¿Cuáles son las causas del mal olor en las patas de los perros?

Las almohadillas de los perros tienen un olor característico, más fuerte que el resto del cuerpo. Aun así, ciertas patologías pueden hacer que estas muestren aromas atípicos.
¿Cuáles son las causas del mal olor en las patas de los perros?
Silvia Conde

Escrito y verificado por la bióloga Silvia Conde el 17 Enero, 2021.

Última actualización: 17 Enero, 2021

Si alguna vez te has preguntado por qué las patas de tu perro tienen mal olor aún recién lavadas, no te preocupes, pues es normal. Las almohadillas desempeñan un papel importante en la vida de los canes, ya que son las «suelas de sus zapatos». Por ello, es importante protegerlas y mantenerlas en buen estado.

Cuando el olor de las patas y almohadillas es muy fuerte, cambia su aspecto o presentan heridas y grietas, debes vigilar cómo evolucionan y tratarlas con cremas especializadas si te lo indica el veterinario.

Las almohadillas del perro

Cada pata está formada por 4 almohadillas digitales, de las cuales los perros apoyan 3 al caminar. A continuación, está la almohadilla metacarpiana y algo más arriba, se encuentra la almohadilla carpiana.

Las almohadillas están continuamente en contacto con el suelo y se enfrentan a varias agresiones a diario: diferentes texturas como asfalto, tierra y arena, temperaturas muy altas en verano o bajas en invierno, agua, nieve y otras inclemencias ambientales. Por ello, tienen mayor posibilidad de dañarse o herirse con facilidad.

Para evitar lesiones continuas, las almohadillas de los perros han desarrollado ciertos mecanismos fisiológicos efectivos. Entre ellos, encontramos los siguientes:

  • La piel de las almohadillas es más gruesa y oscura y está cubierta por una densa capa de queratina —la proteína que forma las uñas y el pelo—, que las hace más duras y resistentes al roce contra el suelo.
  • Contienen glándulas sudoríparas, que solo se encuentran en esta zona y en la trufa. Junto al jadeo, conforman la única forma de transpiración que tienen los perros.
  • Bajo de la piel de las almohadillas se encuentra una capa de grasa que amortigua la pisada del animal, protege a los huesos de los dedos y articulaciones del apoyo contra el suelo y además sirve como aislante térmico.
Patas agrietadas en el perro.

El mal olor en las patas de los perros

El contacto con el suelo, la suciedad y el sudor que forman las almohadillas crean ese «mal olor» en las patas, similar a lo que ocurriría en nuestros pies tras una larga caminata. No es preocupante ni tienes que intentar eliminarlo, pero siempre puedes higienizar las patas tras cada paseo con una toallita.

En los días de verano con altas temperaturas, es mejor no salir a pasear a las horas puntas, ya que el asfalto se calienta tanto que puede quemar fácilmente las almohadillas de los canes, lo que provoca grietas o heridas. El asfalto y los pavimentos absorben mucho calor directo del sol.

Se estima que, con una temperatura ambiente de 43 ºC, el pavimento puede calentarse hasta 63 ºC. Por otro lado, en invierno es recomendable utilizar algún tipo de crema protectora para evitar la abrasión con el hielo o la nieve, ya que puede ser igual de peligroso que una superficie demasiado caliente.

Lesiones más frecuentes en las almohadillas de los perros

Al igual que los zapatos, las almohadillas se desgastan con el tiempo. La huella de un perro joven no es la misma que la de un can senior, pues con la edad se vuelve menos rugosa y más frágil. Este desgaste ocurre de forma natural, pero no impide al animal andar.

Sin embargo, es común que ocurran lesiones en esta zona y los canes ancianos dejen de apoyar por completo la pata si sienten algún dolor. Cuando se produce una herida, el mal olor habitual puede cambiar y emitir un aroma a sangre —o incluso a pus si se ha infectado—.

Las lesiones más habituales en las almohadillas de los perros son las siguientes:

  • Grietas: son fisuras en la almohadilla que pueden ser profundas o superficiales. Normalmente con el tiempo se van curando, pero se puede ayudar al proceso con la aplicación de alguna crema.
  • Inserción de cuerpos extraños: los objetos punzantes como cristales, chapas y ramas que pisen los canes por la calle pueden provocar cortes. Las espigas provocan heridas o abscesos cuando se clavan en la piel. Tampoco es raro ver a un perro con una uña clavada en la almohadilla cuando estas no se cortan lo suficiente o crecen malformadas.
  • Erosiones: se producen por el desgaste del estrato superficial córneo de la almohadilla.
  • Quemaduras: son menos frecuentes, pero se pueden producir cuando el can camina por asfalto muy caliente o al desplazarse sobre hielo a muy baja temperatura.
Los animales digitígrados son aquellos que se apoyan sobre sus dedos.

Los perros y muchos otros animales transpiran a través de sus almohadillas. Al tener en cuenta este dato y la función «de suela» que desempeñan, es normal que produzcan un olor más fuerte que el resto del cuerpo. Esto en principio no es nada preocupante, a no ser que presenten algún tipo de lesión visible.

Te podría interesar...
Curiosidades sobre las almohadillas de los animales
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Curiosidades sobre las almohadillas de los animales

Las almohadillas de los animales son la únicas zonas que entran en contacto con el suelo durante la marcha, y ademas presentan diversas curiosidades.



  • Affinity petcare. Almohadillas de perro ¿Qué son y cómo curarlas?
  • redcanina.es Cuidados De Las Almohadillas De Los Perros – Trucos, Consejos Y Productos, 2019.