Características del checo barbudo

Camila O.Thomas · 4 mayo, 2019
El checo barbudo es un perro originario de Bohemia, una región de lo que ahora es la república Checa; es un perro a prueba de cualquier terreno, ideal para largas caminatas y ambientes de bosque

El checo barbudo también es conocido como cesky Fousek o perro checo de pelo duro. Esta es una raza de perros leales y amistosos que han recibido el apodo de ‘perros de caza supremos’. Así, el checo barbudo es una raza muy apreciada.

Es oriundo del antiguo principado de Bohemia, la actual República Checa, aunque la mayoría de la gente piensa que es una raza francesa. Las referencias a los perros de caza bohemios, generalmente asumidos como ancestros de Fousek, se pueden encontrar en documentos que datan del siglo XIV.

La agitación política de principios del siglo XX fue particularmente violenta en Europa del Este. Para el cesky Fousek, fue casi fatal. A medida que la guerra se desarrollaba en toda la región, la reproducción  de esta raza se paralizó. Al final de la guerra en 1918, el Imperio austrohúngaro había dejado de existir y se había proclamado una nueva nación, Checoslovaquia. Pero el Fousek estaba casi extinto.

Esta raza tiene más bien pocos ejemplares en la actualidad, pero es adorada por sus excelentes cualidades como perro recuperador y puntero. Su fidelidad y versatilidad lo hacen aún más digno de ser amado. Esta raza se hizo inmensamente popular en Francia: la gente amaba la nariz del perro y su rasgo de ser un cazador muy cauteloso.

En 1887 el checo barbudo se consideraba una raza estándar y estable. Al año siguiente, en Inglaterra se organizaron clases presenciales para el perro.

Era inevitable que esta raza adorable se hiciera popular. Sin embargo, su popularidad disminuyó durante la Segunda Guerra Mundial. Afortunadamente, para los dueños de mascotas y cazadores, el checo barbudo recuperó su demanda inmediatamente después de la guerra.

Checo barbudo: temperamento

Características del checo barbudo

El rasgo más característico del checo barbudo es, sin lugar a dudas, su barba de chivo. La forma y el tamaño perfectos de esta raza de aspecto amigable la hacen ideal como puntero y recuperador.

Su cuerpo es ligeramente largo y no muy alto, y puede adaptarse a casi cualquier tipo de terreno. Su fuerza y resistencia son sus características más destacadas.

Su pelaje áspero, nunca rizado, se ha creado para trabajar en cualquier terreno. Posee generalmente un manto externo de color gris mediano, largo y recto, con marcas marrones.

Por otra parte, la capa interna es gruesa, suave y fina. Esto le ofrece protección en lugares pantanosos e incluso lo protege del frío. El movimiento de esta raza es muy rápido y eficiente.

Personalidad y temperamento

El checo barbudo es un animal versátil que es afable como mascota y fiero como perro de caza. Como mascota de la familia, es extremadamente leal, amable, siempre dispuesto a complacer, divertido y amable. También se comporta bien con otras mascotas, perros e incluso personas extrañas.

El checo barbudo también tiene una serie de habilidades que lo hacen muy popular. Es un buen perro de campo, experto en recuperar y señalar, y es que tiene excelentes cualidades para la caza en los bosques y pantanos. Además, sigue las instrucciones del cazador y, al mismo tiempo, actúa de forma independiente.

Checo barbudo: salud

Este perro caza también ratas y ratones en la casa. Cabe señalar que el checo barbudo necesita entrenamiento firme y que no es apto para vivir en espacios limitados, ya que necesita grandes espacios y mucho ejercicio.

Cuidado y salud del checo barbudo

Esta raza ama todo tipo de ejercicio como correr en el campo, jugar y trotar. El checo barbudo necesita una rutina de ejercicios diaria para poder drenar la energía.

Para evitar problemas en los oídos, las orejas de checo barbudo se deben mantener limpias. Para mantener su salud, el pelo de la región del canal auricular se debe arrancar con regularidad.

Debes cepillar el pelo del checo barbudo una o incluso dos veces a la semana. Además de esto, es esencial eliminar el vello muerto al menos dos veces al año.

Esta raza puede vivir al aire libre, siempre que se proporcione un refugio cálido. En general, el checo barbudo tiene una esperanza de vida de 12 a 14 años y rara vez sufre de alguna enfermedad importante.

Sin embargo, puede sufrir problemas menores de salud, como displasia de cadera canina, otitis externa, ectropión y entropión. Para identificar estos problemas en una etapa temprana, el veterinario puede recomendar exámenes de cadera y ojos para el perro.

  • Shaffer, L. G., Ramirez, C. J., Sundin, K., Connell, L. B., & Ballif, B. C. (2016). Genetic screening and mutation identification in a rare canine breed, the ceský fousek. Veterinary Record Case Reports4(2), e000346.
  • Moravčíková, N., Kasarda, R., Kukučková, V., & Trakovická, A. (2016). The canine melanophilin gene polymorphisms in Slovakian Rough-haired Pointer. Acta Fytotechnica et Zootechnica19(5).
  • Beccaglia, M., Ronchese, M., Grieco, V., Parma, P., & Luvoni, G. C. (2012). XX/XY chimaerism/mosaicism in a phenotypically female Wirehaired Pointing Griffon dog. In International Symposium on Canine and Feline Reproduction.