Características y hábitat del antílope sable

Sin duda ninguna, los antílopes se encuentran entre los animales más rápidos del reino animal. El antílope sable, de todas formas, no corre solo para escapar de sus depredadores.
Características y hábitat del antílope sable
Elsa M. de Arribas

Escrito y verificado por la bióloga Elsa M. de Arribas el 25 Abril, 2021.

Última actualización: 25 Abril, 2021

En el continente africano residen numerosas especies endémicas, entre las que se encuentra el antílope sable. Si quieres observar a este ungulado, debes saber que se encuentra protegido en reservas o parques nacionales de diferentes países de África. 

Aunque es nativo de Etiopía, en realidad este mamífero puede observarse en otros países como Kenia, Tanzania y Sudáfrica, entre otros. Si quiere saber más datos interesantes sobre este bóvido tan bello como singular, sigue leyendo.

Características del antílope sable

Este mamífero, presente en África, es reconocido por sus pelajes oscuros, un rasgo muy llamativo en un territorio como la sabana africana. Sin embargo, todo tiene su explicación. A continuación, se expondrán algunas de las características asociadas al antílope sable.

1. El significado de su nombre científico es peculiar

Este mamífero ungulado recibe el nombre científico de Hippotragus niger, el cual deriva del griego. El género Hippotragus surge de la combinación de la palabra «hippos», que significa caballo y «tragos» o cabra, mientras que «niger» indica el color negro característico.

Como el antílope sable se asemejaba a los caballos —pero también tenía rasgos similares a las cabras— se reflejó esta combinación en su nombre. De todas formas, no hay que confundirse a nivel taxonómico: esta especie pertenece a la familia Bovidae, junto a ovejas, cabras y otros muchos animales.

Un antílope sable tumbado.

2. Sus cuernos anillados son su rasgo por excelencia

Aunque todo el cuerpo en sí sea imponente, los cuernos de los ejemplares adultos constituyen un gran atractivo. La longitud de los cuernos varía entorno los 102-165 centímetros, su posición parte de la cabeza —en vertical— y adoptan una forma curva según van creciendo.

El resto de su cuerpo está formado por una cabeza blanca con una mancha negra extendida junto con orejas estrechas, pero largas.

En cuanto a su cuerpo, estos bóvidos alcanzan los 137 centímetros de porte y su peso se sitúa entorno los 180-250 kilos. Puede observarse un ligero dimorfismo sexual, ya que las hembras son de color marrón oscuro y de menor tamaño en cuerpo y cuernos, que son menos curvos.

3. La tonalidad del pelaje del antílope sable cambia con la edad

Según los expertos, la tonalidad del pelaje del antílope de sable se oscurece a medida que envejece. Por ello, este rasgo se utiliza como determinante a la hora de clasificar los miembros según la antigüedad. Asimismo, también permite identificar a la hembra y al macho alfa presentes en el grupo. Ambos ostentan un pelaje que varía entre el marrón oscuro y el negro.

4. La duración de la gestación es igual a la humana

Entre los rasgos más interesantes referentes a la reproducción de este bóvido, destaca el periodo de gestación. Su duración es igual a la humana, 9 meses. A la hora de parir, la hembra se aleja en solitario y cuida de su única cría durante un mes. Pasado ese tiempo, retorna junto al grupo con su cría, que lactará hasta los 8 meses de edad.

5. El antílope sable una estructura jerarquizada

Dentro de los grupos de animales, no es extraño encontrar una estructura social jerarquizada. Quizás el ejemplo más común sean las abejas o los leones, sin embargo, los antílopes sable también han demostrado tener una estructura grupal muy marcada.

Estas comunidades no solo tienen un macho alfa, sino que también se observa una hembra alfa. La hembra alfa se caracteriza por ser la que mejor salud y fuerza ostenta. Además, estas matriarcas rechazan la incorporación de nuevas hembras, pues muestran comportamientos hostiles ante ellas.

Por otro lado, cuando los machos alcanzan los 3 años de edad, son expulsados del grupo. Normalmente, forman un rebaño de machos jóvenes, que se mantiene hasta los 5 años.

Tras este tiempo, los ejemplares jóvenes estarán preparados para formar su propio rebaño, compuesto por hasta 20 ejemplares: un macho alfa y el resto se dividirán en hembras y varias crías. Así, cada grupo únicamente puede estar formado por un macho, que defiende y mantiene un territorio.

5. Existen 5 subespecies del antílope de sable

Dentro de la especie H. niger se han identificado hasta 5 subespecies distintas. Cada subespecie tiene rasgos comunes al resto, pero también características propias, como su localización o tonalidad del pelaje. Te contamos sus particularidades:

  1. De Ansell. H. niger anselli es visualizada ocasionalmente.
  2. Zambiano o Tanzano del oeste. Responde al nombre de H. niger kirkii.
  3. Sureño o negro. Es la subespecie más común, con el nombre de H. niger niger. 
  4. Del este o de ShimbaH. niger roosevelti es considerada la subpespecie de menor tamaño de todas.
  5. Gigante. Su cornamenta es superior al resto de subespecies. Símbolo de Angola, responde al nombre de H. niger variani.

6. No huyen frente a los depredadores

Tras ver muchos documentales, es probable que nos hayamos quedado con las imágenes de las cebras o los antílopes huyendo de los leones. Sin embargo, los antílopes sable se enfrentan a sus depredadores, a diferencia de la inmensa mayoría de herbívoros.

En realidad, los ejemplares adultos se mantienen firmemente en su sitio y atacan con sus cuernos si es necesario. Por lo que parece, se han registrado casos en los que estos bóvidos han provocado la muerte de leones.

Hábitat del antílope sable

En relación al hábitat del antílope sable, este herbívoro se localiza en bosques ligeros, en los que predominen matorrales y pastizales. Asimismo, no es común observarlo en llanuras abiertas o cubiertas de hierba, ya que suele evitarlas.

Según la estación del año, las zonas de alimentación varían. Por ejemplo, durante la época seca predomina la rumiación de los antílopes en los pastizales, mientras que en la época de lluvias, prefieren árboles caducifolios de hoja ancha.

Por último cabe destacar que, en la actualidad, las poblaciones del antílope sable están decreciendo a causa de diversos factores. Entre ellos destaca la caza, ya que sus cuernos son considerados trofeos por los cazadores. La agricultura intensiva también está reduciendo el espacio útil de la especie.

Una pareja de antílopes sables.

En definitiva, es responsabilidad del ser humano proteger a las distintas especies que habitan el planeta Tierra, en todos y cada uno de sus continentes. Con acciones sociales y programas de conservación, se evitará que el antílope sable llegue a estar en peligro de extinción como su congénere, el lobo etíope.

Te podría interesar...
Antílopes: características, hábitat y comportamiento
Mis AnimalesLeerlo en Mis Animales
Antílopes: características, hábitat y comportamiento

En este artículo te contaremos sobre las características, hábitat y comportamiento de los antílopes, unos mamíferos herbívoros hermosos.