Costilla y Adobada: perritos adoptados y contratados por un restaurante

Los perritos callejeros rara vez corren con la suerte de encontrar a alguien dispuesto a brindarles una mano amiga.
Costilla y Adobada: perritos adoptados y contratados por un restaurante

Escrito por Jhoan Adrian

Última actualización: 21 marzo, 2022

Es común que al entrar a un local de comida seamos recibidos por un host, pero ¿qué pensarías si los que te reciben son dos amiguitos peludos de 4 patas?

Esta es la historia de Costilla y Adobada, dos perritas que trabajan como anfitrionas en Rancheros, un restaurante ubicado en Toluca, México, logrando cautivar a millones de personas a través de las redes sociales.

Todo comenzó un día en el que ambas se encontraban deambulando por las calles en busca de locales donde las personas les regalaran un poco de sus sobras. Los empleados del restaurante quedaron enamorados con su mirada y con lo cariñosas que eran y desde ahí descubrieron que no podían quedarse con los brazos cruzados.

Decidieron convertirlas en miembros exclusivos del equipo de trabajo y las bautizaron como Costilla y Adobada, haciendo referencia a dos platos típicos de la región. Han pasado más de 3 años desde que fueron adoptadas y se han ganado el corazón de cada uno de los comensales que se alegran al ser tan felizmente recibidos. 

“Son perritos rescatados, cuando los veas salúdalos, son muy amigables con todos nuestros clientes y amigos”, señaló el establecimiento de comida”.

Además, el local ha sido de gran ejemplo para la comunidad puesto que durante la pandemia se encargó de promover la adopción y cuidado de estos perritos que deambulan por las calles en busca de una mano amiga.

Son muchos los que ahora visitan el local con la esperanza de poder saludar y jugar un poco con estas dos anfitrionas. Con un simple gesto podemos cambiar y mejorar la vida de estos seres que a cambio de poco nos regalan todo su amor.

¡Felicidades Costilla y Adobada! 


Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.