8 consejos útiles para ayudar a tu mascota a confrontar un cambio de casa

Los animales de compañía pueden estresarse tanto o más que tú a la hora de cambiar de casa. Por ello es importante conocer cómo ayudarles a vivir este proceso de la manera más cómoda posible.
8 consejos útiles para ayudar a tu mascota a confrontar un cambio de casa

Última actualización: 04 marzo, 2022

Un cambio de casa es un evento que suele convertirse en algo estresante para ti pero, ¿te has preguntado qué tan angustiante puede ser para tu mascota? Para los animales también es una situación incómoda, incluso en algunos casos suele traer problemas de comportamiento.

Para tu mascota la mudanza es un evento confuso y por ello es recomendable planearlo con calma. Aquí puedes conocer 8 consejos útiles para hacer una transición segura y fácil para ti y tu animal de compañía. 

1. Elige el hogar de tus sueños pensando también en tu mascota

Está perfecto que el hogar donde van a vivir sea el de tus sueños, sin embargo, asegúrate de que a tu mascota también le guste y que tenga un espacio para disfrutar sus días. Por esto, expertos recomiendan caminar por el vecindario para determinar si es seguro para el animal.

2. Evalúa el espacio

Cuando se trata de necesidades de espacio, los gatos y los perros difieren. Si tu mascota es un felino, asegúrate de que el lugar tenga suficiente capacidad para crear un ambiente vertical con estanterías o con lo que se te ocurra en la parte superior de los muebles.

Si tu animal de compañía es un perro debes tener en cuenta la raza y la etapa de vida del can. Los individuos mayores, los cachorros y los que tienen problemas de adiestramiento deberán salir a menudo y esto suele ser difícil en un edificio de apartamentos con muchas escaleras o en una casa sin patio. 

Un gato jugando entre estanterías.

3. Organiza el tiempo de empaque

Si eres dueño de un gato de seguro sabes que no son grandes fanáticos del cambio. Cualquier proceso que viva, si no se hace de la manera adecuada, suele traerle problemas de salud, de comportamiento, entre otras consecuencias. 

Ayuda a tu gato o perro asustadizo a adaptarse al cambio de casa trayendo cajas de mudanza desde temprano y familiarizándolo con una habitación ya vacía. Dale de comer allí y colocar su cama y sus juguetes.

El día de la mudanza, mantén a tu animal de compañía en esa habitación con la puerta cerrada o en la casa de un amigo. Con este cuarto ya vacío, tu mascota puede quedarse allí y no será necesario que la molesten mientras se lleva a cabo la gran mudanza. Esto asegurará que tu gato o perro no se asuste y trate de escapar rápidamente mientras los transportistas cargan el camión. 

4. Utiliza feromonas

El uso de un difusor de feromonas en la habitación de tu mascota le ayudará a sentirse más relajada durante la mudanza, pues es normal que haya golpes y ruidos extraños en la casa. Las feromonas son aromas naturales que son indetectables para los humanos, pero ayudan a mantener la tranquilidad en tu animal. Puedes además usarlos tanto en la casa antigua como en la nueva.

5. Poco alimento

La organización The People’s Dispensary for Sick Animals (PDSA) recomienda no alimentar a la mascota cerca del tiempo del viaje para el cambio de casa, ya que esto podría causar mareos. En su lugar, puedes darle pequeñas cantidades de su comida habitual a lo largo del día. 

Esto le dará al animal algo que hacer mientras estás ocupado y será más suave para su estómago si se siente ansioso. Además, también facilítale un juguete divertido para mantenerlo ocupado.

6. Familiariza a tu mascota con su trasportín

Muchas mascotas no han pasado tiempo suficiente en trasportines, jaulas o coches; por eso en las semanas o meses previos al gran cambio es recomendable aclimatar a tu animal de compañía gradualmente en su jaula. Para esto puedes colocar su comida adentro o darle golosinas o premios después de pasear en coche dentro del trasportín. Así ayudarás a aumentar la comodidad para el día de la mudanza. 

7. Haz un lugar seguro para tu mascota

Es importante que el entorno y el hogar además de cómodos y agradables, también sean seguros para tu animal. Para esto guarda los cables eléctricos, tapa los rincones donde tu mascota podría atascarse, asegúrate de que todas las ventanas tengan mallas seguras, retira las plantas venenosas y confirma que no haya trampas venenosas para el control de plagas en ningún lugar de la casa.

Un gato sentado en una mesa.

8. Preséntale el nuevo hogar a tu mascota poco a poco

Cuando llegues a tu nuevo hogar, será tentador dejar a tu animal suelto en la casa para que comience a explorar. Sin embargo, un espacio nuevo y desconocido puede resultar abrumador.

Por esto, empieza por permitirle que se adapte primero a una habitación. Esta debe incluir sus juguetes favoritos, golosinas, tazones de agua, comida y demás elementos básicos. Cuando tu mascota se sienta cómoda, introdúcela gradualmente en otras habitaciones de la casa manteniendo algunas puertas cerradas.

Con paciencia, tu animal de compañía se sentirá como en casa en menos de lo que crees. Para que esto ocurra con facilidad recuerda tener paciencia y seguir estos consejos y las recomendaciones que te dé su veterinario. 

Te podría interesar...
Quiero ser un buen dueño para mi perro 
Mis Animales
Leerlo en Mis Animales
Quiero ser un buen dueño para mi perro 

Si quieres ser un buen dueño para tu perro debes darle más de lo que necesita, debes eesforzarte por hacerlo un perro feliz.