Cómo duerme tu perro

Al igual que las personas, los animales también demuestran su personalidad, su carácter y hasta sus sueños con las posiciones que adoptan al dormir. En este artículo te contaremos sobre las diferentes maneras que una mascota adopta al momento del descanso. Según cómo duerme tu perro, así es su forma de ser.

Cuánto debería dormir un perro

 

Es una pregunta muy habitual que reciben los veterinarios. Todo depende, claro está, de la edad, del tamaño y de las actividades cotidianas. Quizás creamos que nuestra mascota “se pasa todo el día durmiendo” y en verdad es así.

Los cachorros precisan alrededor de 20 horas diarias de sueño para poder crecer y desarrollarse. En el caso de los adultos, las razas más pequeñas duermen entre 15 y 16 horas y las grandes entre 16 y 18 horas. Los peludos ancianos aún dedican más tiempo al descanso y probablemente sólo permanezcan despiertos una o dos horas al día.

Cómo duerme tu perro define su personalidad

Nuestras mascotas pueden parecerse a nosotros en muchas cuestiones… incluso en su manera de expresar sentimientos o carácter a través del sueño. Quizás te llame la atención la manera en que descansa por las noches o durante el día. Cada una de esas posturas indican una situación particular. Mira qué significa cómo duerme tu perro:

1. Dormir de lado

Ya sea en el piso, en la alfombra o en la cama, la posición de lateral es la más tranquila y relajada de todas. Las patas están estiradas, las orejas descansan suavemente y la cabeza está ligeramente hacia arriba. Si tu perro duerme de lado, quiere decir que está muy cómodo y seguro de si mismo. Es una postura habitual en aquellos peludos felices, leales y despreocupados… ¡que adoran dormir!

2. Acurrucado

Una de las maneras de dormir más habituales para los perros, sobre todo en las noches o en invierno. La cabeza descansa encima de las patas y el cuerpo está doblado hacia el centro. Cuando el animal elige esta opción, es porque desea conservar su calor corporal. En cuanto a la personalidad, quiere decir que estás ante una mascota muy dulce, dócil y fácil de tratar. ¡Perfecta para llenarle de besos!

3. Estirado

Con la panza hacia abajo, patas traseras completamente estiradas y delanteras también (con la cabeza en el medio). Utiliza todo el espacio de su cama y más también. Es la posición elegida por los cachorros o por los peludos cuando están más que felices. Además, es un signo de motivación y energía, es decir, todo lo que tienen los animales a temprana edad.

4. Patas “abiertas”

Esta postura que adoptan los perros para dormir es realmente divertida. Algunas creencias populares indican que de esta forma el animal está “pidiendo que llueva”. Con el lomo y la cabeza apoyados en el suelo o alfombra llevan las patas traseras “abiertas” y las delanteras por encima del pecho.

Aunque nos pueda parecer extraño, es muy cómodo para ellos y quiere decir que se sienten confiados y seguros. Por lo tanto alégrate por tu peludo ya que estará descansando sin problemas, relajado y a gusto.

5. Panza abajo

A diferencia de la postura con las patas estiradas, en este caso las extremidades quedan semiflexionadas a los laterales del cuerpo. Apoya la cabeza de costado. No están muy relajados todavía, ya que es señal de que atraviesan la fase previa al sueño profundo. Las razas o ejemplares más aventureros y enérgicos, así como también los tímidos y dulces, suelen adoptar esta forma de dormir.

6. Patas para arriba

También conocida como “el desmayado”, suele ser elegida por los perros cuando están muy cansados o acaban de hacer ejercicio (o salir de paseo). Se recuestan sobre la espalda, apoyan la cabeza, levantan las patas traseras (estiradas) y colocan las delanteras en el vientre. El objetivo de esta opción es enfriarse lo más rápido posible. De esta manera el peludo se siente feliz, relajado y seguro. Además, tiene la posibilidad de adaptarse a nuevas situaciones en un santiamén. Así es como duerme tu perro con un toque alerta.

Categorías: Animales domésticos Etiquetas:
Te puede gustar