¿Cómo actuar contra el maltrato animal en la clínica veterinaria?

24 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el abogado Francisco María García
En la práctica, el maltrato animal va más allá de la violencia física ejercida a través de golpes o castigos, y es que se extiende a diferentes formas y situaciones; también en algunas clínicas veterinarias puede surgir esta forma de maltrato

Cuando pensamos en maltrato animal, difícilmente lo asociamos a un establecimiento donde nuestras mascotas concurren para recibir cuidados. Pero eventualmente observamos denuncias de malas prácticas o maltrato animal en la clínica veterinaria.

En la práctica, una parte de estas denuncias terminan siendo fruto de una frustración o del dolor de perder un compañero incondicional. Ante el sufrimiento y la impotencia de no poder salvar a sus mejores amigos, muchos propietarios tienden a responsabilizar el veterinario o a la clínica.

Primero, ¿qué es el maltrato animal?

El concepto y las penas aplicables pueden variar según la legislación vigente en cada país o comunidad autónoma. En líneas generales, se puede considerar como maltrato cualquier acto o contexto que provoque dolor o sufrimiento físico o emocional al animal.

Las diferentes formas de maltrato a los animales se extienden también a cualquier forma de humillación, explotación o desentendimiento de las necesidades de un animal.

¿Qué puede considerarse maltrato animal en España?

Entre las diferentes situaciones en las que se puede considerar que hay algún tipo de violencia contra nuestras mascotas, están:

  • No proveer una higiene adecuada al ambiente, lo que obliga a vivir al animal en condiciones insalubres.
  • Ofrecer al animal una nutrición insuficiente en cantidad o calidad, o no dejar a su disposición agua apta para consumo.
  • Ejercer violencia física utilizando o no instrumentos que causan dolor, como cinturones, látigos, etc.
  • Explorar la fuerza física del animal tirando de carros, cargando excesos de peso o participando en peleas. En general, se trata de obligarlo a realizar actividades de forma incesante, sin periodos de descanso.
  • Obligar al animal a consumir drogas o sustancias químicas (excepto tratamientos recomendados por un veterinario).
  • Abandono.
Perro asustado en el veterinario

¿Y las malas prácticas veterinarias? ¿Cómo reconocerlas?

El concepto de mala práctica veterinaria es tanto o más complejo de definir que el de maltrato animal. Pero lo que está muy bien definido por el Tribunal de Ética es que ningún acto o procedimiento llevado a cabo con la intención de salvar la vida del animal puede ser considerado como mala práctica.

Por otro lado, las siguientes circunstancias podrían ser denunciadas como malos procedimientos o especialidades en una clínica u hospital veterinario:

  • Ofrecer atención médica o servicios clínicos y quirúrgicos sin estar debidamente capacitado.
  • No realizar o negarse a solicitar los exámenes médicos necesarios antes de realizar una operación.
  • Administrar tratamientos o realizar prácticas médicas que resulten innecesarias o inapropiadas según el estado de salud del animal.
  • No proveer informaciones a los propietarios sobre el estado de salud de sus mascotas, el pronóstico de la enfermedad diagnosticada o sobre los tratamientos administrados.
  • No solicitar interconsultas con otros profesionales cuando el animal no responda adecuadamente al tratamiento administrado.

¿Cuándo denunciar una mala práctica en la clínica veterinaria?

Antes de realizar una denuncia por mala práctica o maltrato animal en la clínica veterinaria, es fundamental ser consciente y saber analizar la situación. Cuando perdemos a nuestro mejor amigo, es natural que nos sintamos enfadados o impotentes por no poder revertir esta triste realidad.

Estas emociones negativas pueden llegar a influir nuestras decisiones, pero ello no significa que seamos débiles. Simplemente necesitamos tomarnos nuestro tiempo para analizar el contexto de la muerte de nuestro compañero antes de tomar una actitud que pueda perjudicar la carrera y la vida de un ser humano.

Denunciar a clínica veterinaria

Pero si tras reconsiderar la situación, percibimos que nuestra mascota fue víctima de maltrato, debemos efectuar la denuncia. Porque en caso de que no lo hagamos, otros animales y sus dueños pueden sufrir el mismo dolor que nosotros.

¿Cómo denunciar el maltrato animal en la clínica veterinaria?

El proceso para denunciar a una clínica veterinaria por maltrato animal es igual al de denunciar a cualquier persona. La forma más idónea de hacerlo es presentarse ante las autoridades competentes de tu país o ciudad para formalizar una denuncia presencial.

En España, la denuncia se puede presentar ante la policía, ayuntamiento, juzgado o la policía municipal. Tras concluir la declaración, recuerda solicitar el registro de la denuncia por escrito.

Lo ideal es acompañar tu declaración con fotos, vídeos o testimonios de terceros que ratifiquen el maltrato animal en la clínica veterinaria. También es importante facilitar algunas informaciones básicas, como el nombre del profesional responsable, la dirección del establecimiento, el contexto y fecha en el que ha ocurrido la circunstancia denunciada, etc.  

Al efectuar la denuncia, es importante mantener la calma y procurar hablar de forma clara para evitar malentendidos. Ello permitirá a las autoridades asentarla más fácilmente y podrán actuar con más precisión.

  • http://redayudaanimal.es. ¿Cómo puedo denunciar un caso de maltrato animal? Extraído de: http://redayudaanimal.es/Consejos/Denunciar%20el%20Maltrato%20Animal.pdf
  • PACMA. Ley general de bienestar y protección de los animales. Extraído de: https://pacma.es/leycero/PACMA-Ley-general-de-bienestar-y-protecci%C3%B3n-de-los-animales.pdf