Cómo saber si tu perro es feliz

Francisco María García · 5 diciembre, 2016

En muchas ocasiones nos hemos planteado ¿qué diría nuestro can si pudiese hablar? Aunque no va a ser posible escuchar algo parecido de su boca, sí es cierto que hay señales y signos para entender a tu peludo, cómo se siente y si el perro es feliz.

Ojos y boca, señales de que el perro es feliz

hacer-que-tu-perro-sea-feliz

Si el perro es feliz sus ojos estarán relajados, parpadea suavemente y su mirada es relajada y divertida.

Nuestro amigo no siempre tiene la misma forma de mirar. Cuando lo vemos con los ojos entrecerrados y la mirada penetrante, eso significa que se encuentra enfadado y es un claro síntoma de agresividad.

Otro síntoma es observar las acciones y actividades que el animal hace durante el día. De esa forma verás los gestos que pone en cada actividad y serás capaz de su estado de ánimo.

La boca relajada

Cuando nuestro amigo se siente feliz tiene la boca entre cerrada y ligeramente abierta, que parece que sonriera. El lenguaje corporal es muy indicativo sobre cómo se encuentra el perro.

Si jadea con la boca abierta, podría tener calor o está estresado y no sería un perro feliz.

Las orejas y la cola

Si el perro es feliz tiene las orejas relajadas o de forma natural. Un can que tiene las orejas erguidas hacia adelante indica que está interesado en algo que está pasando a su alrededor.

También es cierto que las formas de las orejas varían según el tipo de raza. Pero su significado siempre suele ser el mismo, y las señales indicativas también las mismas.

Sobre el lenguaje de la cola del perro también se ha escrito mucho. Los perros felices menean la cola de un lado a otro de tal manera que mueve todo su cuerpo.

Cuando la cola se mueve con rigidez, pero no el resto del cuerpo, el perro está observando lo que está pasando a su alrededor.

Comportamiento agresivo

Hay perros agresivos, destructivos, que muerden todo lo que encuentran a su paso. Hay que tener en cuenta que esta actitud podría ser un signo de estrés o aburrimiento.

Los perros, cuando están felices no muerden, en su lugar muerden y juegan con los juguetes.

El apetito cuando el perro es feliz

Si el perro es feliz, no pierde el apetito, sino que comerá sin problemas. Cuando nuestro amigo no quiere comer, ello puede ser un síntoma de enfermedad.

Dinamismo y actividad

En el análisis del tiempo de sueño, los perros no son como los gatos, no tienen que dormir 20 horas al día.

Mientras que la edad y la salud juegan a su favor, un perro feliz debe ser activo durante mayor parte del día, le gusta pasear y jugar.

Cuando un perro es reacio a participar, ello será una señal de que no se encuentra bien. Hay que llevarlo al veterinario para asegurarnos de que no está enfermo o lesionado.

Cómo hacer feliz a nuestra mascota

feliz vida con tu perro

Hay muchos pequeños detalles que podrías hacer a diario para mantener a tu perro siempre feliz y contento.

  • Trata a tu perro con mucho cariño y cuidado. La clave está en tratarlo como a un amigo o miembro de la familia y ofrecerle toda nuestra atención y cariño.
  • Hay que evitar la rutina y pasar más tiempo jugando con el perro. Hay muchos tipos de juegos, con pelotas o con cualquier otro juguete. De esa forma, nuestro amigo se mantendrá activo y con vigor.
  • A nuestro perro le gusta mucho ser rascado, sobre todo en la zona detrás de sus orejas. También funciona dar unas palmaditas cariñosas en la cabeza o hacer un masaje relajante en el vientre.
  • Ten en cuenta que, a medida que el animal cumple años, le gustará cada vez más simplemente sentarse por ahí y recibir un masaje o unas palmaditas cariñosas de la persona que más quieren.
  • El parque es su mundo de diversión. Hay que llevarlo con frecuencia a dar paseos por el parque. Lo dejaremos olfatear por ahí y le permitiremos que juegue con otros perros.

 A la hora de salir de paseo, no pondremos cadenas ajustadas en torno al cuello ni lo ataremos en cualquier esquina. A los perros les encanta correr y jugar. Esa es su forma de ser.