¿Cada cuántas horas debe comer mi perro?

¿Antes o después del paseo? ¿Cuántas veces al día? ¿Siempre la misma cantidad? Es normal tener estas dudas al principio, pero aquí te ayudamos a resolverlas.
¿Cada cuántas horas debe comer mi perro?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 31 marzo, 2023

Canes grandes, pequeños, con ansiedad por comer o con problemas de salud física, cada uno es un mundo y es normal que te preguntes cada cuántas horas debe comer tu perro. Aunque lo cierto es que no hay un número mágico, sí existen una serie de pautas para tener en cuenta para establecer un horario.

Aquí encontrarás información relevante para decidir sobre esta cuestión. No te pierdas nada, pues los perros son animales rutinarios y agradecerán que tengas un horario establecido para sus comidas. Vamos a entrar en el tema.

¿Cuánto necesita comer un perro?

Lo primero que deberías establecer, antes de elegir cada cuántas horas debe comer tu perro, es qué cantidad le das. Programar más dosis no significa darle más comida, sino repartir la cantidad diaria en las tomas que más le convenga a tu compañero canino.

Para un adulto con dieta de mantenimiento, la dosis diaria recomendada es un 2-3 % de su peso ideal. Ahora bien, si es necesario controlar esta cuestión, recuerda que tu mejor opción es consultar con un veterinario para que diseñe una dieta personalizada para tu caso.



¿Cada cuántas horas debe comer un perro?

Ahora entramos en el quid de la cuestión. Como se decía arriba, no hay un número universal de veces que todos los canes deban comer al día. Para elegir una frecuencia se debe tener en cuenta, en primer lugar, las características del perro:

  • Cachorros: conviene que coman una media de 5 veces al día, ya que queman energía con mucha velocidad y se encuentran en etapa de crecimiento. Además, no deben ingerir mucha cantidad de comida de golpe.
  • Adolescentes (6 meses – 1 año de edad, aproximadamente): se puede reducir la cantidad de tomas a 3 diarias.
  • Adultos: muchos de ellos se bastan con 2 tomas al día.
  • Perros grandes: en ocasiones pueden tomar toda su ración de una vez, pero se siguen recomendando 2 para controlar su tendencia a la obesidad.
  • Perros con ansiedad por la comida: para este tipo de casos siempre se aconseja dividir la toma diaria en más partes de lo habitual. Si es adulto, por ejemplo, sería recomendable darle de comer 3 o 4 veces al día.
  • Canes que comen poco: hablamos de casos de perros que van probando bocados cada cierto tiempo en lugar de terminarse su bol de una vez, sin que haya problemas de salud por medio. En estos raros ejemplos, se podría dejar la dosis diaria disponible (ad libitum) para el animal durante todo el día.

Como ves, son muchas las condiciones a tener en cuenta, por lo que siempre has de estudiar tus propias circunstancias antes de tomar una decisión. Reiteramos, de nuevo, la utilidad de consultar con un profesional para esta cuestión, tanto veterinario como etólogo (para los casos de los trastornos de conducta relacionados con la comida).

¿En qué momento del día deben comer?

Más que dividir las tomas por horas, el perro agradecerá que le alimentes siempre en determinados momentos del día, siguiendo una rutina en sus actividades. Lo que más recomiendan los expertos es alimentarle tras el paseo, de forma que asocien la salida a la calle con algo bueno y un posterior descanso.

No obstante, hay personas que optan por alimentar a su can antes de salir a la calle para evitar que tenga hambre durante el paseo y coma aquello que encuentre por el suelo. Aunque esto no suele tener un resultado 100 % eficaz para la pica, sí es posible que resulte de apoyo para corregir este comportamiento.

A pesar de estos detalles, lo más importante es que alimentes a tu compañero canino siempre a la misma hora del día y que los cambios en su dieta sean progresivos. En la primera toma, pesa la cantidad para todo el día y divídela para no equivocarte. 

Piensa que la rutina es una forma de comunicación efectiva con tu animal, pues es la mejor manera de que se sienta seguro de que va a recibir comida todos los días y que tus acciones son coherentes con lo que él comprende de ti.

Recomendaciones

Un perro con un bol de comida.

Para una alimentación efectiva y sana de tu can no solo debes cuidar la calidad del pienso y dividir sus tomas, sino que hay otros detalles a considerar. El material y la forma del comedero, suplementos alimenticios, marcas de pienso, alimentos naturales… es normal que sientas confusión buscando lo mejor para tu animal.

No temas. Además de poder contar con expertos para guiarte, también obtendrás señales de tu animal para guiarte en este ajuste. Es normal que, recién adoptado, nada parezca cuadrar con sus necesidades, pero daos un tiempo para adaptaros el uno al otro y acabarás por encontrar fluidez. Lo más importante es, siempre, conseguir la mejor calidad de vida para tu amigo peludo.


Todas las fuentes citadas fueron revisadas a profundidad por nuestro equipo, para asegurar su calidad, confiabilidad, vigencia y validez. La bibliografía de este artículo fue considerada confiable y de precisión académica o científica.



Este texto se ofrece únicamente con propósitos informativos y no reemplaza la consulta con un profesional. Ante dudas, consulta a tu especialista.