Cuando el cachorro lloriquea por la noche

Es normal que los cachorros lloriqueen durante los primeros días con su nueva familia, pues se enfrentan a un ambiente desconocido en el que han desaparecido todos los seres que conocían (madre y hermanos). Por ello, es obligación de los tutores ayudarlos a adaptarse y a sobreponerse del miedo que enfrentan todas las noches.
Cuando el cachorro lloriquea por la noche

Escrito por Alba Muñiz

Última actualización: 12 marzo, 2022

Si tu cachorro lloriquea por la noche, ármate de paciencia e intenta buscar una solución que le sirva tanto al animal como al resto de la familia. Primero y principal, debes entender los motivos del llanto del animalito: tiene miedo. Es un recién llegado a tu hogar, que fue separado de su madre y de sus hermanos y está en un lugar desconocido y rodeado de desconocidos.

Lo más probable es que el perrito llore solo las primeras noches, hasta que se adapte a la nueva situación. Esto puede ocurrir entre los 3 y los 7 días. Si el llanto se prolonga en el tiempo habrá que corregir algunas de nuestras actitudes hacia el animal.

Qué hacer cuando un cachorro lloriquea por la noche

caricia cachorro perro

Sobre qué hacer por las noches con un cachorro recién llegado, hay posturas bien contrapuestas. Están los que señalan que el pequeño can debe dormir solo desde un primer momento en el lugar que se le asigne en la casa. Y que, por más que llore, no debemos acudir a consolarlo.

Porque, si cedemos, estaremos criando un animal demasiado dependiente de nosotros, que puede llegar a desarrollar en el futuro trastornos como la ansiedad por separación.

Otros afirman exactamente lo contrario. Si dejamos solo al cachorrito llorando por la noche, seguramente se convertirá en un adulto miedoso y con pánico a la soledad.

En el medio, las opciones son muchas y con diferentes variables. Y, como cada persona y cada perro son distintos, las soluciones a este tema admiten varias respuestas.

Opciones para evitar el llanto nocturno del perrito

Supongamos que optas por dejar al perro solo a la noche y hacer caso omiso a su llanto, aunque se te parta el alma. En teoría, todo es posible. Pero resulta que la gente no puede pasarse una semana, o más, en vela. Porque a la mañana hay que ir a trabajar, llevar a los niños a la escuela, hacer trámites o atender la casa. Es por ello que ignorar la situación no siempre es la mejor opción.

Para solucionar este conflicto sin dejar que el perro entre a nuestro cuarto, es necesario que comience a asociar su cama con algo positivo. Esto se logra al realizar varias actividades reconfortantes cerca de su cama, como jugar, comer o darle mimos. Cada una de ellas lo hará sentirse tranquilo, por lo que conforme pase el tiempo, el simple hecho de estar cerca de su lugar de descanso le hará recordar esta sensación.

En el caso opuesto, si optas por llevar al cachorrillo a la cama, lo más probable es que el llanto cese de inmediato. Pero ten en cuenta que será muy difícil que logres quitarlo luego de allí. Mucha gente no tiene inconveniente alguno en dormir con sus mascotas, ya sea compartiendo cama o solo habitación. Aun así, la decisión es tuya.

En la ancha avenida del medio, hay alternativas variadas. Por ejemplo,  que el cachorro duerma al lado de tu cama las primeras noches, pero a medida que se va adaptando a su nuevo hogar, ir alejando su cama hasta el sitio asignado originalmente para su descanso.

También se pueden utilizar algunos trucos –cuya efectividad dependerá de las características de cada animal–,  como el uso de feromonas artificiales que le recuerden las que secretaba su madre para tranquilizarlo.

La cama debe parecer apetecible

Puede sonar muy obvio, pero las condiciones de la cama son un factor clave para que el cachorro se sienta cómodo y sea menos probable que llore. Para ello, la zona en donde se ubique debe ser tranquila y con la temperatura adecuada. Además, debe ser lo bastante acolchonada y suave para que le apetezca quedarse a dormir.

Es normal pensar que los juguetes también deberían estar presentes en su zona de confort. Sin embargo, durante los primeros días es mejor mantenerla austera y sin tantos accesorios. Recuerda que se encuentra en un proceso de adaptación a un ambiente nuevo, de modo que el agregarle más objetos a su entorno lo hará más difícil para él.

Otros consejos para que el peludín no llore

cachorro durmiendo

Cuando el perrito llega a tu casa, se convierte en el centro de atención de toda la familia. Durante el día se le prestan cuidados constantes. Pero si cuando llega la noche se lo deja solo y a oscuras, está claro que se va a sentir abandonado y comenzará a llorar.

Por eso es importante que aprenda a quedarse solo, de a ratos, a lo largo del día, en el espacio asignado para que duerma. Así la experiencia nocturna no será tan traumática. También es fundamental que:

  • Le des señales claras. No lo enloquezcas con actitudes y órdenes contradictorias.
  • No lo castigues ante sus llantos nocturnos. Esa siempre es la peor opción.
  • Juega con él un buen rato antes de la hora de ir a la cama. Si está cansado seguramente dormirá más y llorará menos.
  • Procura también que haga sus necesidades antes de ir a dormir. Así reducirás las posibilidades de que se despierte con ganas de hacer pis o caca y empiece, una vez más, a llorar.
  • Agrega una prenda tuya a su cama. Los cachorros buscan la presencia de la persona -o animal- con la que se sientan más seguro. Conforme pase el tiempo, tú te convertirás en esa figura para él, por lo que tener una prenda tuya le ayudará a sentirse tranquilo y podrá conciliar el sueño.

Lo más importante es que si un cachorro lloriquea por la noche, tomes medidas para paliar su angustia.

No dudes en pedir consejos a un veterinario de confianza. Pero no te quedes solo con una opinión. Consulta a otros profesionales. Seguramente así hallarás la mejor solución para evitar el llanto nocturno de tu mascota.

Te podría interesar...
¿Por qué tu perro llora cuando te vas?
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
¿Por qué tu perro llora cuando te vas?

Si has notado que tu perro llora cuando te vas, seguro pensarás que te extraña mucho. En efecto, es así, pero esto es apenas la punta del iceberg. ...