¿Cálculos urinarios en perros y gatos?

Este artículo fue redactado y avalado por la bióloga Silvia Conde
· 25 mayo, 2019
Los cálculos urinarios en perros y gatos suponen una afección del tracto urinario inferior bastante frecuente en las clínicas veterinarias

Los cálculos urinarios son otras de las afecciones que compartimos con los animales. Se trata de pequeñas –o no tan pequeñas– deposiciones minerales que se pueden acumular en la vejiga o en las vías urinarias. Pueden llegar a ser muy dolorosos y provocar obstrucciones. En Mis Animales aprenderás cómo se forman y tratan los cálculos urinarios en perros y gatos.

¿Cómo se forman los cálculos urinarios en perros y gatos?

Los cálculos se forman por la precipitación de minerales en la orina: magnesio, fósforo y calcio, principalmente. El pH de la orina facilita la precipitación de un tipo u otro de cristal. Inicialmente son microscópicos, pero pueden crecer considerablemente hasta verlos a simple vista. Son varios los factores que favorecen la formación de los cálculos urinarios.

  • Tipo de alimentación. Los piensos de baja calidad pueden crear cálculos urinarios, pues suelen tener una alta concentración de sales minerales. Esta es otra de las muchas razones para invertir en un buen pienso.
  • Infecciones del tracto urinario.
  • Enfermedades metabólicas.
  • Genética. Hay razas de perros y gatos con mayor predisposción genética a la formación de cálculos. En dálmatas es común la formación de cristales de urato, en yorkshires de fosfato cálcico, los teckels y terranova de cistina, etc . En gatos, los himalayos, persas y birmanos suelen sufrir cálculos con mayor frecuencia. El sexo y la edad también son condicionantes. Por ejemplo, en gatos machos es más habitual ver cálculos, su uretra es más pequeña y tienen más riesgo de obstrucción.

Tipos de cálculos urinarios

Tipos de cálculos urinarios

Según el tipo de mineral que precipite, nos encontramos diferentes tipos:

  • Cálculos de estrutiva: su presencia en perros está asociada a una infección bacteriana, habitual en hembras.
  • Cálculos de oxalato cálcico: junto los cálculos de estruvita, son los más comunes en perros.
  • Cálculos de urato: se forman a partir del ácido úrico. El dálmata es la raza con mayor riesgo de cálculos de urato, por un metabolismo poco eficiente de la urea.
  • Cálculos de cistina: suelen aparecer en animales con una alteración genética en la reabsorción de la cistina en los riñones.

¿Cómo saber si mi mascota tiene cálculos urinarios?

En general, los cálculos, según el tamaño, dañan las paredes de las vías urinarias provocando inflamación y pueden llevar a una infección urinaria. Un perro o gato con cálculos urinarios puede presentar:

  • Dificultad para orinar.
  • Pérdidas urinarias.
  • Sangre en la orina.
  • Dolor.
  • Se lame la zona genital más de lo habitual.

En la clínica, el veterinario analizará la densidad y el sedimento urinario de una muestra de orina. Al microscopio pueden verse los diferentes tipos de cristales. También realizará una tira de orina, que es una forma de hacer un análisis físicoquímico bastante completo. Si confirma la presencia de cálculos urinarios, probablemente haga una ecografía o radiografía para localizarlos.

Tira de orina

Tratamiento de los cálculos urinarios en perros y gatos

Cada tipo de cálculo tiene un tratamiento diferente. Los cálculos pequeños de estruvita se pueden disolver con una dieta especialmente formulada que acidifique el pH de la orina.  En cambio, los cálculos de oxalato de calcio, urato y cistina necesitan tratamiento quirúrgico.

Si los cálculos se extraen de la vejiga, se hará una cistotomía. Si están en la uretra, se practicará una uretrotomía. A veces, sobre todo en gatos machos, es necesario realizar una pequeña abertura para permitir que cualquier cálculo futuro pueda salir sin provocar obstrucción. En este caso, hablamos de una uretrostomía.

Previamente,  si hay una obstrucción, es necesario sondar al animal para desobstruir el conducto urinario. En gatos suele ser una urgencia veterinaria y es necesario actuar con los primeros indicios. Por otra parte, se tratará la infección urinaria con antibióticos y antiinflamatorios.

Perro tiene cálculos renales

¿Se puede prevenir la formación de cálculos urinarios?

Como hemos comentado, hay componentes genéticos que influyen en la formación de cálculos, pero podemos limitar su formación con unos cuantos cambios en la vida de nuestra mascota:

  • Animar a beber agua con más frecuencia a estos animales. Diluir la orina limita la concentración de minerales que precipiten. También podemos complementar con una dieta húmeda.
  • Reducir las situaciones de estrés. Afecta al pH de la orina y suele ser un gran condicionante que empeora la salud urinaria, sobre todo en gatos.
  • Proporcionar una alimentación de calidad. Seguir las indicaciones del veterinario si nuestra mascota necesita una dieta formulada para problemas urinarios.

Ahora ya sabes que los cálculos urinarios en perros y gatos existen, y son bastante frecuentes. Si detectas algunos de los síntomas de cálculos, acude al veterinario para que confirme el diagnóstico.

  • Mª Elena Fernández, Comunicación Científica Royal Canin Ibérica, S.A. Axonveterinaria. Lo que hay que saber sobre la urolitiasis canina.
  • Gemma Baciero, Comunicación Científica Royal Canin Ibérica, S.A. Comunicación Científica Royal Canin Ibérica, S.A. Axonveterinaria. Urolitiasis canina.
  • Maruska Suárez, Corali Bertolani, Ana Avellaneda, María Dolores Tabar. AVEPA. Las vías urinarias, tan sencillas como complejas, 2013.
  • American College of Veterinary Surgeons (ACVS). Cálculos urinarios.