Cómo saber si tu perro tiene sarna

Virginia Duque Mirón · 6 julio, 2018
El picor, el olor rancio, la pérdida de pelo, manchas rojas o la falta de apetito son los síntomas propios de esta enfermedad

La sarna puede ser muy molesta para nuestro perro y, con el rascado obsesivo que esta provoca, es posible que incluso se haga daño en la piel hasta el punto de hacerse heridas. Si quieres saber si tu perro tiene sarna y qué hacer para remediarlo, no te pierdas esta valiosa información.

Qué es la sarna

Es una enfermedad que afecta a la piel de los perros. Esta está causada por unos pequeños ácaros que se domicilian bajo la piel y el pelo de nuestras mascotas. Una vez ahí, comienzan a hacer su vida, lo cual incluye su reproducción.

Ponen huevos de los cuales nacen más ácaros, que a su vez hacen su vida bajo la piel del perro y siguen poniendo más huevos a no ser que se dé el tratamiento adecuado. Estos ácaros actúan como parásitos, así que se alimentan, en este caso, de la piel y el pelo del perro, por lo que este tendrá un aspecto vejatorio en breve.

Estos ácaros siempre conviven con las mascotas, pero cuando el sistema inmunológico del perro está fuerte es capaz de mantenerlos a raya. El problema surge cuando el perro está bajo de defensas y su sistema inmunológico no tiene las fuerzas suficientes para ello.

Perro con sarna extrema

Hay diversos tipos de ácaros, y cada uno provoca distintos síntomas y diversos tipos de sarna. Estas son las más comunes:

Demodicosis

Los parásitos son alargados como un gusano microscópico y se introducen por el folículo piloso. Cuando se reproducen van inundando los folículos, estos se inflan y el pelo se cae.

Sarna común

La sarna común se trata de una enfermedad causada por un parásito redondo que se mete dentro de la piel y comienza a excavar pequeños túneles en los que depositar sus heces y sus huevos.

Sarna roja

Hay otro tipo de parásito que provoca la sarna roja, la cual provoca enrojecimientos de la piel severos.

Cómo prevenir y tratar la sarna en perros, consecuencia de los ácaros

Cómo puedes saber si tu perro tiene sarna

Como siempre decimos, observar a nuestra mascota es un paso importante a la hora de querer saber si algo funciona o no bien. En el caso de la sarna, habrá ciertos comportamientos que te permitirán ver si tu perro tiene sarna.

  • Picor. La sarna produce un picor intenso que hará que tu perro se rasque de forma compulsiva por varias partes del cuerpo. Por norma general, la sarna suele darse en las zonas más grasosas del cuerpo, así que notarás que tu perro no deja de rascarse en los lomos, la barriga o tras las orejas. El picor será casi insoportable, lo que hará que el animal se pare incluso cuando está caminando para rascarse.
  • Pierde el pelo. El animal podría tener una caída de pelo excesiva que incluso le cree calvas en algunas zonas. Al principio podría suceder una zona específica, pero con el tiempo este problema se extendería a todo el cuerpo.
  • Manchas rojas. Esto podría ser síntoma de la sarna roja.
  • Pérdida de apetito. Si muestra más nerviosismo de lo normal, parece molesto y apático y, además, pierde el apetito, es una señal inequívoca de que tu perro tiene sarna.
  • Cambia el olor. Si la sarna está en un estado muy avanzado, el olor del animal podría cambiar a un toque rancio o desagradable.

Tratamiento si tu perro tiene sarna

Aunque la sarna puede causar grandes y serios problemas a nuestro animal, si se diagnostica a tiempo se puede curar sin secuelas. El tratamiento que prescribirá el veterinario tiene que ver con lactonas macrocíclicas como la invermectina, moxidectina o la milbemicina. Estas se pueden aplicar vía oral o atópica.

Adicionalmente, se tomarán antibióticos, así como gel o champús que ayuden a eliminar los restos de la piel dañada del animal. Para el picor el veterinario te mandará oclacitinib, pues los cortiesteroides podrían debilitar el sistema inmune y empeorar la situación.

Tranquilo, aunque los efectos de la sarna pueden parecer devastadores a simple vista, se pueden remediar y tu perro podrá volver a tener su pelo y piel en perfecto estado.