Conoce todo sobre el acalefo luminiscente

Si bien su picadura no es mortal para el ser humano, el veneno inyectado puede generar una fuerte sensación de dolor e irritación.
Conoce todo sobre el acalefo luminiscente
Sebastian Ramirez Ocampo

Escrito y verificado por el médico veterinario y zootecnista Sebastian Ramirez Ocampo.

Última actualización: 25 diciembre, 2022

La Pelagia noctiluca, conocida popularmente como acalefo luminiscente, es una especie de medusa pelágica perteneciente a la clase de los cnidarios escifozoos. Se la puede encontrar distribuida en las aguas del mar Atlántico y el mar Mediterráneo, en zonas de mucha profundidad o cercanas a las costas.

Se la reconoce principalmente por irradiar una luz brillante cuando es molestada o en momentos en que intenta atraer una presa. Aunque su veneno no es mortal para el ser humano, su picadura causa una fuerte sensación de ardor y picazón. Descubre en el siguiente contenido los aspectos más importantes de esta maravillosa especie marina.

Características físicas del acalefo luminiscente  

Con un tamaño promedio de entre 10 y 20 centímetros, el acalefo, como la mayoría de las medusas, posee una umbrela o sombrero abultado que forma su cabeza. En el interior de esta “sombrilla”, se encuentra alojado el sistema nervioso y el sistema digestivo. Además, desde allí se desprenden 16 lóbulos periféricos. Ocho de estos son órganos sensoriales, mientras que los restantes son tentáculos marginales.

Estos últimos, que pueden llegar a medir más de 1 metro de largo, son los que poseen los cnidocitos o células urticantes, los cuales segregan veneno y funcionan como un elemento defensivo y arma de caza al mismo tiempo.

Por otra parte, posee cuatro gruesos tentáculos orales que salen directamente de su cabeza. Estos son utilizados principalmente para dirigir sus presas hacia su boca, la cual está en el centro de los cuatro. En cuanto a su coloración, el acalefo luminiscente exhibe una tonalidad violeta brillante con pequeñas manchas pardas por todo su cuerpo.

Su nombre común se debe a una característica muy especial. Y es que cuando esta medusa es molestada o excitada, emite una corta luminiscencia que se va diluyendo poco a poco. De acuerdo con algunos estudios, este es un método de advertencia y distracción para sus depredadores, además de ser una fuente de atención para potenciales presas.

acalefo
Pelagia noctiluca.

Hábitat y alimentación

Como se describía anteriormente, el acalefo tiene preferencia por los hábitats pelágicos del mar Atlántico y el mar Mediterráneo. Sin embargo, en ciertas épocas del año puede observarse cerca a las costas al ser arrastrado por las fuertes corrientes.

Su alimentación se basa principalmente en pequeños peces y crustáceos que caza gracias a sus tentáculos y al veneno de sus cnidocitos.

Reproducción

A diferencia de otras especies de medusas, el acalefo posee una reproducción estrictamente sexual. Una vez finalizado el cortejo, tanto el macho como la hembra vierten sus gametos en el agua para que sean fecundados. Posteriormente, se da origen a un huevo, luego a un embrión y finalmente a una larva microscópica con la capacidad de movilizarse por sí sola sobre el agua. Pasada una semana, esta larva se desarrolla hacia una medusa juvenil y en un período de un mes se convierte en una joven adulta.

Su ciclo de vida tiene una duración aproximada de dos a seis meses, siendo el encuentro con aguas turbulentas la principal causa de muerte en esta especie.

Curiosidades del acalefo luminiscente 

La picadura del acalefo es bastante dolorosa y genera una fuerte sensación de escozor. En casos en que las personas hayan tenido un desafortunado encuentro con este animal, se recomienda aplicar sobre la zona afectada una solución saturada de sulfato de magnesio junto con cloruro de sodio para desactivar los cnidocitos.

Por otra parte, su picadura no es mortal para el ser humano, ya que la concentración de veneno en sus tentáculos marginales es limitada. Además, los filamentos de esta especie son mucho más cortos que los de otras medusas.

Entre otras cosas, en algunas épocas del año, especialmente en el verano, el acalefo tiende a formar cardúmenes de cientos de ejemplares que se mueven con la corriente. Esta es una situación peligrosa dado el riesgo que representan para la población humana y animal que se encuentra en los océanos.

acalefo
Pelagia noctiluca.

Existen varias teorías para explicar este comportamiento. Por una parte, se cree que el incremento de nutrientes como el nitrógeno y el fósforo en los mares por el vertimiento de fertilizantes, beneficia la presencia y reproducción del acalefo. De igual manera, la disminución de depredadores naturales como la tortuga boba o el atún rojo permite que su población aumente. Por otro lado, el aumento de la temperatura del agua en el verano hace que su ciclo vital se acelere, dando origen a más individuos.

Finalmente, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Marine pollution bulletin, el acalefo es una de las especies marinas con mayor concentración de microplásticos en su interior.

Te podría interesar...
Las 7 medusas más venenosas
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Las 7 medusas más venenosas

Las medusas más venenosas del mundo habitan y se desplazan a lo largo de los distintos océanos del planeta, dejándose llevar por corrientes.



  • Pastor-Prieto M, Bahamon N, Sabatés A, Canepa A, Gili JM, Carreton M, et al. Spatial heterogeneity of Pelagia noctiluca ephyrae linked to water masses in the Western Mediterranean. PloS one. 2021;16(4):e0249756.
  • Rapp J, Herrera A, Bondyale-Juez DR, González-Pleiter M, Reinold S, Asensio M, et al. Microplastic ingestion in jellyfish Pelagia noctiluca (Forsskal, 1775) in the North Atlantic Ocean. Marine pollution bulletin. 2021;166:112266.
  • Heymans Ghent C, Moore Rutgers AR. LUMIMESCENCE IN PELAGIA NOCTILUCA. The Journal of general physiology. 1924;6(3):273-80.
  • Ayed Y, Boussabbeh M, Zakhama W, Bouaziz C, Abid S, Bacha H. Induction of cytotoxicity of Pelagia noctiluca venom causes reactive oxygen species generation, lipid peroxydation induction and DNA damage in human colon cancer cells. Lipids in health and disease. 2011;10:232.

Los contenidos de Mis Animales se redactan con fines informativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.