¿Cómo marcan su territorio los gatos?

Mariela Ibarra Piedrahita · 12 mayo, 2015

Los mininos tienen formas muy precisas de marcar su territorio. Sin embargo, lo que puede que no sepas es que lo hacen de maneras muy variadas, así que presta mucha atención para que aprendas a identificar cómo marcan su territorio los gatos:

Dentro del proceso de marcaje felino se reconocen diferentes formas que usualmente no identificamos como tales. Existen 3 formas principales: la más conocida es a través de las misiones, la segunda es a través de feromonas y la tercera son las marcas visuales. Veamos cada una de estas detenidamente.

Con misiones marcan su territorio los gatos

Una de las maneras más reconocidas, y también una de las que más exaspera a los cuidadores, es el marcaje a través de la orina. Los gatos tienen en su cuerpo una serie de glándulas. Hay una especialmente importante ubicada sobre el ano, denominada glándula anal.

Esta glándula se encarga de producir un aceite que es vertido en la orina del gato cuando este hace las misiones. Este tiene diferente tipo de información sobre el animal, en especial orientada a su sexo y a su momento reproductivo.

El marcaje a través de orina se hace de dos maneras:

  • Orina normal: Este marcaje ocurre cuando el gato orina para delimitar su territorio. Es común tanto en hembras como en machos y corresponde a dejar una señal olfativa a posibles invasores del territorio. Si un gato siente que su territorio se encuentra amenazado, orinará en las zonas que considere desprotegidas como una manera de advertir su presencia.
  • Orina en spray: Ocurre generalmente en los machos que no han sido castrados, y se presenta cuando el gato siente la presencia o el olor de un posible rival, o cuando detectan la presencia de una gata en celo, como una invitación a su territorio e indicándole que se encuentra dispuesto a reproducirse. El marcaje en spray es muy común en los felinos grandes, como tigres o leones.

Frotándose contra las cosas

gato frota la cabeza 3

¿Te parece dulce cuando tu gato frota su cara contra ti? Pues esto, más que un gesto de cariño, quiere decir que tu gato está reclamándote como su propiedad. Además de la glándula anal, los gatos tienen una serie de glándulas diseminadas por todo su cuerpo y cara que les ayudan a hacer más efectivo el marcaje de objetos.

Las glándulas producen un aceite cargado con feromonas que impregna el pelaje del gato, quien, a su vez, se lo unta a los objetos con los que tiene contacto. Sin embargo, no tienes que sentirte ofendido. Las cosas sobre las que el gato se frota, incluyendo a las personas, normalmente son con las que se siente a gusto.

Los gatos tienden a ser desconfiados, y es una característica que les ha garantizado la supervivencia. Sin embargo, solo marcan como suyas las cosas con las que se sienten en confianza, de modo que pueden permanecer desprevenidos cuando están cerca de los objetos que están impregnados con su olor.

¿Por qué duerme en tu cama o muebles? Esto, más que por comodidad, se debe a que son cosas que permanecen impregnadas de tu olor, así que es una manera que tiene el gato de ejercer dominancia sobre las cosas que, según él, has declarado como tuyas dentro de su territorio.

rascador gato

Muestras visuales

Puede que te enloquezca ver a tu gato arañando tu sofá favorito, pero es un comportamiento muy felino. Todos los felinos, incluyendo los más grandes, dejan marcas visibles en las superficies con sus garras para avisar a otros que el territorio está ocupado.

Este marcaje tiene una doble función. En primer lugar, da cuenta del poder físico del gato, su tamaño, potencia de las garras, etc. En segundo, transmite la información sobre su sexo y su disponibilidad reproductiva, gracias a unas glándulas ubicadas en sus patas.

De aquí la importancia de comprar un rascador para que tu gato pueda marcarlo, en lugar de hacerlo sobre tus muebles.

De modo que, ya lo sabes. Esperamos haberte ayudado a comprender un poco mejor el lenguaje de tu gato, en especial en ese mundo de olores que no alcanzamos a percibir, pero que incide de manera evidente sobre las conductas y comportamientos de tu mascota.