Consecuencias del humo de cigarrillo en los perros

10 febrero, 2020
Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Ana Díaz Maqueda
No es recomendable exponer a tu mascota al humo del tabaco, puede provocar en ellas múltiples problemas y enfermedades.

Las consecuencias del humo de cigarrillo en los perros son prácticamente las mismas que para una persona fumadora pasiva. La diferencia es que ellos no pueden decirte que les molesta, al igual que los bebés.

Las mascotas con tutores fumadores están más expuestas a una gran cantidad de tóxicos que aquellas que tienen tutores no fumadores. Esto hace que aumente la probabilidad del perro a desarrollar ciertas patologías. Por esto y por todo lo que contaremos a continuación, te animamos a dejar de fumar, aunque es duro, la recompensa será grata para ti y todos los miembros de tu familia. 

Las mascotas “fuman” de muchas formas

Mujer paseando a su perro en la calle mientras fuma.

No solo es el humo de cigarrillo en los perros. Las toxinas y los productos químicos del tabaco quedan adheridos a cualquier superficie. Por ello, a pesar de que no fumes en presencia de tu mascota, igualmente está expuesta.

Tanto los perros como los gatos se acicalan, pero sobre todo estos últimos. En relación a esto, ten en cuenta que si fumas en la misma habitación donde está tu mascota, todos los residuos del tabaco quedarán sobre su piel y pelo. Entonces, cuando vaya a acicalarse, terminará ingiriendo las sustancias tóxicas.

Lo mismo ocurre con la contaminación ambiental. Si vives en lugares con mucha polución, es posible que el pelaje del animal y la piel acumulen suciedad y que las partículas contaminantes del aire se queden en el pelaje del animal, lo que también provoca enfermedades.

Por otro lado, todo el mobiliario de la casa, así como la ropa que uses, estará en contacto con el humo del tabaco. Y si abrazas a tu perro mientras está en su cama, dejarás residuos en ella también.

Si bien todo esto es dañino, lo más directo y perjudicial es el humo de cigarrillo en los perros. Sobre todo por el hecho de que este no pasa por el filtro del cigarro.

Riesgo del humo de cigarrillo en los perros

Ojo de labrador retriever enfermo.

El humo del tabaco está compuesto por un conjunto de más de 5000 sustancias tóxicas, potencialmente cancerígenas. Además del hecho de que, la combustión produce benceno, que es altamente tóxico.

Esta mezcla de compuestos puede generar y empeorar multitud de estados clínicos en las mascotas. Dependerá de la vía de entrada de los tóxicos para que se vean afectadas una u otra parte del cuerpo del animal.

Las patologías más comunes que parecen estar relacionadas con la exposición del humo de cigarro en los perros son:

  • Asma
  • Bronquitis
  • Conjuntivitis
  • Problemas de piel
  • Pérdida de apetito
  • Irritación de los ojos
  • Problemas cardiovasculares 
  • Mayor riesgo de desarrollar tumores

Intoxicación por ingestión de tabaco

Uno de los graves peligros del tabaco recae en la ingestión accidental por parte de la mascota. Un perro puede beber agua contaminada por colillas, o ingerir directamente el resto de un tabaco que se encuentre en el suelo de la calle, destrozar una cajetilla que encuentre por casa, etc.

Cabe destacar que la ingestión de estos desperdicios, parches de nicotina, chicles u otros derivados, pueden acarrear serios problemas.

Un cachorro encuentra un cigarrillo en el suelo.

La planta del tabaco, sobre todo sus hojas, son altamente tóxicas para las mascotas. La dosis tóxica es de 1 – 2 mg por kg del animal. Así, los síntomas de que un perro ha comido tabaco son:

  • Tos
  • Vómitos
  • Diarreas
  • Agitación
  • Babeo excesivo
  • Pupilas dilatadas
  • Efectos neurológicos

Recomendaciones si eres fumador y convives con animales

Si eres fumador, lo primero que te recomendamos es que intentes dejarlo. Puedes visitar a tu médico de cabecera para que te aconseje y guíe en el proceso. Esto irá en beneficio de todos.

En el caso de que no quieras, intenta fumar en el exterior o en un lugar al que tu mascota no tenga acceso. Además, intenta lavar la ropa y los muebles en contacto con el humo asiduamente, así eliminarás los residuos y toxinas.

Finalmente, ventila la casa a diario. Esto no viene bien solo si fumas. Si tu perro sufre problemas respiratorios, mantener el aire de la casa lo más limpio y purificado posible será muy bueno para tu mascota.

  • Chen, Y., Dales, R., Tang, M., & Krewski, D. (2002). Sex-related interactive effect of smoking and household pets on asthma incidence. European Respiratory Journal, 20(5), 1162-1166.
  • Milberger, S. M., Davis, R. M., & Holm, A. L. (2009). Pet owners’ attitudes and behaviours related to smoking and second-hand smoke: a pilot study. Tobacco Control, 18(2), 156-158.
  • Novotny, T. E., Hardin, S. N., Hovda, L. R., Novotny, D. J., McLean, M. K., & Khan, S. (2011). Tobacco and cigarette butt consumption in humans and animals. Tobacco Control, 20(Suppl 1), i17-i20.
  • Reif, J. S., Dunn, K., Ogilvie, G. K., & Harris, C. K. (1992). Passive smoking and canine lung cancer risk. American Journal of Epidemiology, 135(3), 234-239.
  • Talhout, R., Schulz, T., Florek, E., Van Benthem, J., Wester, P., & Opperhuizen, A. (2011). Hazardous compounds in tobacco smoke. International journal of environmental research and public health, 8(2), 613-628.