Comedor para perros abandonados

Mariela Ibarra Piedrahita · 3 octubre, 2015

Si bien, hay muchos perros que se dedican a rescatar humanos, a veces son las personas quienes se las arreglan para ayudar a los canes. Por ejemplo, ComeDog, un comedor para perros abandonados que es mucho más que eso.

El proyecto ComeDog surge en Colombia con el fin de mejorar la calidad de vida de los perros callejeros, pero además de alimentar a los perros, este proyecto busca la esterilización, adopción o reubicación de miles de estos animales.

Cada dispensador tiene la capacidad de alimentar entre 30 y 40 perros, además tienen facilidad para ser transportados para atender diferentes puntos de la ciudad.

Este proyecto, iniciado por Juan Manuel Montoya Pardo, un zootecnista interesado en la causa animal, ha revolucionado en pocos meses la forma en que se concibe ayudar a los animales.

Actualmente, existen cerca de 300 comederos dispersos en 80 municipios de Colombia con una lista que supera los 3 mil padrinos, además de los millones de interesados que cada día contactan con Juan Manuel y con su organización.

cachorros perro

 

Hacia qué está orientado el ComeDog

Lo hermoso de este proyecto es que busca dignificar a los animales en condición de calle, y tratar de buscarles un hogar o, por lo menos, mejorar su posibilidad de conseguir alimento y su calidad de vida.

Además, una de las principales preocupaciones de las personas que iniciaron este proyecto era frenar o disminuir la sobrepoblación de perros y gatos callejeros, así como la reproducción indiscriminada.

Conscientes de que el problema radica en la tenencia irresponsable de mascotas, a través de los comedores se busca generar compasión en la comunidad, para hacer campañas de sensibilización que apunten a la tenencia responsable de animales de compañía.

Igualmente, este proyecto funciona a base de personas interesadas en ayudar a los perritos callejeros, financiando los comedores de su propio bolsillo.

Cómo funciona ComeDog

Es importante entender que este proyecto va mucho más allá que simplemente alimentar a los perros, pues con esto, a pesar de promoverse el bienestar del can, no se hace nada sobre la reproducción, que es otro de los grandes aspectos que este ComeDog procura atender.

Por lo tanto, las personas que deciden apadrinar un animal deben además realizar una serie de compromisos que apunte al mejoramiento de la calidad de vida del perro, por ejemplo:

  • Cada patrocinador es responsable por hacer esterilizar a los perros que visiten frecuentemente su comedero.
  • Debe, además, hacer campañas que apunten a la adopción de los mismos.
  • Elaborar, en la medida de sus posibilidades, campañas ya sean físicas o a través de las redes sociales, que apunten a sensibilizar a la comunidad sobre la importancia de no abandonar canes y tratar de ayudar a los que viven en condición de calle.

A pesar de estar enfocado en perros, se atienden diferentes especies en esta condición, por ejemplo los gatos.

Autor: Fernando Dall'Acqua
Autor: Fernando Dall’Acqua

¿Quiénes pueden ser padrinos?

Cualquier persona interesada en el proyecto puede vincularse. Sin embargo, lo haría con el compromiso de mantener el ComeDog con agua y el alimento suficiente para abastecerlo, y los demás compromisos que adquiere al sumarse al proyecto.

Igualmente, debe realizar el pago de 165 mil pesos colombianos (Aproximadamente 60 dólares), dinero con el que financiará la fabricación y el envío del comedor.

Este proyecto ha sido muy exitoso, y ha mostrado interesados en diferentes países de América, principalmente Perú, Guatemala, Venezuela, Bolivia, Ecuador Estados Unidos, pues hay personas en estos países que desean sumarse al proyecto que alimenta el alma de los animales y sus ángeles.

Es interesante observar cómo este tipo de propuestas tienen cada vez más peso, y es más fácil encontrar personas interesadas en ayudar a los animales sin importar el costo que esto tenga o los sacrificios y esfuerzos extra que deban realizar.

Imagen cortesía de Juanedc.