Colomera, la tortuga de 100 kilos que recorre la misma ruta en el Mediterráneo

La tortuga Colomera es un ejemplar de tortuga boba ya conocido en las costas del Mediterráneo. Aquí puedes leer su historia.
Colomera, la tortuga de 100 kilos que recorre la misma ruta en el Mediterráneo
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 02 septiembre, 2021.

Última actualización: 02 septiembre, 2021

Desde que nacen hasta que vuelven a la misma playa en que vieron la luz de la luna, algunos quelonios recorren cientos de kilómetros. Es el caso de la tortuga Colomera, un ejemplar liberado en el Mediterráneo después de ser atrapada por una red de arrastre. Gracias al dispositivo de rastreo que se le ha implantado, ha sido posible registrar su ruta desde su liberación.

Si quieres conocer mejor a este animal y qué lo hace tan especial, aquí encontrarás información sobre su especie y estado de conservación. No dejes de leer el tremendo viaje que hace esta tortuga, pues es una oportunidad de oro para aprender más sobre los misterios de la fauna marina.

Características físicas de la tortuga boba

La tortuga boba (Caretta caretta) es la única especie del género Caretta, perteneciente a su vez a la familia Cheloniidae. Habita en los océanos Atlántico (desde donde se desplaza al mar Mediterráneo), Pacífico e Índico.

Esta especie es la tortuga con caparazón duro más grande del mundo: los adultos pueden llegar a pesar 200 kilogramos y medir casi un metro de longitud. No obstante, el récord hasta ahora está en 545 kilos y 213 centímetros.

​La tortuga boba no puede retraer sus extremidades dentro del caparazón, si bien este es duro y está formado por grandes placas o escudos. Detrás de cada ojo posee glándulas lagrimales que le ayudan a eliminar el exceso de sal por beber agua marina, dando la sensación de que llora cuando lo hace fuera del agua.

Los colores de esta especie varían del amarillo pálido hasta el marrón rojizo, pasando por el anaranjado y el verde grisáceo. ​

Es una especie que muestra dimorfismo sexual en su etapa adulta. Los machos de Caretta caretta tienen colas y garras más largas que las hembras, además de un plastrón más corto. Las hembras, por su parte, muestran el caparazón más abombado que el de los machos y la cabeza más pequeña. En crías solo se puede saber el sexo a través de técnicas como la laparoscopia o la anatomía celular.

Una tortuga carey y fauna marina diversa.

Liberación de la tortuga Colomera

Colomera, la tortuga de esta historia, quedó atrapada en una red de arrastre de pescadores de Burriana y Benicarló. Tras su rescate, pasó un tiempo en el ARCA del Mar del Oceanogràfic para recuperarse. Una vez estuvo en condiciones de ser devuelta a su medio, se le colocó un dispositivo de seguimiento y fue liberada en Oropesa del Mar (Valencia, España) el 25 de junio del año pasado, 2020.

Este dispositivo tiene capacidad de transmitir durante 750 días si las condiciones técnicas, oceanográficas o biológicas del animal no lo impiden.

Colomera pesa 100 kilos y mide unos 87 centímetros. Esta hembra es la más grande de todas las que se han registrado en el ARCA del Mar del Oceanogràfic en toda su historia. Además, fue capturada de forma accidental en 2015 y 2019 y en ambas ocasiones pasó por el hospital de tortugas.

El recorrido de la tortuga Colomera

Tras su liberación, Colomera rebasó las islas Columbretes y continuó su trayecto hacia las Baleares. Allí recorrió las costas de Palma de Mallorca y a mediados del mes de julio se encontraba en el Canal de Sicilia, entre las costas de Túnez y la de Sicilia.

La velocidad y el recorrido de Colomera ha satisfecho a los cuidadores e investigadores del ARCA, ya que los datos que transmite su dispositivo indican que su comportamiento está dentro de lo normal. Se puede afirmar prudentemente que su proceso de reanimación y adaptación al mar ha sido exitoso, pasos críticos en la liberación.

6 meses en las costas de Grecia

Tras su incursión en el Canal de Sicilia, Colomera continuó su ruta hacia Grecia. Allí ha permanecido 6 meses, concretamente en el golfo de Ciparisia, situado en costa occidental de la península del Peloponeso (cerca del mar Jónico).

Posteriormente comenzó a dirigirse hacia el estrecho de Messina, en la punta de la bota de Italia y la isla de Sicilia. Después, Colomera volvió al canal de Sicilia, esta vez cerca de la isla de Malta. Este último dato es del 10 de marzo de 2021.

Estado de conservación

La Caretta Caretta, a pesar de distribuirse por la mayoría de océanos, se encuentra actualmente en estado vulnerable. Las actividades humanas, junto con la tardía maduración sexual de esta tortuga (a los 19 años), hacen que la recuperación de las poblaciones sea un trabajo generacional. Las principales amenazas a las que se enfrenta la tortuga boba son estas:

  • Caza intensiva por su carne y sus huevos. Paradójicamente, se ha demostrado que su consumo es perjudicial para la salud debido a la acumulación de bacterias y metales tóxicos.
  • Pesca insostenible en los caladeros en los que se alimentan: esto, además de dejar a las tortugas sin alimento, aumenta la incidencia de capturas accidentales de tortugas bobas.
  • Uso de técnicas de pesca como las redes de arrastre y el palangre pelágico: esta es la principal amenaza para las tortugas del Pacífico Norte, donde mueren atrapadas o sufren lesiones graves.
  • Basura oceánica: cada año se vierten cerca de 24 000 toneladas métricas de plástico en el océano. Las tortugas (y otros animales) ingieren una amplia gama de estos restos flotantes al confundirlos con alimento, como las bolsas de plástico.
  • Iluminación artificial de las costas de desove: las crías neonatas, al orientarse con la luz de la luna para llegar al mar, se confunden al nacer y se encaminan a las ciudades. Por el camino son depredadas, víctimas de accidentes de tráfico y se deshidratan, entre otros problemas.​
  • Invasión y destrucción de su hábitat: la ocupación y urbanización de las playas de anidación de las tortugas bobas las obligan a desovar más cerca de las olas, o directamente no pueden hacerlo por la sedimentación de la arena.
  • Cambio climático: el sexo de las tortugas se determina por la temperatura del nido. Las temperaturas elevadas por el calentamiento global desequilibra las poblaciones hacia las hembras, mientras que aquellos nidos excavados a la sombra de los edificios de la costa dará lugar a mayor cantidad de machos.

La tortuga Colomera es solo un ejemplo de los muchos que han salido bien. No obstante, la conservación de esta especie se enfrenta a enemigos poderosos y muchas frustraciones y lágrimas. Aun así, las personas que luchan por unos océanos limpios y seguros para sus habitantes no se rinden.

Te podría interesar...
Exmarino podrá evacuar a animales y voluntarios de protectora animal en Afganistán
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Exmarino podrá evacuar a animales y voluntarios de protectora animal en Afganistán

El exmarino británico Paul Farthing llevó a cabo la "operación arca" para proteger a 200 animales afganos y trasladarlos a un país seguro.