Cane corso: excelente perro de guardia y de compañía

Francisco María García · 19 abril, 2019
Si estás interesado en conocer una raza interesante, el cane corso es un perro especial; te presentamos las principales características de este bello animal y los cuidados esenciales para ofrecerle una vida sana y digna

El cane corso, también conocido como mastín italiano, es un perro de tipo dogo cuyo origen está en Italia. Estos perros destacan no solo por su aspecto imponente, sino también por su gran fidelidad y su temperamento protector.

Características físicas del cane corso

Como se ha mencionado, el cane corso es un perro moloso de tipo dogo, por lo que se trata de un animal robusto, con musculatura bien desarrollada y aspecto poderoso. Su pecho es ancho, largo y profundo, y la línea superior es notablemente musculada y recta.

A pesar de su fuerza y potencia física, el cane corso es un can de porte medio a grande, que debe conservar líneas elegantes con proporciones equilibradas.

Los machos pueden medir entre 64 y 68 centímetros a la cruz, con un peso corporal máximo de 50 kilos. Ya las hembras son un poco más pequeñas, con una altura de 60 a 64 centímetros a la cruz y un peso promedio de 40 a 45 kilos.

La cabeza del mastín italiano es ancha, pero no desproporcionada, con un diseño ligeramente convexo en su parte anterior y el stop bien marcado. El hocico es más corto que la extensión total del cráneo, que culmina en una trufa de color negro. Sus ojos oscuros tienen un formato ovalado y pueden ser algo sobresalientes.

La mayoría de los estándares oficiales de la raza aún mencionan las orejas amputadas, pero felizmente esta práctica es considerada innecesaria y cruel en la actualidad, por lo que viene perdiendo adeptos. Las orejas naturales de este perro tienen forma triangular, son colgantes y de inserción alta.

Cane corso italiano

El pelaje del cane corso es corto, denso y brillante, y su coloración puede variar entre negro, atigrado, tonalidades de grises (gris claro, gris oscuro, plomo y pizarra), leonado claro u oscuro y rojo cervato. Estos perros tienen una capa interna de pelos muy delgados que ayudan a protegerlo del frío y de las adversidades climáticas.

Temperamento y comportamiento del mastín italiano

El cane corso ha sido criado y perfeccionado para ser un auténtico perro guardián, que es capaz de poner toda su fuerza y habilidad en defensa de su familia y su hogar. No obstante, también ha sido entrenado para cuidar al ganado y para la caza mayor a lo largo de su historia.

En líneas generales, el carácter del cane corso puede ser definido como protector, independiente, enérgico y algo territorial. Estos animales experimentan un vínculo muy especial con sus dueños y familiares, son cuidadosos y protectores con los niños.  De hecho, se considera como uno de los perros de tipo dogo más pacientes y familiares.

Sin embargo, siempre es esencial recordar que el comportamiento de cada can dependerá mayormente de la educación y el ambienteproporcionados por sus propietarios.

El cane corso, como todos los perros, necesitará ser socializado desde cachorro y educado correctamente. De esta forma, se convertirá en un compañero obediente y equilibrado, que puede relacionarse de forma positiva con otros individuos y disfrutar su vida social.

Mastín italiano

Salud del cane corso

El cane corso es un can fuerte y resistente que, al recibir una adecuada medicina preventiva, podrá mantener una óptima salud. No obstante, al igual que todas las razas caninas, estos perros muestran cierta predisposición a desarrollar algunas enfermedades.

Los problemas de salud más comúnmente diagnosticados en el cane corso son:

  • Displasia de cadera
  • Torsión gástrica
  • Displasia de codo
  • Hiperplasia vaginal
  • Golpe de calor
  • Hipertrofia glandular
  • Problemas respiratorios
  • Entropión
  • Ectropión

Cuidados esenciales del mastín italiano

El cane corso requiere cuidados relativamente simples en el día a día. Su pelaje solo necesita ser cepillado una o dos veces por semana, para evitar el cumulo de pelos muertos y suciedades. Los baños pueden ser dados solo cuando el can esté realmente sucio, así que hay que evitar bañarlo más de una vez al mes.

Por su gran energía, el mastín italiano necesita ejercitarse diariamente para mantener un peso saludable y un comportamiento equilibrado. Además de realizar de dos a tres paseos diarios, se aconseja iniciarlo en algún deporte canino y presentarle juegos de inteligencia para estimular su mente.

Sin lugar a dudas, el adiestramiento y la socialización son los cuidados más fundamentales de un cane corso. Recuerda que el refuerzo positivo será el mejor aliado para educar a un carne corso y estimularlo a continuar aprendiendo a lo largo de toda su vida.