¿Cómo conseguir el pedigrí oficial?

Francisco María García · 28 noviembre, 2018
Para muchos dueños de perros es importante conocer cómo conseguir el pedigrí oficial. Te damos toda la información al respecto.

Que un perro sea de raza no significa que posea pedigrí. Estos son términos fáciles de confundir, y muchas veces son aprovechados por los cuidadores de mascotas para confundir a los compradores. Aprende cómo conseguir el pedigrí oficial sin caer en engaños.

No todos los perros de raza tienen pedigrí, pero para obtenerlo es indispensable que el can sea de raza. El pedigrí determina la ascendencia o genealogía del animal para certificar que se trata de un perro de raza pura.

El documento no solo sirve para participar en concursos de belleza y morfología canina. También lo utilizan los criadores para garantizar que venden camadas de raza pura.

¿Cómo conseguir el pedigrí oficial?

La Federación Cinológica Internacional (FCI) establece los parámetros sobre las razas de perros. Está integrada por 84 países miembros y es la única autorizada para estos procedimientos. En cada país entrega los certificados de pedigrí en colaboración con la organización canina correspondiente.

En España, el pedigrí oficial queda certificado en un documento emitido por la Sociedad Canina Española, con el aval de la FCI. Allí se asientan las tres generaciones anteriores para atestiguar la pureza de la raza. Datos de nacimiento y muerte de sus antepasados, características como color, tamaño, raza o sexo, son parte de la información.

El código de identificación

También queda certificado el nombre del perro, su fecha de nacimiento y de inscripción, así como los títulos de campeonatos y competiciones oficiales obtenidos.

Es requisito indispensable que el canino posea un código de identificación mediante un tatuaje o un microchip. El nombre y domicilio del propietario y las firmas autorizadas de la sociedad canina que emite el documento son otros requisitos.

Dueña abrazando a su perro.

Cesión de propiedad

Si el cambio de propiedad del perro es el factor que se considera, hay algunos requisitos. El documento, denominado Justificante de Inscripción en LOE o RRC, debe entregarlo el criador o el establecimiento que vendió el perro. Al dorso debe contener la solicitud de Cesión de Propiedad, sin enmiendas.

El documento final tiene que incluir el nombre, firma y dirección del nuevo propietario y la rúbrica del cuidador o dueño del comercio vendedor.

Con ese documento, el nuevo propietario solicitará un pedigrí con transferencia de tres o de cuatro generaciones. Lo hará en la Real Sociedad Canina de España y pagará el importe para la tramitación; de esa forma, contará con el pedigrí oficial de su perro de raza pura.

Si tu perro no tiene pedigrí, pero quieres tramitarlo, deberás presentar al canino en una exposición de la Sociedad Canina Española; los expertos determinarán si es de raza pura. Si tiene antepasados inscritos en el Libro de Orígenes Español (LOE), podría acceder al certificado.

En caso contrario se inscribirá al perro, que deberá esperar dos generaciones para asegurar la pureza de la raza. Al inscribirlo debe colocarse el microchip, que será su número de registro.

Tipos de pedigríes

Existen dos tipos de pedigríes. El LOE se emite cuando se conocen al menos las tres últimas generaciones del can. El registro de Raza Canina o RCC permite registrarlo aunque no se conozca una de esas generaciones.

No hay otro documento que certifique que su perro de raza tiene pedigrí. Este asegura que los bisabuelos, abuelos y padres del perro eran de raza pura; si es así, el nieto también lo será.

Ventajas del pedigrí

El pedigrí oficial deja constancia ante las autoridades de la propiedad de la mascota, protegiéndolo de robos o secuestros. Es además una constancia de que su perro es de raza pura, sin cruces indeseados.

Estos documentos son los que se exigen en todas las competiciones de belleza y de morfología canina que anualmente se realizan en distintas partes del mundo.

Desventajas del perro de raza pura

Perro adoptado en las manos de una chica.

Un perro de raza pura presenta, sin embargo, algunas desventajas. Por provenir de la misma familia, no solo se heredan enfermedades, sino que también se producen mutaciones genéticas que complican la salud del canino.

La mayoría de criadores hace cruces selectivos de abuelos con nietas. Pero también hay quienes cruzan padres e hijas o hermanos. En estos casos cobra vital importancia la información sobre el criador, sus antecedentes, la certificación que posea de la RSE y la honestidad demostrada. Esto permitirá evitar engaños o estafas.

A la hora de adoptar un perro de raza que participará en competiciones es indispensable poseer el documento que certifique sus antecedentes

El conocimiento sobre cómo tramitar el pedigrí oficial ayudará al momento de buscar este importante documento. También evitará que se convierta en una víctima de engaños o estafas por parte de criadores o vendedores inescrupulosos.