Consejos para llevar a tu perro a una competición

Francisco María García · 3 noviembre, 2018
Acudir con tu perro a una competición, sea del tipo que sea, no siempre es fácil. Necesitas un entrenamiento previo.

Las competiciones deportivas y exhibiciones caninas suelen resultar muy atractivas. Pero antes de decidir llevar a tu perro a una competición, es preciso saber que la preparación para estos eventos requiere mucho trabajo y dedicación, además de cierta solvencia económica.

A continuación, resumimos algunos consejos para ayudarte a participar con tu perro en una competición.

Pasos básicos para llevar a tu perro a una competición

Para participar con tu perro en un evento canino, será necesario cumplir ciertas condiciones y requisitos básicos para confirmar su inscripción. Estos son los pasos básicos para inscribir a tu peludo en una exhibición o competición:

1. Asistir a diferentes competiciones

En la actualidad, podemos encontrar muchas fotos e informaciones sobre los eventos caninos en Internet. No obstante, nada sustituye la experiencia real de asistir a una competición y observar cada detalle antes de llevar a tu perro.

Hoy, existen muchos concursos caninos, desde exhibiciones de belleza hasta competiciones deportivas. Al presenciar cada evento, es posible conocer su propuesta y los requisitos de participación, los criterios del jurado, y hacer contacto con otros competidores más experimentados. Ello te permitirá elegir las competiciones más adecuadas a tu peludo.

También te recomendamos acudir a la carpa del club organizador, donde se ofrecen informaciones sobre cómo inscribir y preparar a tu perro. Muchas veces, los propios clubes ofrecen clases de entrenamiento para perros y tutores principiantes.

2. Cumplir los requisitos de participación e inscripción

Tras decidirte por la competición ideal para inscribir a tu perro, será necesario asegurar su calificación para este evento. Para ello, lo primero es leer con mucha atención los requisitos para inscripción y participación en el evento, para asegurarte de cumplirlos.

Competición de perros.

En los eventos del AKC (“American Kennel Club”), por ejemplo, solo pueden participar perros de raza con pedigrí y mayores de 6 meses. No obstante, los criterios y condiciones son muy variables según la finalidad y el organizador de cada competición.

Además, deportes caninos reconocidos por la FCI o instituciones similares, como el “Agility”, tiene sus propios reglamentos internacionales. Si tu intención es llevar a tu perro a una competición deportiva, también te recomendamos conocer el reglamento oficial de dicha actividad.

3. Adquirir el equipamiento más adecuado para la competición

Además de cumplir los requisitos para inscripción, también será esencial tener el equipamiento ideal para llevar a tu perro a una competición. Nuevamente, recordamos que hay muchos tipos de competiciones caninas, cada una con su propio objetivo y sus propias reglas.

Para tener una buena experiencia, debemos conocer bien el reglamento del evento para adquirir la correa, el collar o arnés, u otros accesorios necesarios para esta ocasión.

Si tu perro es pequeño y se prepara para una exhibición, un collar y una correa de tipo resco serán la mejor elección. Si se trata de un perro grande, las correas de tipo gamarra o las cadenas suelen ser las preferidas en exhibiciones.

Cuando el animal necesita habituarse al uso de nuevos accesorios, debemos empezar su adaptación algunas semanas o hasta un mes antes del evento. Recuerda que tu mejor amigo debe sentirse cómodo durante la competición para desempeñarse óptimamente.

4. Entrenar con tu perro antes de la competición

Entrenar con tu perro.

Si se trata de una competición deportiva, tu perro ya debe haber sido debidamente iniciado en el deporte. Aunque no sea un requisito, las clases ayudan a perros y tutores principiantes a habituarse a la dinámica de las exhibiciones.

También será esencial aprender a caminar junto a tu perro, para llegar al ritmo adecuado a las exhibiciones. Lo más importante es conseguir que tu peludo trote moviendo simultáneamente su pata delantera derecha y su pata trasera izquierda. Lógicamente, el tutor deberá acompañar y gestionar el ritmo y la dirección del caminar.

5. Hacer un chequeo de salud y respetar los límites de tu mejor amigo

Antes de llevar a tu perro a una competición, recuerda llevarlo al veterinario para verificar su estado de salud. Lo ideal es hacer una consulta preventiva entre los dos y siete días anteriores al evento. Contando con la autorización del veterinario, ya podremos estar tranquilos para participar con seguridad de una competición canina.

Finalmente, siempre debemos respetar los límites físicos y mentales de nuestros peludos, sea en su entrenamiento o durante la competición. Si observamos que el perro tiene dificultades físicas de terminar una prueba o se muestra incómodo durante una exhibición, no debemos obligarlo.

Recuerda que el respeto es la clave para establecer un vínculo positivo con tu mejor amigo. Además, con el refuerzo positivo siempre se consigue más.