¿Cuál es la mejor correa para tu perro?

Laura Huelin · 27 abril, 2018
Es fundamental su apropiado manejo en los paseos con el can; ojo, con llevar la correa tensa, ya que puede dañar al animal o provocarle problemas de salud

La correa se ha convertido en un objeto obligado por ley en el paseo de nuestros perros. Además de servir para mantener cerca a nuestra mascota, es un elemento a través del que nos comunicamos con nuestro can. Descubre cuál es la mejor correa para tu perro y así mejorar los paseos con él.

Los diferentes tipos de correa

Hay muchos tipos de correas diferentes en el mercado, sin embargo, no todas son buenas. Algunas, incluso, pueden hacer daño a la mascota: porque son incómodas o porque siempre van tirantes. De igual forma, no todas las maneras de sujetar al perro son buenas: elige siempre el arnés sobre el collar y deshazte de los collares de castigo.

La importancia del manejo de la correa

A través de la correa le transmitimos mucha información a nuestro perro: si estamos relajados, si estamos tensos o si viene algún peligro. Esto lo hacemos de manera inconsciente muchas veces, pero nuestro perro recoge toda esta información en cada paseo.

Si le damos un tirón, el animal siente que hay algo peligroso acercándose y nos hemos puesto alerta. En cambio, si la correa va relajada y colgante, el perro está relajado y cómodo. Las correas tensas significan estrés o peligro: provocarán que el can pasee más excitado y nervioso.

Además, si la correa va sujeta al cuello o a un tipo de arnés que le pueda hacer daño, el paseo le provocará dolor. Las correas tensas molestan en el cuerpo de nuestro perro, pero además pueden provocar problemas de salud. Por su bien, físico y psicológico, los paseos han de hacerse sin tensión entre los dos extremos de la correa.

Manejo de la correa del perro

Por eso es importante enseñarle a los perros a no tirar de la correa; pero es igual de importante que nosotros no demos tirones. Por nuestra parte, durante el paseo, nunca deberíamos tirar del perro en ningun dirección, especialmente hacia nosotros. Le estaremos haciendo daño y además le estaremos poniendo nervioso.

Correas extensibles o flexi

Las correas extensibles se caracterizan por ir recogidas en un recipiente de plástico a medida que el perro se acerca o se aleja. Las correas extensibles siempre van tensas, pues es parte de su mecanismo. Hay muchas otras razones para dejar de usar este tipo de objetos:

  • El perro siempre siente tensión
  • Cuando accionamos el freno o llega el final de la correa, da un tirón muy fuerte
  • El perro no sabe a qué distancia puede estar de nosotros, ya que esta siempre varía
  • Si se cae al suelo, hace mucho ruido y puede asustar al perro, incluso puede que salga corriendo
  • Están hechas de materiales peligrosos que producen quemaduras debido al roce. Si se enredan varios perros, pueden hacerse daño.
El paseo con tu perro

Lazos

Un lazo es una correa de cuerda con una argolla en un extremo: esta argolla se introduce por el otro extremo de la cuerda, de manera que crea un lazo movible que se ajusta al cuello del perro. Esta clase de correa se considera un collar de ahogo, ya que cuando el perro tira, se cierra sobre su cuerpo y le aprieta.

Por supuesto que un objeto así no puede ser la mejor correa para tu perro;  necesitamos crear un paseo tranquilo con él, no hacerle daño. De la misma manera, cualquier collar que tenga partes movibles debería ser evitado y sustituido por un arnés.

Correas fijas y largas

La correa fija es la tradicional, compuesta por una tira larga: a un extremo lleva un mosquetón en el que enganchar el arnés del perro, y en el otro lleva un asa para sujetarla cómodamente. Pueden estar hechas de muchos materiales: desde cuerda trenzada a nylon, cuero, tela de colores, etc.

Correa fija para perro

Hay muchos tipos de correas fijas en el mercado: desde las más económicas a correas de lujo de materiales caros como el cuero. Intenta evitar las construidas con cadena, ya que son muy pesadas y son incómodas, tanto para el perro como para ti.

La mejor correa para tu perro

Sin duda, la mejor correa para tu perro es una correa fija de por lo menos un metro y medio de largo. Solo con una correa fija puedes enseñar a tu perro a no tirar y caminar sin tensión durante el paseo.

Además, solo dándole la longitud anteriormente mencionada, el perro tendrá espacio suficiente para caminar sin dar tirones. Aunque parezca paradójico, cuánto más larga sea la correa, más cómodo será el paseo y menos tirones te llevarás.

Ya que es obligatorio por ley pasear con el perro atado, preocúpate por elegir la mejor correa y así disfrutar de mejores caminatas. Las correas, además, son un elemento de comunicación y pueden provocar daños en tu can: es importante enseñarle a pasear sin tensión.