante el parto y deja desamparados a sus cachorros. ¿Significa que deben morir de hambre? Obviamente no, especialmente si te tienen a ti cerca para impedirlo. Estos son unos de los principales casos en los que hay que dar biberón a un cachorro:

Falta de leche

Si la camada es grande, es posible que la madre no tenga leche suficiente para todos. Aunque los cachorros deberían seguir tomando de esta hasta que se termine, habrá que complementar la alimentación con el biberón, pues los cachorros no pueden quedarse a medias.

Leche materna de perros

Mala calidad de la leche

Este es uno de los casos más raros, pero que también puede ocurrir. Podría pasar que la leche de la madre fuera de mala calidad, debido a una falta de maduración de esta, o incluso una infección o enfermedad que aún no está diagnosticada.

En este caso, la leche de mala calidad causaría una deshidratación y desnutrición de los cachorros, los cuales adelgazarían en vez de coger peso (que es lo normal).

¿Cómo hay que dar el biberón a un cachorro?

Vistos los casos extremos que podrían ‘obligarnos’ a alimentar con biberón a los cachorros, hay que saber cómo hacerlo y con qué, para que este tipo de alimentación les aporte los nutrientes necesarios y les ayude a desarrollarse en su debido tiempo.

Hacerlo con leche maternizada

Este es un punto muy importante, ya que el estómago de los pequeños no está preparado para asimilar cualquier leche, mucho menos la de vaca. Así que, en caso de que necesites dar biberón a un cachorro, habla con el veterinario, pero bajo ningún concepto le des leche de la que nosotros bebemos.

Por tanto, deberemos conseguir leche maternizada especial para cachorros de perro. Esta se puede obtener en tiendas de animales, así como en clínicas veterinarias. Las hay de mejor y menor calidad, pero se puede tener éxito en la crianza de los cachorros, aunque se alimenten solo de esta.

Elige el biberón

Este es otro punto importante a tener en cuenta, pues tampoco servirá un biberón de bebé humano. Piensa que cuando los cachorritos llegan al mundo no miden más de 10 centímetros, por lo que su boca será menor que la de un bebé, lo que requiere unas características específicas relativas al biberón.

Cómo darle el biberón a un perro

Además, los biberones especializados en cachorros tienen las medidas precisas que te ayudarán a saber cuánta leche maternizada poner en cada toma. El veterinario será quién determine esto, y además podrá ayudarte y orientarte sobre el mejor tipo de biberón para tus cachorros.

Cómo darle el biberón

Este es el paso más sencillo, pues podrás hacerlo en su misma cama mientras está tumbado como si fuera a dormir. No hay que cogerlo en brazos, pues piensa que esta realmente es la posición natural en la que mamaría de su madre, así que no será nada raro para él y se pegará al biberón fácilmente.

Después de darle el biberón, tienes que vigilar que el cachorro defeque como mucho una hora después de la toma. Si esto no sucediera, habrá que hacerle unos masajes en el vientre y el ano con un paño húmedo templado, que ayudará a estimular el aparato digestivo.

Si tus cachorros se han quedado huérfanos, lamentamos tu pérdida, pero céntrate en ellos y en ayudarles a vivir. Ya ves que cuando hay que dar el biberón a un cachorro no es difícil, pues solo necesitará un poco de tiempo y esfuerzo por tu parte en sus primeros meses de vida.

Categorías: Alimentación Etiquetas:
Te puede gustar