5 consejos para que tu perro no tenga problemas de comportamiento

Alba Muñiz · 8 septiembre, 2016

La compañía y el amor que nos da una mascota es sin duda una cosa muy gratificante. Pero como nada es perfecto en esta vida, a veces suelen surgir problemas de comportamiento. Aquí te dejamos algunos consejos para solucionar los inconvenientes de conducta que pueda llegar a desarrollar tu perro.

Causas de malas conductas en los perros

Los problemas de comportamiento de tu peludo pueden darse por algo puntual. Por ejemplo, por una situación que le provocó stress, como es el caso de una mudanza o la muerte de algún miembro de la familia. En estos casos, la situación suele resolverse en el transcurso de los días.

Pero también puede haber motivos más profundos, como traumas o miedos que padecen a causa de situaciones extremas que les ha tocado vivir (maltrato, abandono, encierro, etc.) y que requieren de tiempo y de paciencia para solucionarlos y que, seguramente, necesitarán de la intervención de un especialista en conducta animal.

educar a tu perro

Sin embargo, muchos problemas de comportamiento de tu can pueden deberse a errores que cometes tú a la hora de encarar su educación o en el trato cotidiano. Así que presta atención a estos consejos.

Los problemas de comportamiento en los perros pueden deberse a motivos diversos. Lo importante es intentar encontrarles una pronta solución para bien del animal y de su familia humana. Te dejamos algunos consejos.

Cómo evitar problemas de comportamiento de tu can

Entre las cosas que puedes y debes hacer para que tu mascota no tenga problemas de comportamiento, se encuentran:

1- Pon reglas claras

En toda familia, para que las cosas funcionen medianamente bien, deben fijarse distintas reglas para todos sus miembros, sean humanos o animales. Y,  sobre todo, debes evitar contradicciones contigo mismo y con el resto de los integrantes del grupo. Si la idea es que el perro no suba a la cama, debe respetarse a rajatabla por todos. Si tú le dices al peludo que hoy no, pero mañana porque es domingo sí, o si tu hijo se mantiene firme en la decisión de que no suba pero tu hija se lo permite, están confundiendo al animal. Y tu mascota no sabrá cómo proceder realmente.

2- No lo humanices

No debes olvidar jamás que te encuentras ante un perro. Así que no le atribuyas conductas humanas ni pretendas que actúe o razone como una persona. Tampoco lo vistas “a la moda”, o lo llenes de accesorios o utilices en él perfumes y productos cosméticos más allá de los específicos para su aseo. Al animal poco y nada le interesan estas cuestiones y solo le provocarás molestias, alergias y problemas de comportamiento por hacerlo vivir situaciones ajenas a su naturaleza.

3- Déjalo ser perro

Lo mejor que puedes hacer para que un can no se estrese o se traumatice y empiece a desarrollar ciertos inconvenientes de conducta es, entonces, dejarle ser perro. Permite que:

  • Socialice con otros canes.
  • Explore a través de su olfato el maravilloso mundo que se le presenta durante los paseos, aunque huela basura o excremento.
  • Ejercite lo necesario. Un perro que no gasta energía se aburre y puede volverse destructivo e incluso agresivo.

4- Utiliza el Refuerzo Positivo para su educación

la crianza de un perro

Ármate de paciencia y constancia para educarlo. No te desanimes si no obtienes los resultados esperados de forma inmediata. Y utiliza siempre el Refuerzo Positivo para premiar sus buenos actos. E ignora sus malas conductas en lugar de castigarlo. Si caes en este proceder, solo lograrás un animal miedoso que, seguramente, desarrollará más problemas de comportamiento.

5- Trátalo bien siempre

El buen trato, el cariño y el respeto suelen hacer maravillas con humanos y animales. Por eso, para evitar que tu perro tenga posibles inconvenientes de conducta, sigue también estos consejos:

  • Intenta no dejarlo solo por demasiado tiempo en la casa.
  • No lo mantengas encerrado en lugares pequeños, aunque se trate de un balcón.
  • No lo encadenes a su caseta en una terraza o patio.
  • Por ningún motivo le pegues.